Allanaron Independiente, la AFA y el gremio de futbolistas por una causa contra los Moyano

Los procedimientos tuvieron como objetivo reunir información sobre facturación de pases de jugadores y de proveedores de Independiente.

02 May 2018
1

ALLANAMIENTOS. Los procedimientos tuvieron como objetivo reunir información sobre facturación de pases de jugadores y de proveedores de Independiente. FOTO TOMADA DE LAPRENSA.COM.AR

El juez federal de Quilmes, Luis Armella, ordenó hoy el allanamiento de las sedes de Independiente, de la Asociación del Fútbol Argentino (AFA) y de Futbolistas Argentinos Agremiados (FAA) en el marco de una causa por presunto lavado de activos en el club de Avellaneda, en la que están imputados los gremialistas Hugo y Pablo Moyano, dirigentes de la entidad roja.

Los allanamientos, a cargo de la Prefectura Naval Argentina, tuvieron como objetivo reunir información sobre facturación de pases de jugadores y de proveedores de Independiente, según pudo saber Télam de fuentes judiciales.

Con los procedimientos en Independiente, en la AFA y en FAA, la investigación judicial busca datos sobre empresas como Aconra, de Liliana Zulet, esposa de Hugo Moyano, entre otras firmas que figuran en el expediente como presuntamente utilizadas para orquestar maniobras de lavado de dinero.

El último detenido por los abusos en Independiente manejó durante 10 años una granja educativa

En la AFA -entidad que preside Claudio "Chiqui" Tapia, yerno de Hugo Moyano-, los efectivos de la Prefectura solicitaron a miembros de la Asesoría Letrada de la institución información sobre las compras y ventas de jugadores en las que haya participado Independiente. Además, según pudo conocer esta agencia, pidieron los nombres de los representantes de esos futbolistas.

En Agremiados, sindicato que conduce Sergio Marchi, el procedimiento de la Prefectura concluyó, pero aún no se conocieron precisiones.

La causa contra los Moyano por presunto lavado incorporó en marzo la declaración como testigo ante el juez Armella del ex jefe de la barra brava del club de Avellaneda Pablo "Bebote" Álvarez, detenido por "privación ilegítima de la libertad, extorsión y amenazas" contra Ariel Holan, director técnico del primer equipo de fútbol de la institución.

"Si bien se llama orden de allanamiento, la naturaleza específica del acto es una orden de presentación de documentos", aclaró Daniel Llermanos, abogado de los Moyano. "Es algo que bien se podría haber hecho por oficio", agregó.

El letrado cuestionó las denuncias de Álvarez, al considerar que por sus antecedentes, "no debería tener credibilidad en sus dichos salvo que acompañara alguna prueba".

"Esto es una constante en las causas donde son denunciados Pablo o Hugo Moyano: nunca son las víctimas las que hacen la denuncia", objetó Llermanos.

Sospechan que filmaban a los menores de Independiente mientras tenían sexo con adultos

El abogado también aclaró la situación procesal de su cliente, al explicar que "la palabra imputado suena a acusado, y en realidad es sinónimo de denunciado, que tiene derecho a defenderse", ya que "el código procesal, tanto de la Nación como de Provincia, dice expresamente que cualquier persona que sea denunciada, puede considerarse imputado y con derecho a nombrar un defensor".

Fuentes de la investigación adelantaron que se analiza un patrón común en casi todos los refuerzos de la gestión de Moyano en Independiente: futbolistas que no arribaron en la mejor condición física, o bien fueron contratados para posiciones ya cubiertas en el plantel.

Entre otros, en la órbita de la Justicia está el pase del experimentado futbolista uruguayo Christian "Cebolla" Rodríguez. Independiente abonó una cifra cercana al millón de dólares para hacerse con el jugador cuyo pase pertenecía al Atlético de Madrid, pero, a pesar de haber firmado contrato hasta mediados de 2017, medio año antes el mismo fue rescindido. De un total de 56 partidos, disputó sólo 34.

Otro ejemplo es el del defensor Emiliano Papa, quien arribó al club proveniente de Vélez Sarsfield en condición de libre. Pese a ello, se debió abonar como resarcimiento una deuda de tres millones de pesos que la institución de Liniers mantenía con el jugador. Su vínculo fue firmado por dos años. Sin embargo, el mismo duró sólo un año.

Otras de las contrataciones señaladas por "Bebote" Álvarez fueron las de Gabriel Graciani y Claudio Aquino. El primero de ellos arribó a Independiente en enero de 2015 a los 21 años. Llegó en carácter de préstamo desde Estudiantes de la Plata, por el cual se abonaron cerca de 150.000 dólares. Disputó un total de 7 partidos de los 20 que jugó el club en el semestre y a mediados de 2015, en común acuerdo, finalizó su vínculo para ser cedido a préstamo a Atlético Rafaela. 

Comentarios