Alfaro en Buen Día: "desde que Cortalezzi asumió, el Concejo viene de escándalo en escándalo"

El intendente capitalino se despachó duramente contra el presidente del cuerpo y pidió que los parlamentarios se realicen una rinoscopía para "dar el ejemplo".

24 Abr 2018

Tajante y contundente. El intendente de la capital, Germán Alfaro (Cambiemos), se despachó duramente contra el manzurista presidente del Concejo, Armando Cortalezzi, y volvió a insistir en que, pese al veto, sí se aplicará el boleto universitario aunque será en 2019.

"Desde que Cortalezzi asumió, el Concejo viene de escándalo en escándalo. Es un presidente totalmente ausente. Todavía no entiendo cómo puede dirigir de esta forma, sin diálogo. No conversa con nadie. Nunca se ha sentado a hablar conmigo", dijo el jefe municipal en "Buen Día", el matutino de LG Play.

Luego agregó: "lo que debería hacer el Concejo es comenzar a dictar ordenanzas ejemplificadoras para poder lavarse la cara. Entre ellas el tema de la rinoscopía (estudios para detectar la presencia de drogas ilegales). Lo tienen escondido. Resulta que ellos legislan sobre el tema de la droga, pero los propios legisladores no dan el ejemplo y no hacen normas en donde le den confianza en la gente. Y recuperar la confianza es someterse a ese tipo de cosas".

Alfaro vetó la ordenanza del boleto universitario, pero aseguró que lo aplicará por decreto en 2019

El intendente, además, aclaró que su relación con el Concejo está complicando su gestión por los diferentes cruces políticos.

"¿Qué ordenanza me otorgó el Concejo que signifique un aporte, una propuesta o una idea para el municipio? Y así seguirá siendo. Es claro: este es el Concejo que quería (Juan) Manzur. Ellos brindaron a fin de año por recuperar este Concejo, con este presidente y con (Ricardo) Bussi (Fuerza Republicana) a la par", explicó Alfaro.

Sobre el boleto estudiantil, el intendente dijo: "Sí va a haber, pero será en 2019. El problema no es el costo, sino que llegue a quien realmente lo necesite. En el Concejo realizaron una ordenanza a la apurada, no pensando en los alumnos, sin pedir informes. Ahora todos quieren estar en la foto del boleto".

"El texto de la ordenanza deja afuera a 50.000 alumnos de las universidades porque se olvida de los ingresantes. Incluye sólo a los regulares (quienes aprobaron dos materias el año anterior), cuando el 60% de los alumnos universitarios son ingresantes. Es una ordenanza excluyente, inaplicable, injusta e inequitativa. Si nosotros queremos ayudar a los alumnos para reducir la deserción universitaria hay que apuntar especialmente a los ingresantes”, cerró Alfaro.

Comentarios