La UE propone prohibir los plásticos de un solo uso, como platos y sorbetes

La propuesta incluye 10 elementos de uso habitual para los cuales ya existen alternativas más ecológicas. La medida busca avanzar en la protección de playas y de océanos, donde el material produce una alarmante contaminación

29 May 2018
1

DESCARTABLES. mercadolibre.com

BRUSELAS, Bélgica.- La Comisión Europea presentó una propuesta para prohibir la vajilla y cubiertos desechables de plástico, las pajitas, los palos para sostener globos y los bastoncillos para los oídos, entre otros, en un intento de combatir la enorme contaminación de los océanos con este material.

También se combatirá el uso de otros artículos desechables de plástico. “Esta iniciativa -dijo el vicepresidente de la Comisión, Frans Timmermans- es buena para Europa y para el mundo”.

Los planes afectan a la industria del plástico, que según cifras de la Comisión tuvo en 2015 una facturación de 340.000 millones de euros (396.000 millones de dólares) en la Unión Europea (UE) y dio empleo a 1.500 millones de personas.

La mayor parte de los productos que se prohibirán no se fabrican en la UE.

Timmermans subrayó para tranquilizar a los consumidores que existen alternativas más ecológicas a los productos que serán prohibidos. Se seguirá pudiendo celebrar fiestas al aire libre, remover cócteles o limpiarse los oídos, indicó.

También hay motivos económicos para avanzar en la propuesta, añadió. Hasta 2030 se podrían evitar daños medioambientales por valor de 22.000 millones de euros, estimó la Comisión. Los consumidores podrían ahorrarse 6.500 millones de euros.

La Comisión dice que hay que tomar medidas para proteger los océanos, que reciben al año 500.000 toneladas de basura plástica. Más del 80% de la basura de los mares es plástico.

La directiva de la Comisión afecta a 10 productos, así como a las redes de pesca desechables que según su análisis constituyen en conjunto el 70% de la basura en las playas.

Se prohibirán únicamente productos para los que haya alternativas. Los empaquetados plásticos para alimentos y bebidas seguirán en circulación pero se buscará reducirlos al máximo. Para ello, los países miembros de la UE deberán establecer objetivos de reducción y etiquetar los productos de manera unitaria.

Además, hasta 2025, todos los países de la UE deberán recolectar el 90% de sus botellas de plástico para su reciclado, si es necesario con un sistema de depósito retornable como el que existe en Alemania desde 2003.

La propuesta también defiende que los fabricantes de ciertos productos asuman parte de los costes de la limpieza del medio ambiente y las campañas informativas. Hasta ahora corrían a cargo de los contribuyentes y, por ejemplo, del sector turístico, que ya aporta anualmente 30 millones de euros para la limpieza de las playas.

También deberán ocuparse de la gestión de los residuos los fabricantes de redes de pesca con componentes plásticos. La Comisión no ha establecido el monto que deberán aportar.

La directiva es por el momento un borrador que debe ser negociado por los estados miembros y en el Parlamento Europeo, por lo que su aprobación y puesta en marcha podría demorarse años. (DPA-Reuters)

¿Cuál es el problema?
En todo el mundo se usan enormes cantidades de plástico que acaban en la basura. Solamente en la Unión Europea (UE) se producen al año unas 26 millones de toneladas de basura plástica, de la que menos del 30% se recupera para reciclar. El resto termina, en su mayor parte, en los basurales o volcado al medio ambiente. La Comisión Europea quiere lograr que, hasta el año 2030, todo el plástico que se fabrique sea reutilizable. Cada año acaban en los océanos 500.000 toneladas de basura plástica, con consecuencias catastróficas para peces, aves y seres humanos, que son el último eslabón de la cadena alimentaria. Hasta un 85% de la basura de las playas europeas está constituida por plástico, la mitad de ellos, productos de usar y tirar. También juegan un papel enorme en la contaminación las redes de pesca con componentes plásticos.
============06 TEX VARIOS ITEMS 1 (12367667)============
¿Qué busca la Comisión?
El proyecto de la Comisión Europea hace una lista de los 10 productos plásticos que más aparecen en la basura de las playas y prohíbe aquellos para los que hay alternativas de otros materiales: platos y cubiertos, pajitas, batidores de cócteles, varillas para globos y bastoncillos para los oídos.  Además, la Comisión menciona otros productos que no prohíbe pero que si quiere reducir al máximo posible, como los envases para comida rápida, globos, botellas y tapas. En el futuro llevarán inscripciones para la correcta eliminación de los residuos. Para que las tapas no salgan volando, se proyecta que vayan unidas a las botellas. Y los fabricantes de bolsas de chips, de paquetes de cigarrillos y de otros productos hallados a menudo tirados tendrán que contribuir con fondos para su recolección y las campañas de información.
============06 TEX VARIOS ITEMS 1 (12367666)============
¿Cuándo entrará en vigor la prohibición?
Pueden pasar años, porque se trata de una propuesta que aún debe ser negociada con el Parlamento Europeo y los estados miembros. Seguramente no será antes de las elecciones europeas de 2019. Una vez aprobada, la directiva tiene que ser a su vez aplicada por los países.
============06 TEX VARIOS ITEMS 1 (12367665)============
¿Sirve de algo prohibir las pajitas?
Las pajitas se han convertido para los activistas del medio ambiente en un símbolo mundial del usar y tirar con gravísimas consecuencias ecológicas. La organización medioambiental Seas at Risk, con sede en Bruselas, estima que en los 28 países de la UE se consumen al año más de 36.000 millones de sorbetes. Teniendo en cuenta que hay unos 512 millones de ciudadanos, se trata de 71 por cabeza, al año.

¿Cuál es el problema?
En todo el mundo se usan enormes cantidades de plástico que acaban en la basura. Solamente en la Unión Europea (UE) se producen al año unas 26 millones de toneladas de basura plástica, de la que menos del 30% se recupera para reciclar. El resto termina, en su mayor parte, en los basurales o volcado al medio ambiente. La Comisión Europea quiere lograr que, hasta el año 2030, todo el plástico que se fabrique sea reutilizable. Cada año acaban en los océanos 500.000 toneladas de basura plástica, con consecuencias catastróficas para peces, aves y seres humanos, que son el último eslabón de la cadena alimentaria. Hasta un 85% de la basura de las playas europeas está constituida por plástico, la mitad de ellos, productos de usar y tirar. También juegan un papel enorme en la contaminación las redes de pesca con componentes plásticos.

¿Qué busca la Comisión?
El proyecto de la Comisión Europea hace una lista de los 10 productos plásticos que más aparecen en la basura de las playas y prohíbe aquellos para los que hay alternativas de otros materiales: platos y cubiertos, pajitas, batidores de cócteles, varillas para globos y bastoncillos para los oídos.  Además, la Comisión menciona otros productos que no prohíbe pero que si quiere reducir al máximo posible, como los envases para comida rápida, globos, botellas y tapas. En el futuro llevarán inscripciones para la correcta eliminación de los residuos. Para que las tapas no salgan volando, se proyecta que vayan unidas a las botellas. Y los fabricantes de bolsas de chips, de paquetes de cigarrillos y de otros productos hallados a menudo tirados tendrán que contribuir con fondos para su recolección y las campañas de información.

¿Cuándo entrará en vigor la prohibición?
Pueden pasar años, porque se trata de una propuesta que aún debe ser negociada con el Parlamento Europeo y los estados miembros. Seguramente no será antes de las elecciones europeas de 2019. Una vez aprobada, la directiva tiene que ser a su vez aplicada por los países.

¿Sirve de algo prohibir las pajitas?
Las pajitas se han convertido para los activistas del medio ambiente en un símbolo mundial del usar y tirar con gravísimas consecuencias ecológicas. La organización medioambiental Seas at Risk, con sede en Bruselas, estima que en los 28 países de la UE se consumen al año más de 36.000 millones de sorbetes. Teniendo en cuenta que hay unos 512 millones de ciudadanos, se trata de 71 por cabeza, al año.

Comentarios