Viajar al exterior se volvió una costumbre para los hinchas de Atlético

"Es una hermosa experiencia", coinciden los fanáticos que empezaron a llegar a Paraguay.

17 May 2018
1

LOS PRIMEROS EN LLEGAR. Los Manca, Federico y Maximiliano, llegaron a la concentración y se sacaron fotos con sus ídolos: Aliendro y Lucchetti.

LUQUE (Nicolás iriarte, enviado especial de LG Deportiva).- Hacer de estos temas una ciencia exacta es complicado, porque generalmente no responden a cálculos precisos. Pero tomando el riesgo que merece la situación, podemos decir que Federico y Maximiliano Manca fueron los primeros hinchas de Atlético en llegar a Paraguay para alentar al equipo en el partido de hoy ante Libertad.

El dúo de padre e hijo arribó a Asunción en la mañana del martes, casi 60 horas antes del inicio del partido. Vinieron en avión, pero no crean que fue fácil colgarse la medalla de los primeros: de Tucumán volaron hasta Aeroparque; de Aeroparque a Montevideo y de Montevideo volaron hasta Asunción.


Con ropa deportiva y la camiseta de Atlético anudada en el cuello, “Máximo” y “Fede” presenciaron el primer acto “importante” del equipo en Paraguay: el entrenamiento. “Es muy especial hacer este tipo de viajes. Es emocionante. Justo estábamos hablando de que hace ocho años habíamos descendido a la B Nacional y ahora estamos acá”, recuerda “Maxi”, un estudiante de abogacía de 24 años.

“Es una hermosa experiencia”, secunda papá, quien trabaja en una empresa de telecomunicaciones. “En el hotel nos encontramos con otros hinchas de Atlético y eso no tiene precio. Te pasa en otras provincias del país pero en el exterior no es lo mismo. Aquí se siente el verdadero arraigo”, agrega Federico.

Sánchez, el que pelea desde abajo, cuidará el arco en el duelo más importante del “Decano”

Pacientes esperaron a que terminara el ensayo y tuvieron premio: al finalizar pudieron sacarse fotos con todos los protagonistas, los ídolos que les permiten hacer este tipo de viajes con un fundamento clave: ver a Atlético. “Queremos empatar pero si se puede ganar, mejor. Queremos clasificarnos para seguir acompañando al equipo”, explica el papá, que ya estuvo en Cochabamba el año pasado, para ver el partido ante Wilstermann.

“Yo viajé a Uruguay, Bolivia y Brasil”, cuenta el hijo. Allí quizás no fueron los primeros como en este viaje, pero eso no les importa. Lo clave es que hoy sean muchos hinchas y ayuden al equipo a conseguir el objetivo.

Comentarios