Una larga agonía: así fueron las horas finales del ARA San Juan y su tripulación

Una comisión de expertos elabora un documento que intenta explicar qué causó la desaparición del submarino.

06 Abr 2018
1

ARA SAN JUAN. El submarino, durante una navegación. ARCHIVO

Una larga agonía. Así fueron las horas finales del submarino ARA San Juan y su tripulación, según un documento que elabora una comisión de expertos.

La comisión investigadora y ad honorem que creó el Ministerio de Defensa está integrada por los contraalmirantes Adolfo Trama y Alejandro Kenny, y por el capitán de navío Jorge Bergallo, quien además es el padre de Jorge Ignacio Bergallo (uno de los 44 tripulantes del submarino desaparecido).

El diario La Nación tuvo acceso al borrador del documento, que será presentado al ministro de Defensa, Oscar Aguad, a fin de mes. Según los expertos, lo que se estima que ocurrió es que todo comenzó con un incendio en el tanque de baterías ubicado en la proa. El incidente habría sido causado por la entrada de agua a través del snorkel.

El 14 de noviembre, día de la desaparición del submarino, se produjo un temporal desde el sudoeste. Por ese motivo, el submarino debía navegar en superficie hacia el noreste para que las olas vinieran de popa y afectaran menos la navegación.

El video de la última misión del ARA San Juan antes de desaparecer.

El incendio obligó a que el ARA San Juan saliera a superficie, de noche, y en medio de una tormenta. Controlar ese incidente, sacar el humo y el hidrógeno podría haber llevado horas, en la oscuridad y con clima hostil.

Según el reporte, cuando se pudo controlar la situación, se decidió ir a inmersión con intención de navegar hacia Mar del Plata.

Los expertos creen que, en algún momento, se habría reavivado el incendio o desatado uno nuevo. Otra vez a oscuras y ahora con la tripulación cansada, una nueva explosión podría haber generado descontrol. Ante esa situación, la nave se fue hacia el fondo hasta el fondo sin control.

De acuerdo con el borrador, la explosión que se detectó fue, en realidad, una implosión y el abollamiento del casco por la presión del agua. Este es el sonido que detectó la Organización del Tratado de Prohibición de Ensayos Nucleares (CTBTO, por sus siglas en inglés).

Para elaborar el documento, los integrantes del equipo analizaron casos anteriores y bibliografía internacional. Además, se reunieron con otros expertos internacionales y mantuvieron contacto con personal del CTBTO. Cabe aclarar que esta hipótesis sólo podrá ser corroborada si alguna vez se encuentra la nave desaparecida.


Comentarios