Ni hooligans, ni ultras, ni barras bravas

Los rusos están obsesionados: quieren el Mundial más seguro de la historia

25 May 2018
1

MILITARIZADOS. Así lucieron los estadios durante la Copa Confederaciones del año pasado. Se repetirá el esquema. dpa

Peter Spinella - Agencia DPA - Especial para LA GACETA

Tras los violentos enfrentamientos entre “hooligans” rusos e ingleses durante la Eurocopa de Francia 2016, Rusia ha estado tomando medidas estrictas para combatir la violencia ultra en los preparativos del Mundial.

A más de 400 hinchas violentos conocidos se les prohibió acudir a los partidos, según una lista publicada por el Ministerio del Interior. Además, todo aquel que haya comprado una entrada debe adquirir también una tarjeta de identificación personal para concurrir a los estadios, conocida como “Fan ID”. El ingreso le puede ser impedido si surge algún tipo de sospecha.

Unos de los líderes de los ultras rusos reveló que a numerosos hinchas que habían comprado entradas se les impidió ingresar a la Copa Confederaciones del año pasado, que Rusia albergó como un ensayo del Mundial. “Mi identificación y las de unas 1.000 personas fueron invalidadas, aunque ninguna corte haya dictaminado nada al respecto”, explicó Alexander Shprygin, cabecilla de la Unión de Hinchas Rusos.

“Ahora, justo antes del Mundial, la Policía está realizando un trabajo especial. No pasan por alto ni una violación a una norma en un estadio -añadió Shprygin-.Creo que no habrá ninguna pelea porque la Policía intervendrá inmediatamente. La Copa del Mundo en Rusia será una de las más seguras de la historia”.

Máximo rigor

Tras los enfrentamientos en Francia, Rusia endureció sus leyes contra los hinchas violentos. Los simpatizantes que causen el menor disturbio durante un partido pueden ir a parar a la cárcel.

¿Un ejemplo del cambio de actitud? Los hinchas de Manchester United fueron recibidos muy cordialmente en febrero de 2017 en la ciudad de Rostov del Don, en el sur de Rusia. Los acomodadores de aquel partido de la Europa League hasta les ofrecieron colchas.

Fue el primero de una serie de eventos en los que se recibió con amabilidad a los visitantes, con el fin de presentar a Rusia como un anfitrión cordial.

El país asignó 11.000 millones de dólares a los preparativos del Mundial. El torneo es promocionado como una oportunidad de impulsar el turismo en los años venideros, ya que serán miles las personas que llegarán durante las próximas semanas.

Indicaciones en inglés en los estadios y en la infraestructura de transporte, junto con un equipo multilingüe, apuntan a ayudar a los numerosos visitantes a no perderse.

La mejor actitud

La mayor cantidad de solicitudes de tarjetas de identificación provino de Estados Unidos, seguido de México y China, según dio a conocer el Ministerio de Comunicación ruso a mediados de abril. Estas credenciales, conocidas como “Fan ID”, también permitirán a sus portadores viajar a Rusia durante el torneo sin visa, según comunicó la FIFA en su página web. Lo llamativo es que ni Estados Unidos ni China clasificaron a sus selecciones para la Copa.

Andrei Chernenko, funcionario del Ministerio de Comunicación, se mostró encantado con que tantos estadounidenses acudan al Mundial, a pesar de las tensiones entre los Gobiernos. El presidente Donald Trump escribió recientemente en Twitter que la relación entre Estados Unidos y Rusia está en uno de sus peores momentos.

“La situación, que ha sido inflada por los medios masivos de comunicación, no tiene ningún impacto -aseguró Chernenko en comentarios difundidos por la agencia rusa TASS-. Las solicitudes de estadounidenses siguen llegando y la tendencia es positiva”.

Rusia también tomó medidas severas contra el aumento de precios en los hoteles en vísperas del Mundial. Unos 600 hoteles fueron multados por unos 100.000 dólares por inflar los precios, según la agencia rusa de protección del consumidor, Rospotrebnadzor.

El Ministerio de Situaciones de Emergencia contará con unos 40.000 trabajadores especializados para garantizar la seguridad antes, durante y después de los partidos. El Ministerio de Comunicación señaló que incluso custodiará la infraestructura tecnológica para evitar cualquier problema con Internet.

Por orden de Macri

Luego de la reciente crisis cambiaria, el presidente Mauricio Macri dio marcha atrás en su decisión de asistir al Mundial y ordenó que sus funcionarios tampoco vayan a Rusia, como parte de su política de ajuste.

Antidoping sin rusos

FIFA informó que los rusos no participarán de los controles de doping durante el Mundial. La medida apunta a garantizar transparencia, luego de que un informe de la Agencia Mundial Antidopaje reveló en 2016 la existencia de un sistema de doping de estado en Rusia, durante los Juegos Olímpicos de Invierno.

Respaldo a Falcao

“Falcao, que se perdió el último Mundial, en esta oportunidad va a meter los goles que no hizo en Brasil”, vaticinó el presidente de Colombia, Juan Manuel Santos, al hacer entrega de la bandera nacional al equipo dirigido por José Pekerman.

Islandia reza por su figura

El primer rival de Argentina, todavía no puede contar plenamente con su figura, Gylfi Sigurdsson. El mediocampista, por quien Everton pagó 50 millones de euros a Swansea, todavía no se entrenó con normalidad a causa de la lesión en la rodilla que sufrió en marzo.

Neuer, cerca de volver

Manuel Neuer (foto), el arquero alemán que frustró a Argentina en la final de Brasil 2014, está casi listo para reintegrarse al seleccionado tras la fractura en el pie que lo marginó durante casi toda la temporada. “Si siente que está al 100%, estará en Rusia”, afirmó el entrenador Joachim Löw, quien espera también por Jerome Boateng, lesionado en la ingle.

Comentarios