Para Fátima Florez “imitar es divertido, es vivir vidas de otras”

La imitadora presenta su nuevo espectáculo, ganador del Estrella de Mar de Oro, con 40 personajes en escena.

26 May 2018

DOS PRESENTACIONES

• Hoy a las 21 y mañana a las 20 en el teatro Mercedes Sosa (San Martín 479).

La sonrisa y los ojos grandes, como expresando una sorpresa eterna, jamás se borran de la cara de Fátima Florez. Son la tarjeta de presentación de un rostro que transmuta en decenas de otros cada vez que sube al escenario, como lo hará hoy y mañana en el teatro Mercedes Sosa.

Suena creíble y no una frase grabada cuando dice que está feliz de volver a Tucumán. Aclara que esta vez lo hace con un espectáculo totalmente nuevo del que presentó hace dos años. “Fátima superstar” llega precedida del reconocimiento alcanzado en Mar del Plata en el verano: ganó el Estrella de Oro y tanto ella como su compañero en escena, Julián Labruna, las estatuillas a las mejores actuaciones en labor cómica. Junto a ellos está Fernando Samartín (con sus imitaciones de Sandro y de Cacho Castaña) y un cuerpo de baile de primer nivel.

“El éxito se trasladó a la gira nacional que hemos comenzado la semana pasada. Me tratan genial en Tucumán y la sala está impecable, lo que va a permitir desplegar adecuadamente todo lo que traemos”, promete.

Para terminar de convencer, anuncia que este show tiene más imitaciones que ninguno de los que hizo antes: “entran y salen personajes todo el tiempo, hacemos más de 40 imitaciones en escena y muchísimas nuevas; sólo yo hago 37, en especial en un popurrí que está casi al final, que es una parodia de las tapas de revista tipo Gente, con todas las famosas codeándose para estar en el centro y en 25 minutos hago a 22 famosas”. La lista abarca a Marge Simpson, Barby Vélez, Lilita Carrió, Madonna, Gladys La Bomba Tucumana, Mirtha Legrand, Susana Giménez y muchas más. Hay un solo hombre en la grilla: Michael Jackson. A su lado está desde hace casi dos décadas su pareja, manager, guionista y director, Norberto Marcos (ver “Inseperables”), quien le cuenta a LA GACETA los secretos mejor guardados de la pareja.

- ¿Construíste algún método para pasar de un personaje a otro con tanta velocidad?

- (Fátima Florez - FF) No sé cómo explicar mi técnica. Tiene que ver con años de trabajo, con tacos gastados sobre el escenario y mucho ensayo en mi casa, solita. La televisión te da mucho también, porque no sólo me hacen trabajar cuando estoy en un programa sino incluso cuando voy de invitada. Tendría que haber un bolo especial para imitadores. Si va Eleonora Cassano, a nadie se le ocurre hacerla bailar. Lo agradezco porque me dio mucha gimnasia para ver qué me van a pedir, porque me obliga a estar actualizada con el momento del personaje y a tirar algo espontáneo y gracioso velozmente (la risa atraviesa toda la respuesta).

- ¿Cómo los construís?

- (FF) Estudio integralmente mucho a cada famosa; logro saber qué piensan, qué sienten, cómo es su psicología y qué responderían en cada situación, porque comienzo por su cabeza. Desde la actriz que soy, interpreto a esas mujeres. La gente aprecia que llegue a imitar con mi cara, sin necesidad de máscaras o pelucas. Es divertido porque vivís vidas de otras que enriquecen la mía y le puedo sacar más jugo a la propia, multiplico años de vida. No se siento cercana a ninguna aunque a algunas las admire.

- ¿Es complicada la Fátima Florez que no vemos?

- (Norberto Marcos - NM) No, en absoluto. Es muy infantil, no perdió la parte lúdica y se divierte haciendo notas, como jugando, por lo que algunos se abusan. La gente ve el resultado, no todo el trabajo que hay detrás, todas las horas sin dormir hasta que logra sacar un personaje con el cual está encaprichada. Es maravillosa en todo sentido, tanto artístico como humano.

- ¿Se obsesiona con su trabajo?

- (NM) En ciertas cosas sí. Hay personajes que le salen bárbaro y se lo digo, pero hasta que ella no está convencida, no para. Quería hacer a Carmen Barbieri, pero no le salía; un día estaba trabajando en la computadora y escucho a Carmen desde la sala. Era Fátima, ya la tenía.

- (FF) Me pasa que siento un click y ahí es cuando tengo al personaje. Norberto es mi primer espectador, es al que le muestro los bocetos y el que me aconseja y me dice qué le falta y por dónde tengo que ir.

- (NM) Igual, es la práctica lo que te permite asentar la imitación. Hoy vemos videos de hace tres años y se quiere morir.

- (FF) Es que le faltaba la maduración que le da el tiempo y la repetición.

- ¿La televisión te impone los ritmos?

- (NM) Tiene una urgencia especial, te piden personajes del momento, con muy poco tiempo para trabajarlos. La presión te ayuda a sacar famosas que en otro momento no las hubieses hecho o desistido. Además, los personajes también mutan y hay que actualizarlos.

- (FF) Mi récord es Laura Fidalgo, que lo tuve que sacar en 15 días porque ella quería bailar conmigo. También fue contra reloj Mariana Nannis cuando la hice para el programa de Susana. Cuando son pedidos, me voy enganchando a medida en que estudio a quién voy a hacer.

- ¿Te tienta imitar hombres? Los imitadores masculinos hacen mujeres.

- (FF) Puedo hacerlo, pero lo dejo para más adelante. Me dediqué al mundo femenino, porque hay grandes imitadores masculinos en el país.

- (NM) Tiene la exclusividad de las mujeres, pero en casa imita a hombres. Lo saca a Mauricio Macri y a Néstor Kirchner, por ejemplo. Cuando un hombre hace una mujer hay algo grotesco y de parodia, a diferencia de lo que logra Fátima.

- (FF) Siempre las cuido mucho y así lo reconocen y me lo manifiestan. Tengo muy buena onda con todas las que imito.

- ¿Y con la dramaturgia?

- (NM) Estoy seguro que es mucho mejor que como humorista, pero nadie le dio aún la oportunidad de demostrarlo.

- (FF) Me encantaría mostrar esa faceta distinta mía, porque me preparé con los mejores profesores como Santiago Doria o Pepe Cibrián Campoy.

- ¿Cansa la exposición pública?

- (FF) No, siempre busqué el éxito, el reconocimiento y el cariño del público. Es una bendición, es magia que me conozcan.

- (NM) Es hipócrita la posición del que llega a ser famoso y que se molesta que la gente lo salude. Nos debemos al público.


inseparables 
una pareja consolidada
La historia dice que hace 17 años, Fátima Florez y Norberto Marcos se conocieron en Perú, donde ambos estaban trabajando. La diferencia de edad entre la imitadora y el productor (él le lleva más de 25 años) no incidió en el amor que se declararon y son una de las parejas más firmes y consolidadas del mundo artístico desde entonces. Florez siempre reconoce que fue “su primer y único novio”. Marcos es un reconocido productor y actualmente se desempeña como director y guionista de los espectáculos de la imitadora número uno de la Argentina.

> Inseparables 
Una pareja consolidada

La historia dice que hace 17 años, Fátima Florez y Norberto Marcos se conocieron en Perú, donde ambos estaban trabajando. La diferencia de edad entre la imitadora y el productor (él le lleva más de 25 años) no incidió en el amor que se declararon y son una de las parejas más firmes y consolidadas del mundo artístico desde entonces. Florez siempre reconoce que fue “su primer y único novio”. Marcos es un reconocido productor y actualmente se desempeña como director y guionista de los espectáculos de la imitadora número uno de la Argentina.

Comentarios