"Chupita" López, el boxeador cartonero, ganó su primera pelea de fondo y sueña con obtener un título

El tucumano se lució arriba del ring y venció por decisión unánime al jujeño Tapia.

27 Mar 2018

José Miguel López subió al ring por primera vez hace 12 años y no volvió a bajarse. El último viernes fue protagonista principal de la velada que se llevó a cabo en Villa Luján y ganó su primera pelea de fondo por decisión unánime.

"Chupita" enfrentó al jujeño Wilfredo Tapia y con tarjetas 40-36, 40-37 y 40-37 dejó en claro su superioridad respecto del rival.

Detrás de ese resultado se esconde el enorme esfuerzo que tuvo que hacer "Chupita" para llegar a la pelea. Entre otras cosas, tuvo que bajar más de 10 kilos para poder dar con el peso y obetener los 63,650 kg reglamentarios para la categoría. A pesar de esto, mostró mejor estado físico que su rival y gracias a una gran técnica logró quedarse con la pelea (su quinta profesional).

El próximo objetivo de López, que continúa entrenando con Enzo Romero como promotor, es una pelea que ya está pactada para el 20 de abril. Por el momento no se sabe el rival, pero lo que está confirmado es que "Chupita" debe serguir bajando de peso para poder pelear en la categoría ligero, como él mismo pidió (debe llegar a 61,200 kg).

Su vida como cartonero

A los 28 años, el cuadrilátero no es el único lugar donde López da pelea. Para ganarse la vida y mantener a su familia trabaja en la calle como cartonero.

"Si no trabajo no como. Pero también voy al gimnasio a entrenar. No tengo estudios, pero se que con con mis manos voy a llegar lejos", sueña "Chupita".


Su vida en el Barrio "11 de Febrebro" de Villa 9 de Julio consiste en ayudar a su mujer y sus tres hijos, además de entrenar día a día en el gimnasio de la zona para poder seguir creciendo arriba del ring.

"Ellos están contentos porque estoy progresando y saliendo adelante", asegura el hombre que madruga todos los días para salir a correr antes de comenzar las recorridas en el carro o hacer alguna "changuita" como albañil.

Luego de 49 peleas amateur y cinco profresionales, el gran sueño de López es ganar un título. Para eso se prepara. "Tengo que brillar mucho más que el viernes pasado", entiendió el boxeador que quiere "abrirse camino a las piñas" y que ya tiene entre ceja y ceja su próximo combate.

Comentarios