Tafí del Valle, que seduce a deportistas, recibe al equipo de lucha olímpica

12 May 2018
1

UNA MARAVILLA. El estudio del arquItecto César Pelli realizó el boceto y los renders del majestuoso CADRA de Tafí del Valle.

Desde que el primer boceto del Estudio Pelli Clarke Pelli tomó conocimiento público en diciembre de 2016, el sueño de convertir en realidad la construcción del Centro de Alto Rendimiento de Altura (CADRA) en Tafí del Valle se mueve a paso lento pero con la fuerza de quienes creen que algún día la villa veraniega se convertirá en una parada obligada y deseada por equipos y atletas de elite de todo el mundo.

Especialistas creen además que esa zona puntual de los valles cuenta con la mejor ubicación para construir un complejo cuyo valor de inversión ascendía en 2016 a U$S 70 millones (más de $ 1.625 millones) pero que su rentabilidad superará ampliamente lo invertido. Los conocedores del tema sostienen que un CADRA nutriría de un flujo constante de interesados en ocupar sus instalaciones, pensadas para 22 disciplinas.

Ya hubo algunas incursión en trabajo de altura en la zona de Tafí del Valle. En el Dique La Angostura, a 1.800 metros de altitud sobre el nivel del mar, donde trabajó el equipo olímpico de remo. Hoy llegará otra delegación a la provincia, pero en este caso de lucha olímpica. Realizará un entrenamiento de aclimatación antes de participar de los Sudamericanos de Cochabamba, Bolivia, el mes que viene.

Horacio Alselmi es palabra autorizada en la preparación física nacional y mundial. Ha trabajado con deportistas de alto rendimiento; fue asesor en varios países y escribió libros que son tomados como biblias por sus colegas. Anselmi fue a quien el gobierno provincial, la Fundación Incai y también la Federación Económica de Tucumán consultaron cuando se reunieron con el arquitecto tucumano Cesar Pelli en su oficina de Nueva York, para darle forma a una idea enorme, que cubriría 23 hectáreas pasando la villa.

Ex preparador físico de Los Pumas, de Juan Martín del Potro y Marcelo Ríos (ex N° 1 del Mundo), por citar apenas un puñado de su extenso palmarés, Anselmi ve a Tafí del Valle como el Edén para un CADRA. “Tiene altura, la óptima para el desarollo de las condiciones específicas que te aporta entrenar a 2.300 metros de altura. Tenés una ganancia, en caso de entrenar durante tres semanas seguidas, de toda una serie de ventajas fisiológicas que no se dan de ninguna manera en otra situación”, afirma.

En el país existe un centro de altura ubicado en Cachi, Salta, aunque más modesto y sin la tecnología con la que se sueña en Tucumán. Además, según el “profe”, Cachi (2.531 msnm) supera el límite de altura ideal. “El problema que tiene Cachi es que es mucho más alto y que ya a esa altitud deja de servir la altura, por ser demasiado alto el lugar y porque ningún equipo profesional se embarcaría en caminos de cornisa y donde no hay aeropuerto internacional cercano”, argumenta.

Puntualmente, ¿de qué sirve realizar una preparación en altura? “Tenés dos posibilidades con un centro de altura. Una, es lo que hará el equipo de lucha olímpica, que es adaptarse a la condición porque va a competir en un lugar de altura como Cochabamba. Y dos, no tenés que ir a un lugar de altura para competir, pero te querés preparar de una manera superadora en características fisiológicas. Entonces te vas en periódos de tres semanas a un centro de altura hasta 3 veces por año”, explica Anselmi, miembro del ENARD (Ente Nacional de Alto Rendimiento Deportivo) y del comité de preparación de los atletas que participarán de los Juegos Olímpicos de la Juventud, a realizarse del 6 a 18 de octubre en Buenos Aires.

A modo de impulsar el proyecto del CADRA y de fomentar la lucha olímpica, hoy a las 11.30 habrá una conferencia de prensa en la Federación Económica de Tucumán (San Martín 470). A través del Ministerio del interior de la provincia, la profesora Adriana Nofal fue el nexo entre Anselmi, el que aconsejó al equipo de lucha hacer la puesta a punto en Tafí del Valle, y la comitiva que se alojará durante 21 días en los valles.

El hotel Lunahuana será el búnker de entrenamiento. Estará cerrado al público y acondicionará sus salones, donde montará un gimnasio y el tapiz, donde se harán las sesiones de lucha.

Paso, a paso

Voces con apoyo económico que por ahora prefieren el anonimato, insisten en que Tafí del Valle debe encontrar el financiamiento para construir el CADRA. “Estas visitas son importantes para que los equipos conozcan de las virtudes de entrenarse en Tafí del Valle”, sostiene una fuente, involucrada en el boceto del CADRA. Las imágenes que se presentan en el sitio web del estudio Pelli Clarke Pelli son impactantes.

Si existiera un CADRA, asegura Anselmi, los equipos de fútbol enloquecerían por una reserva. “Sería extraordinario. Tafí está a una distancia relativamente accesible del llano. Entonces podés entrenar sin perder condiciones técnicas y, además, hacer la parte física y de recuperación la en altura. Tenés doble ganancia”.

Mientras el dinero no aparezca, Tafí del Valle podrá enamorar solo con su vista. Quizás algún día...

Comentarios