Una mirada sobre los 200 años de Frankenstein en el Mayo de las Letras

23 May 2018

“Mary Shelley deja hablar el otro yo de un ser humano que quiere ser Dios. Es curioso, sin embargo, que ella invente un hombre, para que este hombre genere un monstruo”, afirma Claudio Suay. Una invitación a los amantes del género del terror: hoy, a las 11, en la carpa Auditorio de la plaza Urquiza, el periodista y crítico de cine hablará del bicentenario de Frankenstein, el monstruo creado por la británica Mary Shelley que se convirtió en un mito universal.

- ¿Por qué piensa usted que ha calado tan hondo el personaje de Frankenstein en nuestra cultura?

- En principio, porque genera un hábito perversamente gozoso, que es el de tener miedo. Además da lugar a un género literario, el terror. Y si lo pensamos en relación con el Cine, da lugar a la primera película de terror, la de James Whale, de 1931. Tal vez, podríamos anotar irónicamente que parodiando al film español “No es bueno que el hombre esté sólo”, la buena de Mary sugirió que el inocente Frankie quería una compañera.Es una novela que. por otra parte nos habla de la invasión contemporánea de la tecnología: el hombre que aparentemente lo puede todo, no puede controlar su supuesto progreso y se convierte en un esclavo de algo que, monstruosamente, lo domina. Mas allá de estas consideraciones, en la conferencia que se dará en el Auditorium, previa a mi intervención, mi asistente, Dolores Pérez Dorrego, hará una semblanza de la escritora que echa luz sobre estos asuntos.

- ¿ Por qué nos gusta tanto el género de terror?

- Supongo que el terror crea inseguridad. Y la inseguridad pone al ser en una situación vital, donde su vida peligra. En el cine es más sencillo porque el espectador burgués sabe que “el bueno” siempre se salva o gana.

Comentarios