Manzur avala a Pichetto y se distancia de Macri

El gobernador se reunió con el Presidente en un hotel termense, luego de la tensión generada por el veto a la ley “antitarfazos”. “El peronismo acompaña al Presidente. No estoy de acuerdo con esto de la irresponsabilidad”, adujo el mandatario tucumano

02 Jun 2018
5

EN LAS TERMAS DE RÍO HONDO. Macri y Manzur conversaron durante más de 40 minutos; el gobernador planteó sus críticas a la política económica. télam

Se encolumnó con el peronismo y tomó distancia del macrismo. Anoche, el gobernador Juan Manzur se reunió durante casi una hora con el presidente de la Nación, Mauricio Macri, en un hotel de Las Termas del Río Hondo. Allí, tras el encuentro, el mandatario tucumano rechazó los dichos del jefe de Estado respecto de que el peronismo había actuado con irresponsabilidad al momento de aprobar el proyecto que frenaba los aumentos en las tarifas de los servicios públicos.

La reunión estaba pautada para el jueves en Cachi, Salta, pero ese día Manzur no pudo viajar -adujo cuestiones climáticas-, por lo que la cita se postergó para anoche, en la última parada de la minigira presidencial por la región. En un salón del hotel Amerian, Manzur se entrevistó durante más de 40 minutos con Macri y con el ministro del Interior, Rogelio Frigerio.

“Cada vez que el Presidente me cite, ahí voy a estar para discutir, consensuar y avanzar”, dijo a modo de introducción Manzur poco antes de las 21 desde la localidad santiagueña.

El encuentro se dio luego del pico de tensión entre la Nación y los gobernadores justicialistas, que habían apoyado la decisión de los senadores peronistas de aprobar el proyecto que había salido de Diputados. Tras la sanción de la norma, el Presidente la vetó inmediatamente y viajó a Salta, en donde tildó de “irresponsable” la actitud del peronismo. “¿Para qué lo hicieron? ¿Querían hacer una demostración de poder en el peronismo? Ya sabemos que tienen la mayoría en ambas cámaras. Pero no se equivoquen: el poder lo tiene la gente y los argentinos decidieron un cambio”, había dicho el jefe de Estado.

Anoche, Manzur refutó los dichos del Presidente y, aseguró, se lo planteó personalmente durante la reunión mantenida. “Con mucho respeto, no estoy de acuerdo con esto de la irresponsabilidad. El peronismo en su conjunto viene acompañando al Presidente en estos dos años y medio, y hay cosas con las que a veces no estamos de acuerdo y el Presidente está en todo su derecho y en toda su facultad de ejercer el derecho constitucional que tiene al veto. El que fija la política nacional es el presidente, el que da las pautas y los lineamientos en materia económica es el Presidente,; él está en su derecho y es una decisión exclusiva de él”, expuso Manzur.

“Yo le manifesté esto”, añadió. Y luego dedicó algunos minutos a defender la figura del jefe del bloque de senadores Argentina Federal, que integran los tucumanos José Alperovich y Beatriz Mirkin. “Ratifico el apoyo y el acompañamiento al presidente del bloque, Miguel Pichetto. Es un hombre de consulta dentro del peronismo, que permanentemente busca el diálogo, busca el acuerdo y consensuar políticas. Como gobernador, ratifico nuestro acompañamiento al senador Pichetto”, sostuvo el tucumano.

El respaldo al jefe de la bancada justicialista en la Cámara Alta, luego de haber sido el centro de las críticas, fueron repetidas por Manzur en una conferencia de prensa que brindó a los medios apostados en el hotel termense.

“El peronismo construye una especie de Frankenstein en el que se juntan todos, pensando distinto en muchas cosas, y terminan dándole el rostro de Cristina Fernández”, dijo incluso ayer el jefe de Gabinete argentino, Marcos Peña, en una entrevista con radio Mitre. La postura de Manzur, además, se da luego de que su par salteño, Juan Manuel Urtubey, considerara “razonable” que el Presidente estuviera enojado con el peronismo. “Es razonable que Macri tenga bronca con el peronismo”, dijo a La Nación el salteño.

“Cada vez que me convoque el Presidente voy a estar. Esto tiene que ver con la gobernabilidad. Voy a ayudar a la gobernabilidad de este país, eso también le manifesté personalmente”, concluyó el gobernador Manzur.

De Salta a Santiago del Estero

Análisis de la situación regional.- Referentes tucumanos de Cambiemos mantuvieron una reunión de trabajo en Salta con funcionarios nacionales y delegaciones macristas de otras provincias de la región. Por Tucumán concurrió una veintena de dirigentes, entre ellos los diputados José Cano (UCR) y Facundo Garretón (PRO), la senadora Silvia Elías de Pérez (UCR), los intendentes de la Capital, Germán Alfaro; de Concepción, Roberto Sánchez; y de Yerba Buena, Mariano Campero; y los legisladores Alberto Colombres Garmendia, José Canelada y Eudoro Aráoz, entre otros. También participaron del mitin concejales y responsables de las delegaciones locales de organismos nacionales.

La arenga presidencial.- Luego del trabajo interno alrededor de una mesa en el Centro de Convenciones salteño, en el que analizaron detalles de coordinación entre los funcionarios nacionales y los referentes provinciales de Cambiemos,y la marcha de los programas de obra que financia la Nación en el interior, llegó el turno de la exposición del presidente, Mauricio Macri. El jefe de Estado se ubicó en una cabecera, flanqueado por el titular del PRO a nivel nacional, Humberto Schiavoni; y por el diputado tucumano José Cano, referente local de esa alianza. “Cuanto más irracionalidad, más irresponsabilidad y más palos en la rueda nos pongan, más serenidad tenemos que mostrar”, lanzó el Presidente. Asimismo, el mandatario pidió a los dirigentes del oficialismo: “No aflojemos y sigamos transmitiendo convicción”. “Estamos yendo por el camino correcto”, agregó; aunque reconoció que “al día de hoy todavía no están resueltas cosas que nos ponen en situación vulnerable”. Finalmente, exhortó a los dirigentes de la región a no dejarse influenciar por aquellos que “siempre piensan que está todo mal”.

El turno de los gobiernos locales.- Antes de dejar Salta, el jefe de Estado se reunió con intendentes del NOA. De ese cónclave participó el jefe municipal de San Miguel de Tucumán, Germán Alfaro (foto superior). Además, estuvieron el anfitrión Gustavo Sáenz, y los jefes municipales Raúl “Chuli” Jorge (San Salvador de Jujuy) y Alberto Paredes (La Rioja). También fueron de la partida del encuentro el ministro del Interior, Rogelio Frigerio; el secretario de Interior, Sebastián García de Luca, y el subsecretario de Asuntos Municipales, Lucas Delfino. La Rosada gesta una Agencia Federal de Municipios, para escindirse de la Federación Argentina de Municipios, conducida por el kirchnerismo.

Las Termas de Río Hondo, última parada por la región.- Poco después de las 17, el presidente Mauricio Macri aterrizó en Las Termas del Río Hondo. De inmediato se instaló en el Hotel Amerian para iniciar la ronda de reuniones programadas con gobernadores de la región. La primera en mantener una reunión de trabajo fue la mandataria de Catamarca, Lucía Corpacci. La justicialista asistió al convite parte de su gabinete, por lo que junto a Macri se sentaron también funcionarios nacionales. Antes, Macri dejó inaugurado un comedor infantil en el barrio Independencia de la localidad santiagueña de La Banda. Para hoy, en tanto, está programada una reunión de trabajo junto al gobernador anfitrión, Gerardo Zamora. Luego, el Presidente regresará a Capital Federal.

Comentarios