“Algunos jueces están cómodos”

Caponio (PJ) criticó al titular de la Corte

04 Abr 2018

Allá por 2013, cuando comenzó a funcionar la comisión que redactó el anteproyecto del Código Procesal Penal sancionado tres años después, nadie sospechaba que este entraría en vigor casi por accidente (ver “No hubo prórroga...”). Marcelo Caponio, el legislador oficialista que encabezó aquel comité, manifestó ayer que esta situación inesperada revela hasta qué punto el Poder Judicial está divorciado de la sociedad. “Algunos jueces buscan su comodidad y, por eso, no quieren dejar el código actual, que les otorga privilegios a costa de una gran impunidad”, expresó.

Caponio (PJ) afirmó que el poder político había tomado la decisión de acelerar los procesos penales para que haya condenas firmes. “La Corte Suprema de Justicia de Tucumán es la autoridad de aplicación del nuevo código. Algunos vocales, como Antonio Estofán y Antonio Gandur, trabajaron para que esta transformación se haga realidad. Pero el presidente (Daniel Posse) siempre se resistió al cambio y es responsable de que, pese a ello, hoy el nuevo código esté vigente en Concepción y en Monteros, y sea obligatorio para los jueces, más allá de que las partes lo invoquen”, opinó. Caponio objetó la falta de un trabajo institucional para implementar la reforma de manera adecuada. “Ni siquiera accedemos a estadísticas actualizadas sobre el desempeño del fuero penal”, cuestionó. Y añadió que advertía un desinterés generalizado, que alcanzaba a los propios profesionales: “el Colegio de Abogados está más preocupado por aprovechar los millones que gasta el Consejo Asesor de la Magistratura y por los jueces subrogantes que por poner en marcha el nuevo proceso penal”.

Comentarios