El superhéroe más irreverente, con nuevos y ridículos mutantes

Ryan Reynolds vuelve a ponerse el traje rojo oscuro en “Deadpool 2”, que se estrena hoy en todo el mundo

17 May 2018
1

IMPRESIONES. Las primeras críticas señalan que es un encuentro con acción imparable y carcajadas puras.

ESTRENOS DE CINE

› deadpool 2
DIRECTOR: David Leitch. GÉNERO: cómic, comedia, acción. ORIGEN: Estados Unidos. AÑO: 2018.    CON: Ryan Reynolds, Morena Baccarin, Josh Brolin, T.J. Miller, Eddie Marsan, Zazie Beetz.          DURACIÓN: 118 minutos. 
CALIFICACIÓN: apta para mayores de 16 años.
› DEADPOOL 2
DIRECTOR: David Leitch. GÉNERO: cómic, comedia, acción. ORIGEN: Estados Unidos. AÑO: 2018. CON: Ryan Reynolds, Morena Baccarin, Josh Brolin, T.J. Miller, Eddie Marsan, Zazie Beetz. DURACIÓN: 118 minutos. 
CALIFICACIÓN: apta para mayores de 16 años.


Después de sobrevivir a un ataque bovino casi fatal, un desfigurado chef de cafetería, Wade Wilson, trata de cumplir su sueño de convertirse en el camarero más famoso del lugar, al tiempo que trata de hacer frente a su pérdida del sentido del gusto. En la búsqueda de recuperarlo, así como la de un condensador de flujo, Wade deberá luchar contra ninjas, yakuzas y un grupo de perros sexualmente agresivos, mientras recorre el mundo para descubrir la importancia de la familia, la amistad, el sabor y conseguir ganar el codiciado título que pone en las tazas de café: “el mejor amante del mundo”. Esta es la delirante sinopsis oficial de “Deadpool 2”.

Ryan Reynolds vuelve a enfundarse en el apretado traje rojo oscuro en la segunda parte de Deadpool, que hoy se estrena en todo el mundo, con nuevo director: David Leitch. Ya desde el tráiler destila la comicidad de la primera, y anticipa una trama zigzagueante, a pura acción, en la nueva entrega del antihéroe de Marvel que se ríe del género.

Para quienes vieron la primera película, la historia y la construcción de Wade Wilson, el hombre debajo de la máscara, ya es conocida: acosado por un cáncer terminal, acepta ser conejillo de indias en un experimento que lo transforma en mutante. Sin embargo, esta transformación en sus genes más que ser una bendición es una carga que debe llevar ante la imposibilidad de morir, al mejor estilo Wolverine en “Logan”.

En esta oportunidad, como era de esperar, a Deadpool lo persigue la desgracia personal, decide cuidar a un niño y armar la “X-Force”, un ridículo grupo de mutantes por fuera de los “X-Men”, aunque con algunos de ellos, como Negasonic Teenage Warhead y Coloso, presentes en la primera entrega.

A ellos se suman Cable (Josh Brolin), Domino (Zazie Beetz) y los extravagantes humanos Weasel (T.J. Miller) y Dopinder (Karan Soni), en una desopilante pandilla que le pelea mano a mano el protagonismo al personaje principal.

“Deadpool”, originada en el cómic de Stan Lee de 1965, vio la luz en las salas en 2016, creando un boom en el cine de superhérores para adultos, con escenas de sexo, insultos y violencia sin censura. A Deadpool se lo puede ubicar en el mismo universo que a los X-Men. De hecho, al igual que en la uno, están la mansión, el avión y hasta los uniformes, con la aparición de otros mutantes.

Sin embargo, poco tiene que ver con el tono de los X-Men ni los Avengers, otro universo originado en Marvel que fue llevado al cine por Marvel Studios y Disney.

“La mejor versión es la que han hecho con estas películas, ya que les han dedicado el mayor cuidado y cariño a ellas, y no han traicionado el cómic”, opinó otro de los creadores de la historieta, Rob Liefeld.

Comentarios