Debieron pasar 36 años para que familiares pudieran empezar a vivir un aniversario “en paz”

Hace una semana, un contingente de 248 argentinos -entre ellos unos 200 familiares de los 90 soldados identificados en 2017 por el Comité Internacional de la Cruz Roja y el Equipo Argentino de Antropología Forense- visitó el cementerio de Darwin para honrar a los caídos en el conflicto de 1982

02 Abr 2018

La titular de la Comisión de Familiares de Caídos en Malvinas, María Fernanda Araujo, afirmó que no tuvieron ninguna prohibición en el marco de la visita que realizaron el lunes pasado al cementerio de Darwin luego de que se lograra la identificación de 90 soldados, y aclaró que el viaje fue producto de un acuerdo entre los gobiernos de Argentina y el Reino Unido.

“No tuvimos ninguna prohibición. Fue un acuerdo entre los dos países. No hubo ni banderas británicas ni argentinas para que no haya conflicto de ninguna índole, para que podamos seguir viajando al cementerio y para que los isleños puedan ver que los familiares estamos dispuestos al diálogo, ya que sin diálogo este viaje no hubiera sido posible”, dijo Araujo.

La titular de la comisión de familiares se refirió de esta manera a versiones periodísticas que señalaron que el gobierno británico había prohibido que se llevaran banderas argentinas o cualquier otro símbolo patrio al cementerio de Darwin.

En un viaje que fue planificado en detalle por ambos gobiernos, un contingente de 248 argentinos -entre ellos unos 200 familiares de los 90 soldados identificados el año pasado por el Comité Internacional de la Cruz Roja (CICR) y el Equipo Argentino de Antropología Forense- visitó el lunes pasado durante unas cuatro horas el cementerio de Darwin para honrar a los caídos en la guerra de 1982, con una ceremonia religiosa y militar.

“Fue un viaje humanitario. Solo a través del diálogo y la paz lograremos poder seguir haciendo este tipo de viajes”, indicó Araujo, quien participó durante dos meses de reuniones en la embajada británica en Buenos Aires que incluyeron videoconferencias con los isleños para coordinar todos los detalles del viaje.

Araujo reveló además que, en un principio, la guardia escocesa que brindó un homenaje durante la ceremonia en Darwin tocando distintas melodías con sus gaitas iba a portar banderas inglesas que colocarían hacia abajo en señal de respeto a los caídos.

“Pero para evitar cualquier conflicto, no hubo banderas. Fue una decisión nuestra para que no haya conflictos. Si ellos entendieron ese pedido, consideramos que nosotros tampoco íbamos a llevar banderas. Este es el sentido humanitario del viaje para que los familiares puedan regresar”, explicó la hermana de Elvio Eduardo Araujo, caído con 20 años en la batalla del Monte Longdon.

Araujo encabezará la delegación de familiares que hoy, Día del Veterano y de los Caídos en el conflicto, será recibida por el presidente Mauricio Macri en la residencia de Olivos.

“Vamos a agradecerle al presidente Macri porque hubo un reconocimiento y se pusieron las herramientas para que esto suceda”, dijo Araujo sobre el proceso de identificación que se logró sobre los cuerpos de 90 soldados sobre un total de 121 que fueron exhumados el año pasado por los forenses del CICR.

Para la hermana del soldado caído en Malvinas que pudo ser identificado, “este 2 de abril será distinto a todos”, ya que el proceso de identificación y el viaje que se concretó el lunes a Malvinas “fue totalmente sanador”.

“Va a ser un 2 de abril en paz porque nuestros familiares se han podido reencontrar con sus hijos”, agregó. En el encuentro de hoy, los familiares pedirán también que se continúe el trabajo forense sobre una treintena de tumbas que aún no pudieron ser identificadas y todavía permanecen con la placa “Soldado argentino solo conocido por Dios”.

Los forenses exhumaron el año pasado 121 tumbas y 122 cuerpos de Darwin, cuyas muestras fueron comparadas con el ADN aportado por 107 familias, proceso tras el cual se logró la identificación de unos 90.

“Vamos a seguir trabajando con las familias que aún no dieron su ADN por distintas razones y seguir con los cotejos de las que sí lo dieron pero aún la muestra no es suficiente para que de positivo”, explicó. “Necesitamos más viajes. Vamos a empezar a trabajar en un proyecto de ley para que haya como mínimo seis viajes anuales y que todos los gobiernos lo tengan que respetar”, adelantó la titular de la comisión, que ya realizó un total de 28 viajes a las islas y dos a la zona de hundimiento del Crucero General Belgrano, tras la guerra de la que hoy se cumplen 36 años de su inicio. (Télam)

Comentarios