La mejor beca no sólo da dinero, también acompaña

Doce jóvenes llegarán a la universidad gracias a los programas de la entidad. La ONG brinda apoyo a estudiantes, a enfermos y a familias

03 Abr 2018

Terminó la secundaria y vino a estudiar a Tucumán, con el coraje que le daban sus 18 años recién cumplidos. Pero no fue suficiente. Antonella Abade necesitaba algo más que un departamento donde instalarse con una amiga de Salta y otra de Jujuy, de donde ella es oriunda. “Dinero no me sobraba pero decidí venirme igual. Al principio fue muy duro: empezar la Facultad en una ciudad desconocida, lejos de mi familia”. Se pregunta si hubiera podido seguir la carrera (Ciencias Económicas) con la desazón del desarraigo y la presión de tener que aprobar para no defraudar a los padres. Pero ella no tuvo que correr ese riesgo. La Fundación León le permitió recibir una beca económica y, sobre todo, sentirse apoyada por un tutor para llegar a sus metas.

La Fundación está cumpliendo 15 años. Alrededor de una mesa, en la sede de Maipú 452, se reúnen cinco de los 12 beneficiarios universitarios que reciben una ayuda económica del Banco Galicia. El año pasado egresó como contador el primer becario, y ya está trabajando en un estudio contable. Otros 147 adolescentes en situación de vulnerabilidad económica son apadrinados, gracias a la Fundación, para afrontar el secundario. Muchos de ellos egresan y continúan estudios superiores con nuevas becas.

Pero el dinero (unos $ 600 para los secundarios y otros $3.000 para los universitarios) no es lo importante. Lo destacable por su eficacia es el sistema de acompañamiento de las trayectorias estudiantiles y de la vida de cada chico. “Tenemos dos tutores: uno que hace nuestro seguimiento académico, que es psicólogo, y que nos aconseja hasta en cuestiones familiares. El otro tutor es un par, que en mi caso soy yo”, sonríe Antonella. Ella que está a punto de recibirse, ayuda con su experiencia a otros jóvenes que recién comienzan.

La mayoría de los becarios estudia Ciencias Económicas porque el benefactor apoya a estudiantes de las carreras que le son afines. Yamila Yñigo tiene 21 años y estudia Ingeniería Agronómica. “Soy de Burruyacu. Mis padres no me podían ayudar. Pagaba cuatro boletos diarios para ir y volver de las dos sedes de la Facultad donde se dictan las materias. Me enteré de la beca de la Fundación y me inscribí por la web. Con esta ayuda puedo alquilar un pequeño departamento con mi hermana”, cuenta la joven.

Walter Made, de 23 años, aún no egresó de la carrera de licenciado en Administración de Empresas, pero ya consiguió un trabajo que le permite ayudar a su padre. Agustín Orru y Leandro García, de 20 y 21 años, respectivamente, vivían en Trancas cuando se enteraron por Facebook de la convocatoria a la beca. Leandro recuerda que al principio se quedaba a dormir en la terminal cuando se le pasaba el último colectivo. Agustín reconoce que su familia lo ayudaba con el alquiler del departamento pero no podía sostener sus gastos de apuntes. Hoy los dos viven en la capital.

Federico Díaz Marino, coordinador del proyecto de Becas dice que el propósito de la ayuda es que los jóvenes terminen sus estudios. Esto se logra con acompañamiento psicológico, orientación y apoyo integral. En el caso de los adolescentes el seguimiento se realiza junto con la escuela y la familia. Se promueven encuentros semanales y mensuales de jóvenes y hasta se les pide que hagan una práctica de voluntariado en alguno de los muchos programas que tiene la Fundación en barrios vulnerables y en escuelas de zonas periféricas.

La Fundación León nació en 2003 como un homenaje de Raúl, Joel y Graciela Feler a su papá, León, que durante 40 años había visitado junto a un par de amigos a los enfermos del Hospital Centro de Salud. La ONG cuenta con un fuerte estrato de jóvenes voluntarios, que desarrollan decenas de programas para promover la salud, la educación y el trabajo de jóvenes, niños y ancianos. Su lema es “por mundo más justo y equitativo”.

En 15 años, 33.785 voluntarios acompañaron a pacientes en los hospitales y experimentaron lo que tantas veces había pensado don León: que “el que no vive para los demás, tampoco vive para sí mismo”.

CÓMO SUMARSE

Los frutos de León, en cifras
15
años cumple la Fundación creada por los hijos de León Feler para honrar a quien les enseñó a ser solidarios y a ayudar al que sufre.
113 
adolescentes recibieron becas para afrontar los estudios secundarios.
1.190
chicos de la primaria asistieron a los talleres de Payasores.
12
jóvenes recibieron becas universitarias. El 75% de los becados universitarios logró continuidad educativa.
126
familias reciben asistencia alimentaria y médica.
826
créditos se instrumentaron por el sistema Grameen.
685
niños concurrieron a los talleres de la Fundación León.
879
jóvenes asistieron a talleres en la escuela secundaria.
562 
pacientes recibieron sillas de ruedas y elementos ortopédicos de Cilsa.
426
personas recibieron elementos ortopédicos en préstamo.
72 
pacientes reciben medicamentos desde 2010.CÓMO SUMARSE

• Mirá en www.fundacionleon.org.ar Twitter, Instagram y Facebook. Tarjetas de festejo al 4310160.

Los frutos de León, en cifras

15 años cumple la Fundación creada por los hijos de León Feler para honrar a quien les enseñó a ser solidarios y a ayudar al que sufre.

113 adolescentes recibieron becas para afrontar los estudios secundarios.

1.190 chicos de la primaria asistieron a los talleres de Payasores.

12 jóvenes recibieron becas universitarias. El 75% de los becados universitarios logró continuidad educativa.

126 familias reciben asistencia alimentaria y médica.

826 créditos se instrumentaron por el sistema Grameen.

685 niños concurrieron a los talleres de la Fundación León.

879 jóvenes asistieron a talleres en la escuela secundaria.

562 pacientes recibieron sillas de ruedas y elementos ortopédicos de Cilsa.

426 personas recibieron elementos ortopédicos en préstamo.

72 pacientes reciben medicamentos desde 2010.

Comentarios