Provincia y Nación cruzaron chicanas y críticas, pero acordaron obras

Resolvieron solicitar financiamiento internacional para el reencauce del río San Francisco y evitar nuevas inundaciones. Funcionarios nacionales destacaron que el proyecto para devolver el río a su curso histórico será fundamental para evitar que se repitan las inundaciones en La Madrid

11 Abr 2018
1

TRAS LA TENSIÓN, LAS BROMAS. Boscarino y Terán Nougués rodean al funcionario nacional, Álvarez de Célis. la gaceta / foto de Antonio Ferroni

La Provincia y la Nación avanzan en la búsqueda de financiamiento de un proyecto de obra para que La Madrid no vuelva a inundarse. A un año de la catástrofe en la localidad del sur tucumano, en el despacho de la Unidad Ejecutora Provincial (UEP) se explicaron las causas del fenómeno meteorológico y se propuso una solución de fondo: reencauzar el río San Francisco, uno de los culpables de que el pueblo quedara bajo el agua.

Funcionarios del Gobierno nacional (del Ministerio del Interior y del Plan Belgrano), de Casa de Gobierno (de la Secretaría de Obras Públicas, Ministerio de Desarrollo Productivo, Dirección Provincial de Vialidad, Instituto de Vivienda y de la UEP) y legisladores de la Comisión de Emergencia Hídrica, discutieron durante casi cuatro horas diferentes proyectos para recuperar La Madrid tras la inundación que dejó a casi el 80% de la localidad bajo el agua -en algunas zonas el líquido en las viviendas alcanzó los dos metros-.

“El tema fundamental es la solución integral del cauce del río San Francisco, así que estudiamos con técnicos del BID para ver si la pueden financiar. Solucionaría casi definitivamente las inundaciones en La Madrid pero debemos trabajar en el proyecto”, explicó Fernando Álvarez de Celis, secretario de Planificación Territorial y Coordinación de la Obra Pública de la Nación. Y agregó: “primero hay que expropiar la zona en la que reencauzaremos el río y haremos un bañado. Buscamos la reconstrucción definitiva de la zona para que no sea tan vulnerable a nuevas inundaciones”.

“Dejamos atrás las discrepancias y analizamos todos los proyectos sobre la mesa, uno por uno. Vimos los papeles que según unos faltaban y según otros sí estaban, para presentarlos formalmente. Todo está en orden. Como cereza de la torta hicimos una exposición para gente del BID sobre una idea desarrollada por la Provincia que solucionaría integralmente las inundaciones en La Madrid”, destacó Sisto Terán Nougués, titular de la UEP.

Las causas

El ingeniero civil Eduardo Martel, uno de los miembros técnicos de la comisión especial de Emergencia Hídrica convocada por la Legislatura, expuso ante los funcionarios algunos de los resultados del informe elaborado.

En las últimas décadas se desmontaron cerca de 100.000 hectáreas, destinadas a la explotación agrícola -el 70% se deforestó en Catamarca para cultivar soja-. Los cambios en el uso de los suelos provocaron que el antiguo bañado de Ovanta se transformara en un río. El río Ovanta se constituyó en uno de los afluentes del San Francisco (junto al Alijilán). Por obra de productores privados, el río San Francisco fue desviado y pasó a desembocar en el río Marapa, a la altura del paraje Los Sauces, río arriba de La Madrid, cuando su cauce natural se unía al Marapa aguas abajo.

“El área de influencia de la cuenca del Marapa se amplió de 2.082 kilómetros cuadrados a 4.357 kilómetros cuadrados. Además, la cantidad de sedimento del San Francisco provocó que se colmatara el río Marapa”, explicó Martel. “Por eso es que en algunas zonas había más de un metro de sedimento adentro de las casas”, comentó por lo bajo el comisionado de La Madrid, Dardo Herrera. Los cambios de cauces, sumados a las lluvias de hasta 320 milímetros en un par de horas a finales de marzo de 2017, provocaron las inundaciones.

El plan propuesto a los técnicos del BID será reencauzar el San Francisco y crear un descanso de agua o bañado, para que el curso de agua vuelva a desembocar al Marapa aguas abajo de La Madrid. “La Nación tiene varias líneas abiertas de crédito con el BID, y una de ellas es la de Emergencia. Queremos trabajar con soluciones definitivas. Así lo hicimos en Comodoro Rivadavia. Una alternativa es que las obras sean financiadas por el BID y la otra por el Gobierno nacional. El país tiene más de 10 provincias declaradas en emergencias por las inundaciones, por la falta de inversión histórica en obras”, continuó Álvarez de Celis.

“Esta obra es fundamental para evitar la duplicación de caudales. El compromiso es que si tenemos lluvias de gran volumen, como las de 2017, no volvamos a tener inundaciones y el río San Francisco no impacte en La Madrid”, acotó RJosé Ricardo Ascárate, subsecretario de Infraestructura del Plan Belgrano.

Los técnicos del BID solicitaron profundizar los informes técnicos y visitarán la zona, acompañados de funcionarios nacionales y provinciales.

Terán Nougués explicó que la expropiación de las 4.800 hectáreas de terrenos productivos donde se realizará el descanso insumirá alrededor de $ 50 millones. Las obras de infraestructura para reubicar el cauce del San Francisco y crear el descanso insumirían cerca de $ 300 millones. “Álvarez de Célis nos dijo que independientemente del BID, el Estado nacional se reserva otras vías de financiamiento alternativas. Dimos el puntapié inicial a una obra importantísima”, dijo esperanzado el ex legislador.

Comentarios