Hoy se reanudan Schwarztman-Nadal y Del Potro-Cilic

07 Jun 2018

PARÍS.- Según el lado del que se lo vea, que la lluvia haya interrumpido los partidos de cuartos de final de Roland Garros puede haber sido beneficioso, o no, para los tenistas argentinos que las protagonizaban. En todo caso, la cuestión quedará en el campo de las conjeturas. Para hoy, cuando se reanuden ambos partidos, la misma lectura: puede que la tendencia se mantenga, o puede que nada tenga que ver con lo visto ayer.

Era formidable el desafío que planteaba el bonaerense Diego Schwarztman al español Rafael Nadal. En la cancha del estadio “Philippe Chatrier”, el N°1 del mundo había tenido que apelar a su ya tradicional amor propio para empezar a enderezar el rumbo de una historia que se le presentó díficil. Sacaba 5-3 y 30-15 en el segundo set después de haber perdido 6-4 el primero. Y entonces la lluvia arreció y ya no hubo otra opción que dejar las cosas como estaban.

Frente a “Peque”, el diez veces campeón de Roland Garros cedió un parcial en el torneo por primera vez en tres años (fueron exactamente 1.099 días). La última vez que había cedido un set en en el certamen parisino ocurrió en 2015, cuando el serbio Novak Djokovic lo venció en cuartos de final. Un dato: “Rafa” estaba a cuatro del récord que estableció el sueco Björn Borg entre 1979 y 1981.

Schwartzman respondió con firmeza en los intercambios y rompió tres veces el servicio del español, que solicitó asistencia médica y fue vendado por el fisioterapeuta del torneo en las dos muñecas. En esos momentos, “Peque” estaba siendo mejor en todo, especialmente en el dominio desde la línea blanca, justamente el punto fuerte del español. La estadística de tiros ganadores era clara: 26 a 8.

La primera interrupción por lluvia llegó cuando Schwartzman, el jugador más bajo del circuito, iba con ventaja de 3-2 en el segundo set. La pausa le vino bien a Nadal, que se recuperó, quebró a su rival y se puso 5-3 con su saque. Pero entonces, cuando estaba 30-15 al servicio, la lluvia llegó nuevamente. Tras varios minutos de espera, la organización decidió interrumpir definitivamente el partido.

Frente a un valiente Schwartzman, Nadal mostró flaquezas por primera vez en el torneo. El ibérico no hizo comentarios a la prensa y sólo se expresó por intermedio de Twitter: “de vuelta en el hotel y ya con el pensamiento en el partido de mañana (por hoy). A descansar y mañana más”.

También fue interrumpido el duelo entre Juan Martín del Potro y el croata Marin Cilic, que se enfrentaban en la restante serie de cuartos de final.

Los espigados sacadores disputaban el desempate del primer set cuando la actividad en la cancha del estadio “Suzanne Lenglen”, la segunda más importante de torneo, fue suspendida. El tandilense y el europeo igualaban 5-5 en el tie-break, con saque para Del Potro.

Ambos contaron con puntos de quiebre, pero ninguno pudo capitalizarlos. La igualdad persistió también en el desempate, pues apenas perdieron su servicio en dos ocasiones.

Cilic, en lo que duró el match, hizo de los aces una poderosa herramienta. Pero también buscó incomodar a “Delpo” con tiros de aproximación.

El tandilense se dejó ver firme, aunque no logró contar con una devolución aceitada. Hoy, intentará mejorar en ese aspecto para buscar su pasaje a las semifinales de Roland Garros y al cuarto puesto del ranking que por ahora le pertenece a Cilic. Al croata, uno de sus mejores amigos en el circuito, “Delpo” lo supera en las estadísticas con diez triunfos y sólo dos derrotas. (Especial-DPA)

Comentarios