Ciudad “fierrera” por excelencia

El partido no altera la calma de una ciudad que no se apasiona por el fútbol.

27 May 2018 Por Bruno Farano
1

LOS HINCHAS DEL "SANTO" A JUNÍN. LA GACETA/ DIEGO ARÁOZ

Es sábado por la tarde, y en Junín el canto de los pájaros es una melodía que baja las pulsaciones casi a cero. La siesta parece sagrada y casi no hay personas en las calles. Cualquier persona que ingresa a un bar o camina por el centro en ese horario llama la atención. Tanto o más que cuando se explica que se espera por la cobertura de la primera final del Reducido, entre Sarmiento y San Martín. “Va a ser un lindo partido”, asegura José, empleado de una estación de servicios céntrica, al tiempo que se admira por lo que dicen los medios de información juninenses. “Van a venir 4.000 tucumanos. Impresionante”, espeta.

La ciudad no está convulsionada -ni mucho menos- con el fútbol. Que Sarmiento esté a dos pasos de volver a codearse con los grandes no es un tema excluyente. “Acá el fútbol no es tan pasional como puede ser en Tucumán. Hoy la gente irá al estadio a apoyar a Sarmiento porque el ascenso será bueno para la ciudad. Nada más”, dice Roberto, un mozo que deja en claro que el deporte motor es el que se roba toda la atención. “Acá todos se vuelven locos con los ‘fierros’; eso sí que es una pasión”, agrega.

Hacia la tarde-noche comienzan a aparecer los primeros hinchas tucumanos, y el rojo y blanco comienza a copar la parada. “Es impresionante la locura que muestran los tucumanos. Van a venir 4.000 de visitantes... y lo que será esa cancha en el partido de vuelta”, se ríe Roberto, sin entender mucho lo que es significa el fútbol para cualquier persona nacida en el “Jardín de la República”.

Cuando Lionel Messi y compañía comiencen con su travesía en Rusia 2018, acaso los juninenses se prendan a la pantalla para ver un poco de fútbol. Por lo pronto, hoy Sarmiento no cuenta con apoyo masivo. Aunque, claro, el sentimiento de pertenencia tira, y hoy todos querrán que el “Verdolaga” le gane la pulseada al “Santo”.

La gente de la Agencia de Prevención de la Violencia en el Deporte (Aprevide) montará hoy un vasto operativo de seguridad, del cual participarán 320 miembros de Gendarmería nacional, y de las Policías Federal y de la Provincia de Buenos Aires. Junín se prepara para vivir una fiesta. Pero los protagonistas serán los visitantes, no los anfitriones. 

Temas

Lionel Messi
Comentarios