"Chupita" vive del "cartoneo" y esta noche será protagonista de la pelea central en Villa Luján

Será el quinto combate como boxeador profesional de José López. El boxeo lo alejó de los vicios y le brinda esperanza a futuro. Mientras, vive del "cartoneo" y de sus trabajados como albañil y pintor para mantener a sus tres hijos y a su mujer, a quien lleva en un carro recolector para que pueda terminar sus estudios.

23 Mar 2018

Más del 43 por ciento de los estudiantes argentinos no terminan de estudiar. José Miguel López forma parte de esa estadística. “Hice hasta primer grado y tuve que dejar la escuela. Soy una persona muy humilde; vengo de un nivel muy bajo”, reconoció. Pero hoy, estará en lo más alto, al menos así se sentirá: “Chupita” será el boxeador estrella en el festival que se realizará en Villa Luján (ver programación) por primera vez tras cinco peleas como rentado.

López nació y se crió en el barrio 11 de Febrero (al este de San Miguel de Tucumán). La historia apunta que es ahí donde comenzó a hacer estragos el paco, y se expandió. A López, esa historia oscura no lo atrapó. “La verdad que cuando empecé, mi papá me decía que no vaya, que en el boxeo están todos los que se drogan, la gente dañina, y yo no le hice caso”, recordó el hombre de 28 años. El consejo de don José Miguel no era malo, porque hay de todo en el ambiente de los puños. Entre buenos y malos, “Chupita” supo y pudo esquivar al segundo grupo. “Ahora, mi papá me agradece porque no tomo, no fumo, no trasnocho. Tampoco estaría saliendo en LA GACETA, en los programas o en los afiches”, contó sonrisa de por medio el protagonista de la noche, que tendrá ocho combates amateurs antes de la pelea estelar.

La previa del combate ante el jujeño Wilfredo Abel Tapia fue distinta. Sobre todo desde hace una semana, cuando la promoción del festival organizado por Romero Box se hizo más fuerte con los carteles que aparecieron en distintos puntos de la capital. Pero también porque “Chupita” no estaba en las mejores condiciones cuando el promotor Enzo Romero le propuso sumarse a su staff. “Digamos que estaba como perdido”, explicó López. “En mi mente, la idea era no pelear más porque con la gente que estuve antes no me hacía boxear. Yo sé que Romero me va a llevar muy lejos y tengo fe que él me va a sacar campeón”, dijo.

De reojo miraba el promotor y escuchaba también atentamente lo que López contaba. No debe ser fácil asumir la responsabilidad de que, en parte, la meta que persigue “Chupita” depende de él. Sin embargo, es el propio boxeador el que da crédito a la confianza para quien se acerque a trabajar junto a él. López cumple lo que se propone, pero, y aunque llegue a esa meta, se dio cuenta que puede desear más. “Cuando era amateur, mi sueño era llegar a profesional y dejar ahí nomás. Ahora ya no: quiero un título y sé que Enzo me hará ganar uno”, insistió.

Problemas

La unión encontró un escollo. Tambalearon un poco ante él, pero, otra vez, como cuando tuvo que dejar de estudiar para ayudar a su familia o hacerse paciente a más no poder para no abandonar el boxeo, López tuvo que pelear contra la balanza. “Mi único vicio es la comida, je”, se rió el boxeador, pero comprende el dramatismo que implica ese defecto para su carrera profesional. “Sí, claro que me costó un montón prepararme porque estaba re pesado. Tenía como 75 kilos (NdR: en el pesaje de hoy, a las 9, el límite es de 63,650 kilos). Tuve que hacer tres turnos de entrenamientos los últimos dos meses”, explicó el plan de trabajo al que se sometió. Y con una sonrisa de puro orgullo, a pocas horas del pesaje, confirmó con seguridad: “ya estoy en peso”.

“Cuando hay una pelea cerca me dedico al gimnasio mucho más para estar bien físicamente y brindarle lo mejor a la gente”, agregó. Por ello es que las horas destinadas al trabajo se reducen, sólo un poco. Sus ocupaciones no cambiaron desde que dejó de estudiar; gracias al “cartoneo” y las tareas de albañil y pintor es que, junto con su mujer Jesica, lograron tener su casa para criar a sus tres hijos. “Con ella estoy desde hace 12 años”, comentó. Precisamente, en el carro que abandona un poco cuando se acerca un combate, es que “Chupita” y Jesica trasladan su amor como si fuera una carroza. “Ella iba al colegio Nacional y yo la llevaba en el carro. Las compañeras la miraban y cuando la iba a buscar, ya la buscaba con el carro cargado de basura. Con el uniforme se subía lo mismo. No tenía vergüenza, ni nada. Así fuimos progresando los dos”, contó la anécdota. Otra situación para pensar que “Chupita” no tendrá problema para lidiar por primera vez con la presión de ser el protagonista de fondo en la “Catedral del Boxeo Tucumano”.

Programación en Villa Luján
El festival comenzará a las 22 y las entradas podrán comprarse en el estadio. Las peleas amateurs serán: Laila Valdez-Paula Rosa; Miguel Barros-Alexis Salazar; José Rojas-Mariano Yaljuk; Mauricio Heredia-Exequiel Cornejo; Rosario Álvarez-Daiana Campaña; Marcelo Guerra-Sergio Garbizu; Ernesto Presbich-Jonathan Samana y Magdalena Mary Cruz-Sofía Méndez.
Sánchez debuta como profesional
Braian Sánchez, con la dirección técnica de Pedro Ruiz y el acompañamiento de Sebastián Villagra y Carlos Maldonado, comenzará su carrera profesional mañana en Río Cuarto, Córdoba. Su rival será el cordobés Joaquín Alejandro Ávalos (debutó con una victoria en octubre de 2017). Sánchez y Ruiz partirán a la madrugada y a las 16.30 será el pesaje. El festival se televisará por DirecTV.


Programación en Villa Luján
El festival comenzará a las 22 y las entradas podrán comprarse en el estadio. Las peleas amateurs serán: Laila Valdez-Paula Rosa; Miguel Barros-Alexis Salazar; José Rojas-Mariano Yaljuk; Mauricio Heredia-Exequiel Cornejo; Rosario Álvarez-Daiana Campaña; Marcelo Guerra-Sergio Garbizu; Ernesto Presbich-Jonathan Samana y Magdalena Mary Cruz-Sofía Méndez.

Sánchez debuta como profesional
Braian Sánchez, con la dirección técnica de Pedro Ruiz y el acompañamiento de Sebastián Villagra y Carlos Maldonado, comenzará su carrera profesional mañana en Río Cuarto, Córdoba. Su rival será el cordobés Joaquín Alejandro Ávalos (debutó con una victoria en octubre de 2017). Sánchez y Ruiz partirán a la madrugada y a las 16.30 será el pesaje. El festival se televisará por DirecTV.

Comentarios