“La vida debe ser siempre tutelada desde la concepción”

El papa Francisco ratificó el rechazo de la iglesia contra el aborto y contra la eutanasia. El pontífice se manifestó en la oración de ayer en Plaza San Pedro y en el prefacio de un libro de Benedicto XVI

07 May 2018
1

“AUTODESTRUCCIÓN”. El Papa objetó las ideologías modernas que cuestionan los roles de género tradicional. reuters

EL VATICANO.- El papa Francisco pidió ayer tutelar y amar la vida “desde la concepción hasta su fin natural”. Es una ratificación del rechazo de la Iglesia al aborto y la eutanasia, que para nuestro país tiene una significación especial porque el pontífice argentino se pronuncia en momentos en que el Congreso argentino está debatiendo la despenalización del aborto.

“El amor por los otros no puede ser reservado a momentos excepcionales, sino que debe volverse la constante de nuestra existencia”, subrayó durante la oración dominical del Regina Coeli en Plaza San Pedro.

“Por eso es que estamos llamados, por ejemplo, a custodiar a los ancianos como un tesoro precioso y con amor, incluso si crean problemas económicos y complicaciones”, apuntó desde la ventana del palacio apostólico del Vaticano. En este sentido, destacó que “por eso es que a los enfermos, también en su última etapa, debemos darles toda la asistencia posible”.

“Los que van a nacer deben ser siempre escuchados, por lo que, en definitiva, la vida siempre debe ser tutelada y amada desde la concepción a su fin natural”, sostuvo Francisco.

Humanidad amenazada

El papa Francisco, antes de pronunciarse en la oración de ayer, puso por escrito su compromiso. En la introducción a un libro escrito por Benedicto XVI, su predecesor, Jorge Bergloglio sostuvo que las ideologías modernas que cuestionan los roles de género tradicionales y apoyan el aborto son una amenaza para la humanidad.

“Todos esos aparentes ‘derechos’ humanos que están orientados a la autodestrucción del hombre” tienen en común “la negación de que el hombre es una criatura de Dios”, escribe el Pontífice en el prefacio de una recopilación de ensayos sobre fe y política del Papa emérito, Joseph Ratzinger.

El libro saldrá a la luz en Italia el jueves, pero el diario La Stampa publicó ayer el prefacio del pontífice argentino.

Dios delante del Estado

Según Francisco, debe defenderse la humanidad “estableciendo de nuevo que la obediencia del hombre a Dios” está por delante de la obediencia al Estado. “Aceptar este reto (...) significa defender la familia”, añade el papa, criticando la “producción planificada y racional de seres humanos” y a quienes consideran que el aborto es “lógico y legítimo”.

La Iglesia Católica siempre ha condenado los métodos anticonceptivos, el aborto, la eutanasia y la homosexualidad, aunque Francisco no se refiere tan a menudo a esas cuestiones. En abril publicó una exhortación apostólica en la que decía que para la Iglesia debería ser tan importante ayudar a los pobres como luchar contra el aborto. (Télam)

Comentarios