Tras un mes sin alcohol, la salud mejora de manera notable

La abstinencia en el corto plazo permite mejorar los niveles de colesterol y de glucemia

14 May 2018
1

ADVERTENCIA. El consumo de alcohol está asociado al riesgo de cáncer. REUTERS

La ciencia lo ha demostrado: renunciar al alcohol durante un mes tiene un efecto significativo en la salud. Un estudio liderado por los investigadores Gautam Mehta, Stewart Macdonald y Alexandra Cronberg, del University College London, indica que la abstinencia de alcohol en personas que beben de forma moderada y alta tiene un impacto positivo en el colesterol, el peso corporal y la presión arterial.

Se trata del primer estudio que analiza exhaustivamente los efectos de la abstinencia de alcohol en un plazo corto en un grupo de personas consideradas sanas.

Los investigadores empezaron su estudio con un objetivo: “evaluar los cambios en los factores de riesgo metabólico y en los factores que estimulan el crecimiento del cáncer que se asocian con la abstinencia a corto plazo del alcohol”.

Otro hallazgo importante del estudio, publicado esta semana, es que observó una disminución en la circulación de concentraciones de factores que estimulan el crecimiento del cáncer”.

“La información recabada apoya una asociación independiente que se ha establecido entre el consumo de alcohol y el riesgo de cáncer y que apunta a un mayor riesgo de (desarrollar) enfermedades metabólicas como la diabetes de tipo 2 y la enfermedad del hígado graso”, se expresa en las conclusiones de la investigación.

El estudio también explica que el alcohol es una de las principales causas de discapacidad y de muertes prevenibles en todo el mundo.

El estudio contó con la participación de 141 personas cuyo consumo de alcohol era moderado o alto, es decir que en promedio bebían más del doble del límite recomendado en Reino Unido, explica Andy Coghlan, de la revista especializada New Scientist.

Se trata, de acuerdo con Coghlan, de personas que ingerían alrededor de 30 unidades de alcohol a la semana: unas tres botellas de vino o más de 14 pintas de cerveza.

Antes de iniciar la investigación y a su término se tomaron muestras de sangre a los participantes para verificar los efectos de la abstinencia.

Comentarios