Lula tiene hasta las 17 para entregarse, pero su defensa juega la última carta para evitar la detención

1

MANIFESTACIÓN. Simpatizantes de Lula protestan contra la decisión de la Justicia. REUTERS

Sus abogados presentaron un pedido de hábeas corpus para posponer la detención hasta el martes.

06 Abr 2018

La defensa del ex presidente brasileño Luiz Inácio Lula da Silva presentó esta madrugada un pedido de habeas corpus para intentar una última posibilidad de que el líder opositor no sea detenido por el juez Sérgio Moro, que le dio plazo hasta las 17 de hoy para entregarse a cumplir la condena de 12 años y un mes de prisión por corrupción.

Los abogados hicieron la presentación ante el Supremo Tribunal de Justicia, máxima corte penal, con el argumento de que el pedido de prisión fue emitido sin que la cámara de apelaciones de Porto Alegre cumpliera con los ritos del proceso.

Existe un recurso de queja con el cual Lula ganaría tiempo hasta el martes, pero de todos modos el Tribunal de Porto Alegre liberó al juez Sérgio Moro para detener al ex presidente.

Moro lo hizo en tiempo récord: en 40 minutos firmó la orden de prisión y pidió a la policía federal no usar esposas al arrestarlo.

La defensa de Lula explicó que "la orden de captura llegó antes de que se terminen los trámites y recursos ante el tribunal", en virtud de que en el fallo del tribunal del 24 de enero último, los tres magistrados determinaron que la prisión solo podría ocurrir después de agotada toda la tramitación en segunda instancia.

Al emitir la orden de prisión, Moro afirma que estos recursos que tiene Lula son parte de una "patología" destinada a dilatar el proceso.

Lula, dos veces presidente entre 2003 y 2010, tiene plazo hasta las 17 para presentarse ante la Policía Federal de Curitiba, ciudad en la que deberá cumplir su condena, pero el fundador del Partido de los Trabajadores no dio pistas aún sobre si se entregará.


Comentarios