Seis consejos para ahorrar gas y disminuir los costos en la factura

Con pequeños recaudos podés evitar derrochar recursos y cuidar el bolsillo.

23 Abr 2018
1

Los incrementos en las tarifas de los servicios están en el centro de la polémica y, con la aproximación del invierno, la boleta del gas es la más temida. Desde el 1 de abril entró en vigencia una suba del 40% en la facturación de particulares y, en lo que va del mandato de Mauricio Macri, acumula un 1.300%.

El Gobierno Nacional resolvió que se dará la posibilidad de realizar el pago del último aumento en la tarifa del gas en tres cuotas bimestrales. Según se acordó, los pagos estarán distribuidos en las facturas emitidas entre el 1 de julio y el 31 de octubre. No es el monto total de las facturas de invierno las que se pueden diferir y pagar en cuotas, sólo la porción correspondiente al último incremento.

En el Gobierno hablan de moderar las tarifas y de ahorro en el consumo

Si bien en Tucumán la "primavera" parece no querer marcharse de la provincia, hay que empezar a tomar recaudos para no recibir sorpresas desagradables con la boleta.

Mirá estos seis consejos que podés aplicar en tu casa para ahorrar y no derrochar energía:

- Apagar los pilotos de los artefactos que no se utilizan. Se estima que el 12% del consumo de un hogar se va por mantener encendida la llama del piloto del calefón (o del calefactor). Es importante no tapar las rejillas de ventilación obligatorias que evitan accidentes con monóxido de carbono.

- Regular el calefón o el termotanque a la temperatura ideal, para que no haya que agregarle agua fría. Con esa simple medida evitás un derroche de energía y de agua, además de cuidar tu bolsillo.

Suba de gas y pago en cuotas: 10 claves para entender la decisión del Gobierno

- No utilizar el calefactor durante las 24 horas. Si bien por el momento los tucumanos lo tenemos guardado, se espera que a partir de las próximas semanas bajen las temperaturas. Este artefacto tiene un alto nivel de consumo, y promedia el medio metro cúbico por hora que, en un bimestre, llega a acumular 600 metros cúbicos. Por esta razón es recomendable apagar el artefacto o reducirlo al mínimo durante la noche y en horas del mediodía cuando la temperatura externa es más agradable.

- Calefaccionar sólo lugares del hogar de uso frecuente y donde hay gente. A la hora de elegir la temperatura, poné el termómetro donde sea agradable, sin ser un calor asfixiante, y se pueda estar con poco abrigo. No pretendás andar de remera y short en tu casa si afuera está frío.

- Bajar la llama de la hornalla al mínimo cuando la comida empieza a hervir. No hacerlo significa derrochar gas.

- Reducir las vías de escape del calor. Mejorar el aislamiento térmico permite un óptimo rendimiento y se puede lograr un importante ahorro de energía en calefacción. Es importante controlar que los burletes y cerramientos estén en perfectas condiciones. Asimismo, se recomienda mantener las puertas cerradas para que el aire caliente no se escape por pasillos o por habitaciones vacías.

Comentarios