Lebbos denunció en el Senado que testigos fueron amenazados

El padre de Paulina, la joven asesinada en 2006, se reunió en Buenos Aires con Elías de Pérez y Federico Pinedo, titular de la Cámara Alta

05 May 2018
1

CON LEBBOS. La reunión se realizó en el despacho del representante porteño. FOTO TOMADA DE PRMERAFUENTE.COM.AR

Alberto Lebbos elevó ante el Senado los casos de amedrentamientos a testigos del juicio oral, que se desarrolla para esclarecer el crimen de su hija, Paulina, ocurrido en 2006. “Estoy denunciando la impunidad que está reinando en la provincia de Tucumán. Impunidad que promueve el clan (José) Alperovich-(Beatriz) Rojkés”, dijo el padre de la víctima.

Lebbos fue recibido en Buenos Aires por la legisladora de Cambiemos (por Tucumán), Silvia Elías de Pérez, y por el presidente Provisional de la Cámara Alta, Federico Pinedo. Durante la reunión, que se hizo en el despacho del representante porteño, Lebbos afirmó, además, que hubo irregularidades durante el proceso oral.

En particular, contó que el director de Criminalística de la Policía tucumana durante 2006, Fernando José Vázquez Carranza, denunció que recibió mensajes intimidatorios a través de Whatsapp de Eduardo Andrada Barone, abogado del ex jefe de la Policía de esa provincia, Hugo Sánchez.

El ex jefe de Policía, quien se encuentra acusado de los delitos de encubrimiento real por resultar el hecho especialmente grave cometido por funcionario público; abuso de autoridad, coacción o amenaza condicionada y falsificación ideológica de instrumento público, cumple prisión preventiva -hasta que finalice el juicio- en el edificio de la División Antidrogas de la Policía Federal.

Luego, Vázquez Carranza denunció que un desconocido intentó retirar a su hija de la escuela. Relató ante la Sala III en lo Penal que su esposa le había contado que un hombre se presentó el martes de la semana pasada a la salida del colegio de la niña “con la intención de retirarla”. “La niña le dijo a la maestra que iba a esperar a su madre, ya que no conocía a esa persona”, agregó el médico forense.

“Ahora hay dos niños que tienen que asistir a la escuela con custodia policial porque su padre tuvo el coraje de decir la verdad y denunciar las amenazas”, manifestó Lebbos, consignó la agencia Télam.

Comentarios