“Un montón de veces observé a políticos y a policías charlando con los que venden drogas”

Las duras confesiones del ex “soldadito” de un transa.

03 May 2018

“un montón de veces observé a políticos y a policías charlando con los que venden drogas”
============01 TEX VARIOS ITEMS 2 (12311951)============
las duras confesiones del ex “soldadito” de un transa
“Los transas son perejiles, todos sabemos que los que mueven todo están en un country. Ellos se encargan de vivir en el barrio. Hay transas que sueñan con ser narcos y se hacen los malos, los berretines. Que la tienen a toda. No tienen trabajo y venden droga por eso”, caracteriza M. en una de las partes más “picantes” de la entrevista que le concedió a “Panorama Tucumano”, el programa de TV de LA GACETA. 
El joven, que estuvo más de un año al servicio de un transa, no para. Va de frente cuando declara. Habla sin pausa. Sus frases no tienen filtro. Piensa, y con una sorprendente frialdad, apunta y dispara con sus palabras.  “Después comienzan a ver mucha plata y hay ambición. Todos los transas terminan con una mano atrás y otra adelante. El Gobierno sabe dónde hay droga y quién vende y quién no. Salen a hablar muchas cosas y son los mismos que las meten a las drogas”, acusa. 
- ¿Los políticos?
- Sí.
- ¿Y la Policía?
- Esos son los principales. Comen asado con los transas los sábados. Hacen la recolecta los sábados y los transas siguen vendiendo felices y contentos. En la comisaría los transas llevan droga para que les vendan a los changos. 
- ¿Viste políticos y policías con los transas?
- Muchas veces, un montón de veces. Mucha gente calla estas cosas por miedo. Los vi compartiendo asado y negocios, plata y droga. 
- Si fueses ministro de Seguridad y te pidieran que soluciones el tema de la droga en los barrios, ¿Qué harías?
-Meto en cana a los gobernantes y a todos esos coches. A los giles de los barrios no les hago nada porque dejarán de vender porque no tendrán quién les venda la droga. La historia la saben ellos. Los transas son “soldaditos” de los de arriba y nosotros, perejiles.

“Los transas son perejiles, todos sabemos que los que mueven todo están en un country. Ellos se encargan de vivir en el barrio. Hay transas que sueñan con ser narcos y se hacen los malos, los berretines. Que la tienen a toda. No tienen trabajo y venden droga por eso”, caracteriza M. en una de las partes más “picantes” de la entrevista que le concedió a “Panorama Tucumano”, el programa de TV de LA GACETA. 

El joven, que estuvo más de un año al servicio de un transa, no para. Va de frente cuando declara. Habla sin pausa. Sus frases no tienen filtro. Piensa, y con una sorprendente frialdad, apunta y dispara con sus palabras.  “Después comienzan a ver mucha plata y hay ambición. Todos los transas terminan con una mano atrás y otra adelante. El Gobierno sabe dónde hay droga y quién vende y quién no. Salen a hablar muchas cosas y son los mismos que las meten a las drogas”, acusa. 

- ¿Los políticos?
- Sí.

- ¿Y la Policía?
- Esos son los principales. Comen asado con los transas los sábados. Hacen la recolecta los sábados y los transas siguen vendiendo felices y contentos. En la comisaría los transas llevan droga para que les vendan a los changos. 

- ¿Viste políticos y policías con los transas?

- Muchas veces, un montón de veces. Mucha gente calla estas cosas por miedo. Los vi compartiendo asado y negocios, plata y droga. 

- Si fueses ministro de Seguridad y te pidieran que soluciones el tema de la droga en los barrios, ¿Qué harías?
-Meto en cana a los gobernantes y a todos esos coches. A los giles de los barrios no les hago nada porque dejarán de vender porque no tendrán quién les venda la droga. La historia la saben ellos. Los transas son “soldaditos” de los de arriba y nosotros, perejiles.


En Esta Nota

Narcotráfico
Comentarios