"Ana sabía perdonar, por eso llegó a este punto", dijeron amigos de la joven que cayó del edificio

Compañeros y allegados se concentraron frente a Tribunales y pidieron el esclarecimiento de la muerte de Ríos.

04 Abr 2018
1

RECLAMO. Compañeros de Ana exhibieron pancartas ayer.

Ana Ríos debía comenzar hoy su colaboración como ayudante en las clases de Patología. Además, pensaba rendir los últimos exámenes durante este año o el siguiente para poder concluir la carrera de Veterinaria de la Facultad de Agronomía y Zootecnia, en la Universidad Nacional de Tucumán (UNT). Es más, anhelaba abrir su propio consultorio. “Era una chica alegre, divertida y demostraba fortaleza. No dio indicio de haber querido quitarse la vida”, enfatizó Sofía Bollea, una compañera.

El padre de la estudiante de Veterinaria dio datos que llevaron a la detención del novio

La Justicia investiga la muerte de la estudiante de Jujuy, de 26 años, quien cayó el viernes al vacío desde el cuarto piso de un edifico de San Juan al 800, en la capital. Allí, vivía su novio Facundo Guerrero, también proveniente de la provincia vecina. La chica falleció el domingo en el hospital Padilla.

"El novio mintió desde un primer momento", sostuvo el abogado de la familia de la joven que cayó de un edificio

“Ana era una persona adorable, muy predispuesta a colaborar en los proyectos de la facultad. Era una excelente compañera, ayudaba fuera de horario a cada alumno. Trabajaba (por el bar) para mantenerse (económicamente). Era una persona muy tranquila y calmada, que no mereció llegar a este punto”, afirmó Virginia Acosta, titular de la cátedra de Patología.

La amiga y la profesora de Ana, entre decenas de familiares y compañeras, se movilizaron ayer hasta tribunales de avenida Sarmiento al 400, para reclamar el esclarecimiento del caso de la estudiante jujeña y rechazar la hipótesis de posible suicidio. También estuvieron presentes referentes de organizaciones sociales y políticas. “No fue suicidio”; “justicia para Ani”; “nos quitó a nuestra amiga”, fueron algunos de los mensajes escritos en las pancartas que se apreciaron frente a tribunales penales.

"Es imposible que se haya matado, estaba muy feliz", dijo una amiga de la jujeña que cayó de un edificio

“No era una persona deprimida, a pesar de que tuviera sus grandes problemas. Sabía perdonar y tenía un corazón grande como una casa, por eso llegó a este punto”, manifestó Acosta.

“No concuerda”

Marcos Ríos, hermano de Ana, también desestimó la versión de un supuesto suicidio, ya que “no coincide” con la personalidad de la joven. “Tenemos dudas sobre lo que pasó (teniendo en cuenta las declaraciones de la pareja de Ríos). No concuerda con lo que era mi hermana: una persona muy activa, que siempre estaba en contacto con mi mamá y tenía muchos proyectos a corto y largo plazo”, expresó.

Según relató el joven de 27 años, Ana le había contado a su madre hace poco tiempo que había preparado algunos souvenirs para vender y que comenzaría a elaborar comida, con el fin de tener otro ingreso extra. “Tenía muchas iniciativas, sumado a que se estaba por recibir en la carrera de Veterinaria”, enfatizó Marcos.

En Esta Nota

Ana Ríos
Comentarios