En la Nación, el magistrado transitorio será elegido por sorteo

26 May 2018

El nuevo régimen de cobertura provisoria de los juzgados vacantes de la esfera nacional y federal establece que los suplentes serán escogidos por sorteo público. Podrán desempeñarse como subrogantes o transitorios los jueces en funciones; conjueces preseleccionados de manera objetiva por el Consejo de la Magistratura de la Nación y magistrados jubilados que no hubiesen alcanzado los 75 años (este límite para el ejercicio de la judicatura previsto en la Constitución Nacional no rige en Tucumán: los magistrados locales pueden jubilarse cuando lo deseen a partir del momento en el que reúnen los requisitos generales).

El régimen renovado de subrogantes para la Justicia Nacional y Federal fue convertido en ley el mes pasado, en el Senado. Este mecanismo subsana los defectos que la Corte Suprema de Justicia de la Nación había advertido en el fallo “Uriarte” (2015) respecto del esquema diseñado por el kirchnerismo. Ese mecanismo privilegiaba el peso político, además de omitir la participación del Senado en el control de las coberturas transitorias.

En el expediente “Uriarte”, la Corte nacional declaró inconstitucional la Ley 27.145 con la convicción de que esta afectaba la independencia judicial y la garantía de juez natural. La norma invalidada permitía al Consejo de la Nación elegir subrogantes para un tribunal o caso determinado sin sujeción a parámetros objetivos, y sin priorizar a los jueces designados mediante el procedimiento constitucional (concurso en el Consejo, integración de terna y selección del Poder Ejecutivo de la Nación con acuerdo del Senado). A diferencia de lo que sucede en la provincia, que a comienzos del año pasado sancionó una ley de subrogancias para los Tribunales locales donde la selección final del juez transitorio depende de la discrecionalidad del gobernador, el nuevo sistema adoptado por el Congreso otorga un papel acotado a la Casa Rosada. La participación del Presidente consistirá en la confección de listas de entre 10 y 30 conjueces por cada tribunal previamente seleccionados en el Consejo, que han de recibir el respectivo visto bueno del Senado y que servirán como base para el sorteo. Las subrogancias se extenderán hasta dos años y no podrán aplicarse a despachos nuevos.

Comentarios