“Todos estamos mirando el cielo”

Ramón Puchulu señala que los cultivos están 
en un momento crítico.

24 Mar 2018

LAS LLUVIAS NO TERMINAN DE LLEGAR

“Hay que seguir mirando al cielo y esperar que venga una buena lluvia”. La expresión sintetiza el diálogo que LA GACETA Rural mantuvo con el productor Ramón Puchulu, agricultor que despliega su actividad en el sur de Tucumán, en el límite con la vecina Provincia de Catamarca (departamento Santa Rosa), sobre cómo evolucionan los cultivos de la zona a esta altura del año, en especial el estado de la soja, el maíz y el poroto.

- ¿Cómo están los cultivos?

- En el caso de soja y maíz, empezamos la campaña retrasados, a principios de enero por la falta de agua. Luego se recuperaron un poco los perfiles, lo que permitió que los cultivos tengan un buen desarrollo y tuvieran un buen tamaño. Pero desde hace un mes no tenemos nada de lluvias importantes. El problema es que la soja y el maíz están en pleno proceso de llenado de grano, que es un momento de máximo requerimiento de agua. Venimos aguantando, pero día a día disminuyen, se deterioran, los rendimientos potenciales a lograr. Y cuanto mayor sea la demora en que aparezcan las buenas lluvias, más se resentirán los resultados productivos. Tanto la campaña de soja como la de maíz, las empezamos juntas ya que la siembra se hizo al mismo tiempo. En estos momentos, ambas campañas están a pleno ritmo, pero la falta de agua se da en un estado muy sensible. Siempre, el mes de marzo se caracterizó por aportar buenas lluvias, con humedad casi a su nivel máximo, pero ahora estamos con un mes de marzo muy seco. Los pronósticos indican que en abril tendríamos buenas lluvias.

- ¿Y los daños?

- Existen y serian irreversibles. Y se produce esto en momentos en que la soja y el maíz están con buenos precios internacionales, pero la sequía comenzó a alcanzarnos.

- ¿Hay diferencias entre los cultivos tardíos y tempranos?

- Los cultivos con ciclos más tardíos tal vez lleguen mejor a la cosecha. Pero si la sequía se hace larga, entonces los cultivos de ciclo largo pueden llegar a ser los más afectados. Si no llueve, los problemas se agudizarán.

- ¿Cómo están los porotos?

- La siembra la hicimos a fines del mes de enero, principios de febrero pasado. En estos momentos están ingresando en proceso de floración, que es un período sensible. Y tampoco vienen bien porque también están necesitando agua.

Comentarios