Los reclamos en el Tribunal de Faltas municipal no dan tregua, a un mes del inicio de los cortes

Los empleados de la dependencia insisten en que las obras de remodelación se paralizaron en diciembre y no cuentan con baños. El sindicato busca que se dicte la conciliación obligatoria. El director del ente afirmó que se quiere perjudicar al intendente.

18 Abr 2018

El conflicto por las condiciones de trabajo en el Tribunal Municipal de Faltas promete extenderse. “Llevamos un mes con los cortes de calles y el paro en el organismo, queremos una tregua para llegar a una solución: no están dadas las condiciones para trabajar, con la remodelación abandonada”, explicó Rodolfo Suárez, uno de los delegados gremiales. Los trabajadores denunciaron que aún no se solucionaron las filtraciones de líquidos cloacales de las cañerías de los pisos superiores, y que todavía llueven aguas servidas sobre los empleados. “Estamos hacinados, sin mobiliario y sin condiciones dignas para trabajar”, continuó Suárez.

Hace un mes que los aproximadamente 2.000 vehículos por hora que transitan por avenida Jujuy deben desviarse por San Lorenzo, a raíz de los piquetes en la puerta del ente recaudador del municipio. “La situación es caótica, por eso remitimos un informe sobre el caos vehicular magistral que se ha generado”, explicó Enrique Romero, titular de la Unidad Operativa de Tránsito y Transporte.

José Costanzo, director del Tribunal de Faltas, aseguró que en los próximos días se retomarán las obras. “Es verdad que resta trabajar en los baños, pero en el conjunto de la obra los trabajos tienen un avance del 95%. Hace 50 años que no se remodelaban las dependencias municipales, esta protesta es por un grupúsculo que perjudica a los vecinos”, cuestionó el funcionario de la gestión del intendente Germán Alfaro (Cambiemos).

Trabajos inconclusos

Hace un año, cuando comenzaron las protestas de los trabajadores del ente municipal, LA GACETA había recorrido la sede del Tribunal de Faltas (Jujuy al 200), y constatado las pérdidas cloacales de los pisos superiores (donde viven familias en departamentos privados). Las filtraciones caían sobre los escritorios de los empleados de las fiscalías. “Tenemos videos: cuando tiran la cadena o alguien se baña en los departamentos llueve esa porquería por el techo y nos cae encima”, había relatado el empleado César Holgado a este diario. Tras los reclamos, la Municipalidad encaró la remodelación integral de la dependencia.

El secretario general del Sindicato de Obreros y Empleados Municipales (SEOM), Osvaldo Acosta, junto a los delegados gremiales Suárez y Gustavo Rosales, acompañaron ayer a LA GACETA a recorrer el edificio.


“Lo que sucede es que los baños no están concluidos, las viejas instalaciones no están en condiciones de ser usadas y encima, por la humedad, cedió el cielorraso y se lo apuntaló con un puntal de madera”, continuó Rosales. Los trabajadores explicaron que los archivos de la dependencia fueron trasladados al patio de un galpón en el fondo del edificio, donde funciona la Dirección de Educación municipal. “Acá debería trabajar un grupo de empleados, pero no tienen mobiliario y es un festival de mosquitos”, expresaron Suárez y Rosales. Entre los muebles afectados por la humedad había cajas rotas en el piso con documentación fechada en 2013.

“Como sindicato, lo primero que hicimos fue reclamar en la Secretaría de Trabajo la situación por la que pasa el personal. La Municipalidad luego descontó por planilla a los empleados por realizar el paro (en algunos casos hasta $ 7.000). Inspectores de Trabajo constataron el estado del edificio y nos dieron la razón. Hubo dos audiencias y la Municipalidad no realizó aportes. Esperamos por la conciliación obligatoria. De manera paralela, denunciamos la situación en la Defensoría del Pueblo; se convocó a una audiencia y pegaron el faltazo”, enumeró Acosta.


Los manifestantes relataron que encargaron un diagnóstico a un técnico en Higiene y Seguridad, donde recomendaba que el edificio no se habilite por las vigas temporales de madera, el peligro de derrumbe de determinadas áreas y la precaria instalación eléctrica.

Contra Alfaro

“La única explicación para las protestas es que evidentemente hay un tinte político. El grupúsculo de 12 personas guiadas por Acosta, quien cumple órdenes de Casa de Gobierno, hace todo esto para perjudicar la positiva gestión del intendente. Dos veces por semana se inauguran obras municipales. Queda mucho por hacer pero hace mucho que no se hacía tanto en una gestión municipal”, consideró Costanzo.

El director del Tribunal de Faltas explicó que los trabajos pendientes en los baños representan el 5% de la remodelación integral, que está completa en un 95%, afirmó. “La mayoría de los trabajadores, quienes sí quieren trabajar, asisten a la Dirección de Tránsito donde atendemos a todos los expedientes que trata normalmente el Tribunal de Faltas en su sede de Jujuy al 200”, continuó.

Respecto a los cortes de calle, Costanzo se mostró consternado: “no pueden perjudicar por tanto tiempo a todos los vecinos de la ciudad. En Buenos Aires por cortar dos días seguidos ya un fiscal inicia de oficio una causa”. Y agregó: “está confirmado que esta semana se retoman los trabajos. El edificio, de todas maneras, sí está en condiciones de trabajar y los baños viejos, aunque restan remodelar, están en mejores condiciones que los de cualquier dependencia de la Provincia”.

Comentarios