“Había obras que estaban ejecutadas, pero había algunas otras que no”

El testimonio de un auditor del Tribunal de Cuentas genera atención en la defensa y la fiscalía

30 Abr 2018 Por Luis María Ruiz
1

Las primeras auditorías del Tribunal de Cuentas (TC) a la gestión del ex titular de la Dirección de Arquitectura y Urbanismo (DAU), Miguel Ángel Brito (2007-2012), no contaban con toda la documentación técnica. Con el tiempo, algunas de las observaciones fueron rectificadas. Sin embargo, también se confirmó que hubo obras proyectadas y no ejecutadas por la repartición durante aquel período.

Estas fueron algunos de los detalles que aportó el testigo Federico Carlos Coroneu Astorga, ingeniero fiscal del ente de control, a las juezas de la Sala VI de la Cámara Penal, Alicia Freidenberg (presidenta), Stella Maris Arce y María Elisa Molina. El relato que comenzó a brindar en la audiencia del viernes pasado continuará en los próximos días -no hay fecha confirmada-, debido a que están pendientes de recepción las copias de las auditorías actualizadas que llevó a cabo el TC. Esos informes generan expectativas tanto en la Fiscalía de Cámara, a cargo de Carlos Saltor, como en la defensa de Brito, que llevan a adelante los abogados Arnaldo Ahumada y Fernanda Battig. Todo indica que las partes consideran relevantes tanto la tramitación como los resultados de esas inspecciones.

Además de Coroneu Astorga, deben testificar los ingenieros fiscales Lucía Femenías, Fernando Padilla y Jorge Pablo Orfeo, todos con intervención en las auditorías.

El ex funcionario alperovichista está acusado de los presuntos delitos de fraude al Estado y negocios incompatibles con el cargo que ocupaba. Parte de la investigación penal, abierta en 2012 tras la denuncia de los radicales Silvia Elías de Pérez (senadora) y Ariel García (legislador), se sustentó en una auditoría del Tribunal de Cuentas que detectó irregularidades en obras ejecutadas en la gestión de Brito, bajo el amparo de la ley 7.960. Esta norma permitía a la DAU efectuar compras sin licitación, previo cotejos de precios, en casos de urgencia y de necesidades prioritarias (entre otros requisitos) por hasta $150.000. Según la acusación, el imputado abusó de este régimen de excepción y perjudicó al erario.

El viernes, Coroneu Astorga expuso sobre su participación como ingeniero fiscal del TC en el caso DAU. “Cuando se fue a controlar (las obras) por primera vez (entre 2012 y 2013) no teníamos la documentación técnica correspondiente de todas (ellas); por lo general, contábamos con la documentación contable. Luego se efectuó un segundo informe, porque se solicitaron los expedientes a la DAU. En la medida que iban llegando, se rectificaba o ratificaba (la primera auditoría)”, explicó. En el estudio original, dijo el testigo, no había planos ni ubicaciones específicas, por lo que en ocasiones se visitaron localidades homónimas pensando que allí se encontrarían con los trabajos de la DAU. Luego, señaló, se fueron subsanando algunas observaciones.

La Fiscalía le consultó luego si había detectado irregularidades al participar de la auditoría definitiva. “Bueno, había obras que no estaban ejecutadas. Muchas sí lo estaban, pero algunas no, y esa era la mayor irregularidad”, señaló el ingeniero. Y mencionó dos ejemplos: una pista de salud en el barrio Oeste II y una plaza de Los Ralos.

Como esos datos constan en las auditorías actualizadas del TC a la gestión de Brito, el tribunal -con acuerdo de las partes- resolvió aguardar hasta su recepción para avanzar con la declaración de los ingenieros fiscales. El contenido del informe técnico podría resultar clave para el futuro procesal de Brito.

La relevancia del informe 
permitiría “depurar” los proyectos objetados
En la primera audiencia del juicio por el caso “DAU”, el tribunal aceptó la incorporación de las auditorías actualizadas del Tribunal de Cuentas (TC) sobre la gestión de Miguel Brito. Las copias aún no llegaron ya que -según informó el TC al fuero penal- los expedientes son voluminosos. Para las partes, esa documentación es de suma relevancia. En 2013, los auditores informaron sobre anomalías en 86 de casi 500 obras públicas ejecutadas con la ley 7.960. En este tiempo, Brito subsanó algunas observaciones. A diferencia del trámite administrativo, en la causa penal se investigan 38 obras; la mayoría no se corresponderían con el proceso del TC. Así, los datos actualizados permitirán “depurar” el listado de proyectos objetados. 
En los controles preventivos.- “Corríjame si me estoy expresando mal: en los casos en que a usted le ha tocado intervenir, en obras realizadas bajo la ley 7.960, ¿sólo pudieron hacer el control preventivo porque no regresó el expediente?”, le preguntó el fiscal Carlos Saltor al ingeniero fiscal Federico Carlos Coroneu Astorga. “Exacto. Puede ser por muchos factores: que la repartición se quede sin plata y se suspenda (la ejecución)... Pero a nosotros no nos llegó más, en el caso de la (ley) 7.960. En los otros (mecanismos), sí”, respondió el testigo. Saltor le consultó si entonces pudo haber ocurrido que “una obra haya sido concluida o no, y se la haya pagado sin que se la visitara”. “Claro, exactamente”, aclaró Coroneu Astorga.
Constatación.- La revelación de que había obras inconclusas por parte del testigo Coroneu Astorga llamó la atención del tribunal. La jueza Alicia Freidenberg, que preside el debate, le consultó entonces cómo se había llevado a cabo esa constatación. “Hay obras que no están ejecutadas. Fuimos en la camioneta del Tribunal de Cuentas y lo constatamos in situ. Puedo dar un ejemplo: una obra que se llama ‘pista de salud’, sobre la ruta 301 y camino a la ‘Papelera’. Esa pista de salud no está”.
Agua.- La vocal Stella Maris Arce también le preguntó al testigo Coroneu Astorga sobre las constataciones técnicas en las obras de la DAU. El ingeniero fiscal del Tribunal de Cuentas expuso entonces sobre un caso en el que procedió a rectificar las observaciones efectuadas en la auditoría original. “Había una obra (titulada) ‘Red de Agua Potable - Barrio Gráfico II, segunda etapa’. Da la casualidad de que en Las Talitas existe ese barrio; nosotros fuimos. No teníamos documentación técnica, ni planos de la ubicación de la obra. Cuando llegó la documentación técnica, nos damos con que esa obra estaba ubicada (...) en Américo Vespucio, entre Coronel Zelaya y el Canal de Desagüe Sur. Constatamos que la obra estaba ejecutada, sin el servicio correspondiente”, explicó Coroneu Astorga. Detalló que su labor no concluyó allí. “Nos dirigimos a la SAT (Sociedad Aguas del Tucumán), y nos dijo que la obra se encuentra ejecutada y conectada a la cañería maestra, y su habilitación está condicionada a la presentación de los planos conforme a obra y su consiguiente trasferencia  la SAT, por eso (los vecinos) no tienen el servicio”, añadió el ingeniero. Aclaró que la provisión de agua al barrio se obtiene por unas conexiones hasta una zona cercana.
Sin audiencia.- El juicio oral y público por la causa DAU no tendrá audiencia hoy, debido al feriado puente por el Día del Trabajador. Proseguirá el miércoles próximo.

El informe permitiría “depurar” los proyectos objetados
En la primera audiencia del juicio por el caso “DAU”, el tribunal aceptó la incorporación de las auditorías actualizadas del Tribunal de Cuentas (TC) sobre la gestión de Miguel Brito. Las copias aún no llegaron ya que -según informó el TC al fuero penal- los expedientes son voluminosos. Para las partes, esa documentación es de suma relevancia. En 2013, los auditores informaron sobre anomalías en 86 de casi 500 obras públicas ejecutadas con la ley 7.960. En este tiempo, Brito subsanó algunas observaciones. A diferencia del trámite administrativo, en la causa penal se investigan 38 obras; la mayoría no se corresponderían con el proceso del TC. Así, los datos actualizados permitirán “depurar” el listado de proyectos objetados. 

En los controles preventivos.- “Corríjame si me estoy expresando mal: en los casos en que a usted le ha tocado intervenir, en obras realizadas bajo la ley 7.960, ¿sólo pudieron hacer el control preventivo porque no regresó el expediente?”, le preguntó el fiscal Carlos Saltor al ingeniero fiscal Federico Carlos Coroneu Astorga. “Exacto. Puede ser por muchos factores: que la repartición se quede sin plata y se suspenda (la ejecución)... Pero a nosotros no nos llegó más, en el caso de la (ley) 7.960. En los otros (mecanismos), sí”, respondió el testigo. Saltor le consultó si entonces pudo haber ocurrido que “una obra haya sido concluida o no, y se la haya pagado sin que se la visitara”. “Claro, exactamente”, aclaró Coroneu Astorga.

Constatación.- La revelación de que había obras inconclusas por parte del testigo Coroneu Astorga llamó la atención del tribunal. La jueza Alicia Freidenberg, que preside el debate, le consultó entonces cómo se había llevado a cabo esa constatación. “Hay obras que no están ejecutadas. Fuimos en la camioneta del Tribunal de Cuentas y lo constatamos in situ. Puedo dar un ejemplo: una obra que se llama ‘pista de salud’, sobre la ruta 301 y camino a la ‘Papelera’. Esa pista de salud no está”.

Agua.- La vocal Stella Maris Arce también le preguntó al testigo Coroneu Astorga sobre las constataciones técnicas en las obras de la DAU. El ingeniero fiscal del Tribunal de Cuentas expuso entonces sobre un caso en el que procedió a rectificar las observaciones efectuadas en la auditoría original. “Había una obra (titulada) ‘Red de Agua Potable - Barrio Gráfico II, segunda etapa’. Da la casualidad de que en Las Talitas existe ese barrio; nosotros fuimos. No teníamos documentación técnica, ni planos de la ubicación de la obra. Cuando llegó la documentación técnica, nos damos con que esa obra estaba ubicada (...) en Américo Vespucio, entre Coronel Zelaya y el Canal de Desagüe Sur. Constatamos que la obra estaba ejecutada, sin el servicio correspondiente”, explicó Coroneu Astorga. Detalló que su labor no concluyó allí. “Nos dirigimos a la SAT (Sociedad Aguas del Tucumán), y nos dijo que la obra se encuentra ejecutada y conectada a la cañería maestra, y su habilitación está condicionada a la presentación de los planos conforme a obra y su consiguiente trasferencia a la SAT, por eso (los vecinos) no tienen el servicio”, añadió el ingeniero. Aclaró que la provisión de agua al barrio se obtiene por unas conexiones hasta una zona cercana.

Sin audiencia.- El juicio oral y público por la causa DAU no tendrá audiencia hoy, debido al feriado puente por el Día del Trabajador. Proseguirá el miércoles próximo.

Comentarios