"Es imposible que se haya matado, estaba muy feliz", dijo una amiga de la jujeña que cayó de un edificio

La familia y los amigos de Ríos piden que se investigue el caso.

03 Abr 2018
1

Ríos (de campera negra) había terminado de cursar las materias de la carrera de Veterinaria.

Los amigos y familiares de Ana Ríos, la jujeña que murió el pasado domingo luego de agonizar durante más de 48 horas por las heridas que le causó la caída desde el cuarto piso de un edificio de San Juan al 800, aseguran que nunca pudo haber tomado la decisión de quitarse la vida.

Lilia Sofía Juárez, una de las amigas de la fallecida, indicó que jamás hubiese optado por la drástica medida: "es imposible que haya decidido quitarse la vida. Estaba feliz porque había terminado de cursar todas las materias y le quedaba muy poco para recibirse. Solo pensaba en rendir todas cuanto antes para poder volverse a su casa".


Ana y Lilia eran compañeras en la carrera de Medicina Veterinaria de la Facultad de Agronomía y Zootecnia de la Universidad Nacional de Tucumán (UNT). La joven de 26 años le había comentado a Juárez que había tenido algunos problemas de pareja: "ella me contó que existieron problemas porque él la agredió. Me dijo además que siempre que estaba alcoholizado la empujaba. Ella del departamento de él se cayó de espalda y, por lo que entiendo, una persona que se quiere matar se tira de cabeza".

Por motivos que se investigan, Ríos cayó al vacío desde el departamento en el que vivía su novio Facundo Guerrero, también oriundo de Jujuy y con quien mantenía un vínculo desde hace seis años. El joven habría declarado que su novia decidió quitarse la vida porque estaba deprimida, pero los allegados a la estudiante universitaria sostienen que se trató de un femicidio.

Guerrero recuperó la libertad el viernes al mediodía, pero desde la fiscalía X se le informó que no podía abandonar la provincia hasta tanto se cuente con todos los resultados de las pericias que se realizaron.

"No sabemos nada de él. La madre sí me comentó que él la llamó para contarle lo que había sucedido y que habría estado alcoholizado. Sabemos que estuvo demorado, pero no entendemos por qué lo dejaron en libertad. Él no se arrimó a ver cómo estaba ni a colaborar con la familia de Ana. Su conducta es muy sospechosa y por eso pedimos que se investigue el caso a fondo", relató Juárez.

Comentarios