Tucumán pisa fuerte en el Festival de Cannes

“El motoarrebatador”, dirigida por Agustín Toscano, tuvo su premiere mundial en la Quincena de Realizadores del festival francés.

16 May 2018
4

AGRADECIMIENTO. Habla Toscano, el director, junto a Prina, Juárez y Benítez Vivart, los actores, ayer en Cannes.- FOTOS CANNES.-

› ficha técnica 
Dirección y guión: Agustín Toscano.
Reparto: Sergio Prina, Liliana Juárez, León Zelarayán, Daniel Elías, Camila Pláate, Pilar Benítez Vivart y Mirella Pascual. 
Género: drama.
Productores: Argentina, Uruguay. 
Duración: 94’.
Sinopsis: narra la historia de un ladrón que, tras golpear brutalmente a una señora mayor para arrebatarle la cartera, intenta redimir el daño que ha causado. Pero su pasado de motoarrebatador lo persigue, impidiéndole comenzar una nueva vida.
Estreno en Argentina: 7 de junio.
  
› motoarrebatador 
“El término no lo inventé; viene de la prensa tucumana. Como nosotros decimos ‘choro’ y no ‘chorro’, como en Buenos Aires, eso complica. Y el diario muy de vez en cuando usa motoarrebatador; yo lo usé porque limpia la connotación más agresiva de motochorro”, declaró Toscano a Télam. 
› Ficha técnica 
Dirección y guión: Agustín Toscano.
Reparto: Sergio Prina, Liliana Juárez, León Zelarayán, Daniel Elías, Camila Pláate, Pilar Benítez Vivart y Mirella Pascual. 
Género: drama. Productores: Argentina, Uruguay. Duración: 94’.
Sinopsis: narra la historia de un ladrón que, tras golpear brutalmente a una señora mayor para arrebatarle la cartera, intenta redimir el daño que ha causado. Pero su pasado de motoarrebatador lo persigue, impidiéndole comenzar una nueva vida.
Estreno en Argentina: 7 de junio.

› Motoarrebatador 
“El término no lo inventé; viene de la prensa tucumana. Como nosotros decimos ‘choro’ y no ‘chorro’, como en Buenos Aires, eso complica. Y el diario muy de vez en cuando usa motoarrebatador; yo lo usé porque limpia la connotación más agresiva de motochorro”, declaró Toscano a Télam. 


En la pantalla desfilan los créditos: son los nombres de muchos tucumanos que colaboraron en la realización de la película “El motoarrebatador”. Está terminando la proyección, en premiere mundial, en la sala del teatro de La Croisette, en el Festival de Cannes. El director de la sección Quincena de los Realizadores, Edouard Waintrop, junto a dos traductoras, presenta a Agustín Toscano, el director, y a los actores Sergio Prina, Liliana Juárez y Pilar Benítez Vivart.

“Merci beaucoup”, dice Toscano para agradecer el largo aplauso, y el público comienza a hacer preguntas. Una señora afirma que la película es “muy ,muy buena”, y pregunta dónde se rodó. La segunda es inquietante: “¿quisiera saber si el caos social que muestra el background ocurrió en la realidad, es de ficción u ocurre actualmente?”, dice un señor, en relación con las escenas de un saqueo. Toscano refiere que la película se inspira en el contexto de una situación social extrema que ocurrió en diciembre de 2013, cuando la Policía de Tucumán hizo huelga porque no lograba un acuerdo salarial.

El diálogo con los espectadores se extiende, tras lo cual vuelven los aplausos, a casi dos horas de terminada la proyección.

A la salida, LA GACETA toma contacto telefónico. “Es impresionante. Mucha gente se quedó a las preguntas y respuestas. Asistió público en general, muchos periodistas de festivales; había tanta gente que nosotros tuvimos que verla parados, no había ni un lugar en una sala enorme”, cuenta Toscano, exultante.

Como una premiación

“Esta recepción ya es una especie de premiación -agrega-; no podemos pedir nada más. Lo más importante para nosotros es que desde hoy la película ya es del público, ya la soltamos y no nos pertenece tanto. Hasta ayer era nuestra, como un secreto del equipo. Ahora ya estamos dispuestos a la polémica, intentando provocarla. Uno hace una película y espera que el público reaccione, que opine, que critique. No queremos que queden indiferentes. Que digan lo que sienten: si les gustó, qué les gustó, si no, qué y por qué. Esta no es una película para quedar indiferente; no es de pasatiempo o de romance. Trata un asunto conflictivo, con una trama complicada, de un tema muy vigente. Acá la gente se interesó mucho en el tema de los saqueos; para los europeos es algo insólito”.

“Feliz, feliz”, repite Prina. “Ahora nos vamos a descansar, a almorzar, y después a prepararnos para la función de gala. He traído un traje común y corriente, negro. Nunca me pongo traje. Me retan en el trabajo todo el tiempo porque voy de remera y bermudas”, confiesa.

“Lo que ha pasado hoy con la primera proyección ha sido hermoso, muy emotivo. En definitiva, después de trabajar tanto en esta película, porque trabajé con ‘Boby’ desde el comienzo, siento que valió la pena. Recibimos mensajes de todos los familiares y de los amigos”, comenta todavía emocionado el protagonista, Miguel en la ficción.

A su lado, Sazy Salim, una de las productoras, resalta la excelente recepción de la película por parte del público, “que aplaudió de pie largos minutos”, y centra la expectativa en la segunda función, ya en la noche de Cannes, en la presentación oficial de gala, que se vería en vivo por streaming en el Facebook de la Quincena de la Realizadores.

Lo cierto es que ayer, en dos funciones, “El motoarrebatador” mostró en imágenes, y a través de las preguntas y las reflexiones que surgieron en el público, el paisaje, la realidad social, el habla y la idiosincrasia tucumana, que se colaron en una de las mayores fiestas del cine mundial.

¿Qué importancia tiene la sección donde se presenta?

La Quincena de Realizadores es una sección independiente que se desarrolla en paralelo al Festival Internacional de Cannes. El gremio francés de realizadores la creó en 1969, tras los acontecimientos de mayo de 1968, cuando se canceló el certamen. El cine español y el latinoamericano reinan en la selección de la Quincena de Realizadores de 2018 (a la derecha, el afiche), con una tercera parte de sus largometrajes en competición.

La sección nació para descubrir filmes de jóvenes autores y saludar las obras de directores reconocidos. Junto a “El motoarrebatador” se destacan “Pájaros de verano”, de los colombianos Ciro Guerra y Cristina Gallego, “Cómprame un revólver”, del guatemalteco Julio Hernández Cordón, “El motoarrebatador”, de Agustín Toscano, “Climax”, del franco-argentino Gaspar Noé y la brasileña “Los silencios”, de Beatriz Seigner, como algunos de los representantes latinos en esta sección, que celebra este año su 50° edición. Entre los españoles figuran Jaime Rosales, con “Petra”, y Arantxa Echevarría, que proyectará su ópera prima, “Carmen y Lola”.

La Quincena visionó 1.609 largometrajes y 1.667 cortometrajes para llegar a su selección final. En la sección han participado en ediciones anteriores nombres consagrados como George Lucas, Martin Scorsese, Ken Loach y Jim Jarmusch, así como Michael Haneke, los hermanos Luc y Jean-Pierre Dardenne y Sofia Coppola.


› Una historia de ficción entre drama y comedia

No es la primera vez que un filme tucumano llega a Cannes. En 2013 “Los dueños”, codirigida por Agustín Toscano y Ezequiel Radusky, recibió una mención especial en la Semana de la Crítica en el Festival. Toscano y Radusky trabajaron durante años en la compañía teatral Gente No Convencida. De allí surgió gran parte de los actores que nutren sus filmes que, además de muchas otras cosas, están pensados y construidos desde la actuación. 

“Los escribo como drama y los dirijo como comedia, pero quizás es exactamente al revés”, dice Toscano a Télam. Acerca de la realidad social que pinta la película define: “son personajes, son locaciones y nos permitimos jugar un poco, divertirnos. No es una biopic de un motochorro; no es una película para prevenir ni para fomentar robos sino que el robo termina siendo una excusa para que arranque una anécdota. Pero la película habla de otras solidaridades y de otras mezquindades que no tienen que ver con un tipo que le robó a una señora 2.000 pesos de una cartera, sino que me parece que tiene más que ver con el aprovechamiento del otro hasta el punto en que se te vuelve necesario empezar a devolver y te quedás como enganchado. Es una historia superinventada, totalmente ficcionalizada, e incluso fantasiosa en muchos de sus aspectos”.  


Comentarios