Toledo habría sufrido la rotura del tendón de Aquiles

Lucchetti se operó un tendón del hombro en 2017.

23 Abr 2018 Por Nicolás Iriarte
2

ÁNIMO. Toledo pudo esbozar una sonrisa cuando era trasladado por el kinesiólogo. @AlvaroJurao97

El tiempo que pasará entre las 16.12 de ayer, y las 9 de hoy se puede haber contado en horas para cualquiera pero para Javier Toledo y el cuerpo técnico, la unidad de medida fue otra. Especulaciones, deseos, pensamientos apocalípticos, pensamientos esperanzadores, más pensamientos apocalípticos y mucho dolor no se comparan con las 17 horas que mediaron entre el momento en el que cayó mal tras saltar junto a Yeimar Gómez Andrade y la realización del estudio que determinará qué lesión tiene.

La resonancia a la que se someterá el delantero hoy, según allegados al plantel “decano”, terminará de confirmar en fotos lo que en los primeros diagnósticos dentro del vestuario suponen: ruptura en el tendón de Aquiles de su pierna derecha. Justamente esa imagen dejaría ver la magnitud de esa ruptura y a partir de ahí, se podrá conocer el tiempo de recuperación, sea cual sea la lesión.

Incluso su salida del estadio fue lo suficientemente elocuente: en una silla de ruedas y con una férula en la pierna.

“Todavía no tenemos la confirmación oficial sobre la lesión de Javier. Esperemos que no sea nada grave”, comentó Ricardo Zielinski tras el partido.

El deseo es del entrenador y de todo el plantel de Atlético que ganó en La Paz el último miércoles gracias a un gol del cordobés. Con cuatro goles es el segundo goleador de la temporada para el equipo aún habiendo jugado menos de un semestre (participó en 12 partidos), detrás de Luis Rodríguez.

Así de importante es para Atlético Toledo, que llegó al club como una opción importante en la posición de 9 tras las partida de Fernando Zampedri, el jugador al que le costó tanto reemplazar.

Lamentablemente para Atlético Toledo no sería el único jugador con una lesión importante. Cristian Lucchetti también tuvo problemas con los tendones pero en su caso, el del hombro izquierdo, roto tras el partido de las semifinales de la Copa Argentina.

El arquero se sometió a una operación en noviembre del año pasado y pese a que se esperaba que pueda volver antes del final de la temporada, ahora se especula que regresará a calzarse los guantes después del Mundial. El arquero todavía sufre dolores en su brazo y no puede tirarse con comodidad.

La decisión fue tomada una vez que Lucchetti comunicó las primeras sensaciones cuando recibió el alta pero pese a despedirse oficialmente hasta agosto, “Laucha” se mostró presente en el grupo. No solo en las prácticas donde es uno más sino en los viajes: acompañó a la delegación hasta La Paz, en el último partido de Copa Libertadores.

Nadie quiere que el delantero pase por lo mismo luego de que se conozcan los resultados de la resonancia pero todo apunta a que así será. Al menos eso dicen los informes previos pero nadie confirmó oficialmente la noticia.

Mientras tanto, Toledo sigue contando las horas pero de otra forma. Con miles de cosas en su cabeza y esperando un milagro médico. Zielinski y compañía, aguradan por lo mismo.

Comentarios