"Antes nos desaparecían, ahora nos meten presos de a uno", disparó Beatriz Rojkés

La esposa del senador Alperovich recordó que en 2015 le había ofrecido a Manzur conducir el partido. "Hasta 2019, la presidenta del PJ soy yo".

13 Abr 2018
1

Beatriz Rojkés de Alperovich aprovechó una disertación del kirchnerista Aníbal Fernández para enviar un mensaje a la interna oficialista local. Aclaró que su mandato vence en abril de 2019 y que, hasta entonces, ella conducirá el distrito local del Partido Justicialista (PJ).

“Hasta abril (de 2019), la presidenta del PJ soy yo”, remarcó desde el escenario del anfiteatro Miguel Angel Estrella, flanqueada sólo por el ex jefe de Gabinete kirchnerista y por el escritor Carlos Caramello.

La ex senadora nacional abrió el ciclo de disertaciones “Todas las voces, todas” con una alusión a la situación del partido a nivel nacional, intervenido por orden de la jueza federal María Servini (el gastronómico Luis Barrionuevo fue designado normalizador).

Dijo que el miércoles, en Buenos Aires, había vivido un día de mucha angustia, pero que consideraba que el peronismo saldría fortalecido de esta circunstancia. “Fiel a como soy, media crédula y media romántica, estoy convencida de que nadie hizo más por la unión de nuestro partido que el presidente (Mauricio) Macri”, arengó ante los militantes. En el acto sobresalió una bandera del espacio político ligado al ex senador Sergio Mansilla. Y, entre los referentes oficialistas con cargos institucionales, el apoderado del PJ y legislador Marcelo Caponio se ubicó en primera fila. Fue el único.

Gioja apeló el fallo y convocó a un congreso del PJ

La presidenta del PJ llevó luego su breve alocución al terreno provincial, en el que en las últimas semanas se alzaron voces en favor de una renovación de la conducción partidaria. Puntualmente, el presidente subrogante de la Cámara, Fernando Juri, había considerado que el PJ debía estar en manos de quienes conducen la provincia, en alusión a la fórmula Juan Manzur-Osvaldo Jaldo. Aunque sin mencionarlo, Rojkés recordó la elección interna en la que venció a Juri, en 2007. “La elección más difícil que enfrenté en mi carrera, la que más me costó, fue la que di para conducir este partido”, refrescó. “Que nadie me hable de legitimidad. Somos peronistas con todos adentro. Nadie tiene el dedo más largo que otro para acusar”, arremetió.

Luego, rememoró un hecho inédito ocurrido en 2015, a poco del triunfo electoral del Frente para la Victoria. “Al poco tiempo le ofrecí a Manzur la presidencia del partido, porque me parecía que era lo correspondía; es mi vicepresidente, y no la aceptó”, relató. “Hasta abril (de 2019) la presidenta soy yo, y no hay motivo para que eso cambie, salvo estas cosas locas que vimos”, dijo, en referencia a la intervención del PJ a nivel nacional.

Y cerró con críticas al macrismo. “El enemigo no está aquí, está del otro lado: es el hambre, el cierre de escuelas, la falta de vacunas”. “Antes nos desaparecían de a uno, ahora nos meten presos de a uno. La Justicia hace lo que ellos quieren”, sentenció Rojkés.

Comentarios