Faralle, el pilar de Huirapuca, lucha por recuperar su pase

22 May 2018
1

RECUERDO. Lisandro Faralle sólo quiere volver a vestir los colores de Huirapuca. la gaceta / foto de osvaldo ripoll

Los sueños no son siempre lo que parecen. Y el de Lisandro Faralle de probar suerte en el rugby italiano, como lo había hecho su hermano Ezequiel, terminó siendo una pesadilla que comenzó en noviembre y lo acecha hasta el día de hoy. CUS Ad Maiora, el club de Turín al que se fue a probar suerte y donde no encontró más que desgracia, se niega a devolverle su pase desde hace más de cinco meses, por lo que tampoco puede jugar para su club, Huirapuca.

“Me fui con la ilusión de vivir una experiencia nueva en un lugar diferente, con otro idioma y otra cultura. Me perdí de jugar el Argentino con los ‘Naranjas’ por esa decisión”, lamenta el primera línea. “Antes de viajar ya empezaron los problemas, porque no mandaron los papeles para hacer la visa de trabajo. Al final, a la visa me la terminaron dando tres horas antes del vuelo. Llegamos con lo justo al aeropuerto”, cuenta.

Una vez en Italia, las cosas fueron de mal a peor. “Me prometieron cosas que después no me dieron. Me dijeron que me iban a hospedar, y me mandaron a dormir en un sillón con una frazada. Ahí empecé a sentir dolores en la espalda y en el tobillo. Pude jugar el primer partido, que lo ganamos, y metí un try. Pero un día no me pude levantar. Sentía dolores muy fuertes y nadie me atendía. No me creían que estaba mal. Me hice una resonancia y salió que tenía una hernia de disco y estaba perdiendo líquido. Pero nadie me ayudó, salvo un entrenador que cuando se enteró me llevó a su casa y me atendió. En el club sólo me daban calmantes para 12 horas, y las otras 12 no podía estar de dolor”, relata su odisea Lisandro, que se hartó y decidió pegar la vuelta para fin de año.

“Les hablé y no me escucharon. Y hasta ahora no hay noticias de mi pase. Le pedimos a la UAR que intercediera, pero todavía no hemos tenido respuesta desde Italia. De la hernia de disco ya estoy mucho mejor y puedo entrenarme y correr, pero no puedo jugar hasta que no tenga el pase. Y ya estoy desesperado por jugar”.

En Esta Nota

Huirapuca Rugby Club
comentarios