Un manantial brota en Barrio Sur y derrocha miles de litros de agua potable

02 May 2018

Un vecino de barrio Sur escribe para manifestar que no logra salir de su asombro por el derroche descomunal de agua potable que presencia a unas pocas cuadras de la sede de la Municipalidad de San Miguel de Tucumán y de la Casa de Gobierno. Relata que desde el último día de abril se ha producido la rotura de una cañería en Lavalle al 200, por lo que afloran “miles de litros de agua” por el pavimento. El líquido, que ha generado una pequeña “laguna” en la zona, discurre hasta Lavalle al 100 y desde allí sigue su curso por Moreno al 600. El lector pide una solución urgente para el desperfecto.

Mala imagen de los accesos a la ciudad

Un lector hizo llegar varias fotos que ilustran la mala impresión que provocan los accesos a la capital. Hizo hincapié en la situación del ingreso a San Miguel de Tucumán por el norte (foto). El vecino expresa su malestar por las malezas de gran altura. Planteó que es una mala imagen para recibir a los turistas. “Recorriendo distintas ciudades y sus plazas, podemos observar mástiles sin banderas y los paseos en pésimo estado”, acotó. Reclamó que las autoridades actúen y no esperen una fecha patria para trabajar.

Bache en una rampa de la autopista

Un conductor alerta que se ha generado un bache peligroso en la rampa de descenso que conecta la nueva traza de la ruta 38 con la autopista Famaillá-Tucumán, que emplea el tráfico que se dirige a la capital. Advierte que se trata de una vía de circulación rápida, por lo que la pérdida del control de un vehículo, al tratar de sortear el hueco en el pavimento o al romper el coche por no poder evitarlo, puede tener serias consecuencias. Por eso reclamó a Vialidad que repare la calzada cuanto antes.

LA DESCUIDADA PISTA DE SALUD DE UN PARQUE

Una lectora de la zona oeste de San Miguel de Tucumán escribe con desazón para advertir sobre el mal estado en que se encuentra la pista de salud del parque Guillermina. “Desde que se inauguró está maltrecho. El desagüe del bebedero nunca funcionó”, describe, para manifestar que el agua del grifo corre libremente y forma charcos y barro. “Los aparatos de la pista se rompieron y nunca los arreglaron. Y quiero aclarar no es por actos de vandalismo, sino porque algunos de los aparatos fueron mal instalados y se rompieron muy pronto. Además, nunca le hicieron mantenimiento a las instalaciones”, describió la vecina. Por ello, solicita a la Municipalidad de la Capital que procure atender esa área, muy utilizada por los amantes del aire libre de todos los rincones de la capital.

Ruego para que pavimenten una calle

Encarar una obra pública siempre es una buena nueva. Dejarla a medio hacer puede convertirse en una muy mala noticia para los vecinos. Eso mismo testimonia un lector de la avenida Brígido Terán al 2.900, a una cuadra del Mercofrut. “En esta zona abandonaron los trabajos de pavimentación”, describe, para dar cuenta de que la calle se ha tornado intransitable, por los profundos desniveles entre los metros ya asfaltados y los tramos que aún son de tierra. “Desde hace un año, el transporte especial para mi hijo y para otros tres niños de mi calle debe esperar a una cuadra para retirarlos”, describió. “El ingeniero a cargo me dijo que la continuidad de la obra depende de las órdenes que imparta el intendente, Germán Alfaro. Por eso le pido encarecidamente que imparta las instrucciones para que estas tareas puedan concluirse. No permita que todo esto termine con un enripiado, porque de verdad los vecinos necesitamos esa pavimentación. Por favor, que la obra continúe y que sea finalizada”, clamó el vecino.

Desborde cloacal perjudica a una casa

“Les escribo para denunciar nuevamente a la Sociedad Aguas del Tucumán”, planteó un lector disgustado con su problema, que ilustró mediante esta foto. “Me encuentro en una situación desesperante, hace días hubo un desborde cloacal en el pasaje Pirovano y López y Planes que perjudicó a mi vivienda. Necesito una respuesta urgente, porque tengo a mi madre discapacitada y a una menor y no se a quién recurrir; necesito que me ayuden”, reclamó este lector.

Sin ningún respeto por el prójimo

“Lamentablemente, esto es lo que dejaron unos vecinos en la placita redonda de Sarmiento al 800, en Yerba Buena”, se queja amargamente la vecina que mandó esta foto. “Esta situación me provoca una profunda tristeza. Da la impresión de que todavía nadie entiende de las normas de respeto por el prójimo. Aquí vienen niños a jugar en la placita y se topan con esto”, renegó la lectora.

Comentarios