Qué opinaron Jacinto Roldán y Ricardo Troitiño sobre la derrota de San Martín

Dos referentes del "Santo" brindaron sus puntos de vista luego del 0-1 ante Sarmiento.

28 May 2018
1

NO PUDO. Arce adivinó la dirección del remate de Miracco, pero no le alcanzó. foto de maría silvia granara (especial para la gaceta)


jacinto eusebio Roldán
uno de los ídolos de san martín

Jacinto Eusebio Roldán - Uno de los ídolos de San Martín

San Martín manejó la pelota, sobre todo, en la segunda parte del encuentro, pero careció de profundidad para llegar a la igualdad. Por eso perdió el partido.

En los primeros 45 minutos, Sarmiento lo llevó por delante a San Martín, que entró a jugar un poco distendido. No es bueno que esto ocurra en un partido donde estás jugando todo lo que hiciste durante la temporada. En el penal, el árbitro estuvo demasiado severo con la sanción. El delantero local comenzó a tirarse mucho antes que Acevedo tuviera contacto con él.

En el complemento se vio lo mejor del equipo. Esta mejoría coincidió con que Matías García tuvo mayor participación en el juego y todos sabemos lo determinante que es la tarea de “Caco” en la elaboración del juego.

Estoy convencido que San Martín lo puede dar vuelta en la revancha. Eso lo demostró en el segundo tiempo. Apenas mejoró un poco estuvo cerca de la igualdad. Pero no hay que confiarse. Ellos cuentan con jugadores experimentados.


PUNTO DE VISTA II

Deberán cambiar de actitud

Ricardo Luis Troitiño - Ex jugador “santo” y actual DT de Inferiores

Fue un partido muy complicado. San Martín lo respetó demasiado a Sarmiento. Fuimos un equipo sin ideas que sucumbió ante un rival que jugó más concentrado y aprovechó el momento que se le presentó para establecer la diferencia. San Martín tendría que haber salido a jugar el encuentro mucho más adelante y no esperarlo tanto en la mitad de la cancha. Esto último le dio la posibilidad a Sarmiento de buscar el arco de Arce y estuvo cerca de estirar la ventaja.

Lo mejor del equipo volvió a ser la tarea de Claudio Bieler, un jugador distinto. Aunque en esta ocasión careció de compañía se la ingenió para tener esa chance que apenas se le fue arriba del travesaño. Lo que me extrañó fue la pasividad con que San Martín salió a jugar el partido, especialmente en la marca. Esto le otorgó a ellos los espacios necesarios para manejarle la pelota.

Para la revancha, será necesario un cambio de actitud y salir a apretar en las cercanías de la área rival. San Martín es mucho más de lo que, esta vez, mostró en Junín.

Comentarios