Macri y Rajoy, en alianza contra Maduro

El presidente argentino y su par español coincidieron en que no reconocerán los resultados de las elecciones de mayo en Venezuela “Hace rato que no hay democracia en ese país”, planteó Macri. Rajoy dio su apoyo para el acuerdo entre la UE y el Mercosur

11 Abr 2018
1

BRINDIS Y COINCIDENCIAS. Rajoy choca su copa con la primera dama, Juliana Awada, tras haber brindado con MacrI en un hotel de Puerto Madero. Reuters

En una charla distendida, en la que intercambiaron elogios y hasta chanzas por el último partido de fútbol entre Argentina y España (el país fue goleado 6 a 1), Mauricio Macri y Mariano Rajoy coincidieron en que no convalidarán el resultado de las elecciones presidenciales de mayo próximo en Venezuela.

El jefe de Gobierno español, quien llegó en la noche del lunes al país, encabezó ayer junto al presidente Macri un Foro de Empresarios de ambos países -su comitiva la integran 70 hombres de negocios de España-, y luego se reunió a solas en el despacho presidencial en la Casa Rosada, antes de brindar una conferencia de prensa conjunta.

De la reunión con Rajoy, Macri se garantizó dos apoyos claves de España: el del ingreso argentino a la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE), por la que el Gobierno viene pujando desde que asumió; y también una pronta firma de un acuerdo entre la Unión Europea y el Mercosur. Ambos, además, reclamaron al presidente venezolano, Nicolás Maduro, que libere a lo presos políticos y se establezca un cronograma electoral “en serio”.

Diagnóstico similar

“Por más que Maduro me insulte, no lo vamos a reconocer como un presidente democrático ya que hace rato que no hay democracia en ese país”, sostuvo Macri al comparecer junto a Rajoy para hacer una declaración conjunta a los periodistas en el Salón Blanco de la Casa Rosada.

“Esas elecciones no tienen ningún valor”, puntualizó el argentino. Por su parte, Rajoy señaló que con Macri coincidieron “en el análisis de la situación”. “La única solución viable es devolver la palabra a los venezolanos, sin amenazas y sin aprovechar el hambre y la miseria provocada por la incompetencia para establecer regímenes clientelares”, señaló el español.

“Queremos para los venezolanos lo mismo que para nuestros países: democracia, libertad, derechos humanos, estabilidad, tranquilidad y progreso económico y social”, remarcó el mandatario español. Macri cuestionó el “nivel de atropello con el que ha actuado el gobierno de Maduro”. “Argentina seguirá reclamando por una salida democrática para el pueblo venezolano”. “Seguimos insistiendo con que esa elección (convocada para el 20 de mayo) no tiene validez. No vamos a convalidar el proceso electoral”, apuntó Macri.

El lunes, en un comunicado, el gobierno español había advertido que la situación en Venezuela “ha desbordado sus fronteras para convertirse en un problema regional, como atestigua la creciente y trágica diáspora venezolana”.

Acuerdo regional

El presidente Rajoy insistió, en más de una ocasión, de que se trata de “dos gobiernos en plena sintonía sobre la mayoría de cuestiones” en lo que hace a política exterior, y por ello, mencionó que Argentina al frente del G20 tiene una “tarea ardua cuando soplan vientos proteccionistas”.

Macri y Rajoy apuestan fuerte por la liberalización económica y es por eso que el presidente español felicitó al argentino por la serie de reformas políticas que llevaron a la “apertura económica”, algo que -dijo- le dio “previsibilidad” al país. “Ahora existe un cambio de percepción muy notorio sobre Argentina”, afirmó.

Rajoy se permitió un pequeña ironía contra el gobierno anterior al afirmar que “ha sido mucho tiempo, demasiado” el que hacía que un mandatario español no visitaba el país, ya que pasaron 11 años desde la última visita oficial, debido al proceso de desgaste de las relaciones bilaterales entre Argentina y España en años anteriores.

“Esta visita es la continuación natural de la visita de Estado de Macri a España, que permitió avanzar en una verdadera y profunda renovación de las relaciones bilaterales”, afirmó Rajoy.

Rajoy indicó también que Macri le pidió una petición oficial a los reyes de España para que visiten la Argentina en ocasión del VIII Congreso Internacional de la Lengua Española, que se realizará en la capital cordobesa entre el 27 y el 30 de marzo de 2019.

La visita de Rajoy a la Argentina buscó potenciar las inversiones entre ambos países. Según indica el gobierno español, en 2017 creció el comercio bilateral en un 20%, alcanzando los 2872 millones de euros.

“España es el segundo inversor en Argentina, pero podría ser el primero”, aventuró el presidente español, y animó a los empresarios a “seguir confiando en este futuro compartido”.

Argentina y España firmaron también una serie de acuerdos, como un memorándum de entendimiento con el Ministerio de Energía, Turismo y Agenda Digital del Reino de España. También una declaración de interés para la cooperación en materia de manejo integral de Recursos Hídricos, y un memorándum de entendimiento con el Ministerio de Transporte de España.

Pasión compartida

“No se crean que ese resultado del 6 a 1 en el amistoso significa nada”, bromeó Macri durante su alocución, en relación a la goleada de la selección de España contra Argentina días atrás.

“En el Mundial, capaz que tenemos revancha en cuartos de final, y en el campo pondremos las cosas en su lugar, como corresponde”, prosiguió. “Es verdad que el partido era amistoso”, continuó Rajoy, pero aún siendo amistoso no es lo mismo un resultado que otro, y en cualquier caso, todo eso ya es historia de la humanidad, y volveremos a vernos pronto”, afirmó, en medio de las risas.

Posteriormente, los presidentes compartieron un almuerzo en el Museo Casa Rosada junto a miembros del gabinete, gobernadores (asistió el tucumano Juan Manzur), personalidades de la cultura, empresarios, sindicalistas, rectores de universidades, miembros de colectividades españolas en Argentina, entre otros actores sociales y políticos. (Télam)

Comentarios