Brichner reivindica el rol social del cantante

24 Mar 2018
1

JUVENTUD Y MADUREZ. Brichner presentará “Memoria del viento”. prensa

Su voz juega con los tonos y los colores de las canciones que integran su disco “Memoria del viento”, el que esta noche presentará en Casa Managua en su debut sobre un escenario local, donde estará acompañada por Francisco Pancho Santamarina en la guitarra. Si uno escucha sin ver a Victoria Brichner, la madurez que proyecta le suma varios años a los 27 recién cumplidos que tiene, la mayoría de los cuales involucrados en el folclore durante su vida infantil y adolescente en Córdoba, desde su Rafaela natal.

En su garganta se desperezan los clásicos compuestos por Atahualpa Yupanqui, Ariel Ramírez y Raúl Barboza, se deslizan los aportes renovadores de Raúl Carnota, Franco Luciani, Teresa Parodi y Jorge Fandermole, y se ancla en la tucumanidad de Juan Falú, Néstor Soria y Lucho Hoyos. “Estoy cerca de hermosas personas tucumanas por todos lados. A Juan lo conocí en una guitarreada en Cerro Colorado justo el día del nacimiento de don Ata en 2011, en medio de un homenaje. Desde entonces, compartimos conciertos y recibo enseñanzas de él; me ayuda mucho en mi carrera porque es muy generoso, abre puertas y fue el primero que se sumó al disco. Cuando se encuentra a alguien así, hay que abrazarlo fuerte”, destaca.

No es casual que en su CD tenga un lugar destacado “Destino del canto”, el tema de Yupanqui que dice: “la luz que alumbra el corazón del artista/ es una lámpara milagrosa que el pueblo usa/ para encontrar la belleza en el camino,/ la soledad, el miedo, el amor y la muerte”.

“Ese tema es el Padre Nuestro de los cantantes, siempre hay que volver a leerlo, sobre todo cuando uno se siente un poco perdido porque habla de la responsabilidad del artista. Necesito decir algo con mi canto, no hacerlo sólo porque tenga ganas o para mí. Es muy importante que los artistas lleven a todos lados las voces de quienes no pueden hacerlo. Elijo en mi repertorio cantar canciones que cuenten algo, sea paisajes, personajes, oficios o cuestiones vinculadas con la realidad social”, resalta. Entre sus preocupaciones, menciona “la violencia instalada en la sociedad, sobre todo a partir de la masificación de las redes en Internet”. “El arte es un modo de que se tome conciencia de lo que está pasando, una forma de advertencia y de reclamo. Pero, sobre todo, debe servir a la reflexión siempre y en todo momento”, añade.

A la hora de elegir ritmos, la santafesina se inclina por las zambas y la música litoraleña, mientras que prefiere “las formaciones chicas, que son con las que más cómodas me siento, son como mi cuna”, detalla. “En el folclore actual se abre un mundo hermoso con mucha juventud, mucho compromiso y mucha pasión”, concluye Brichner.

ACTÚA HOY

• A las 23 en Casa Managua (San Juan 1.015).

Comentarios