La sed de venganza entre barras genera alarma en Aguilares

Un joven de 20 años fue la última víctima fatal de los enfrentamientos entre grupos de barrios.

16 Mar 2018
1

POR LAS PELEAS. Vecinos plantearon su malestar a autoridades policiales.

La venganza es el nuevo ingrediente que se incorporó al clima de violencia que se vive hace tiempo en Aguilares. Patotas barriales o barras de Deportivo Aguilares mantienen pujas por distintas razones y no dudan en apelar a las armas para definir conflictos. Hasta ahora, hubo 10 víctimas fatales como consecuencia de estas pujas sin fin.

La última de ésta sangrienta secuencia de violencia fue Alexis “Bolero” Emanuel Gómez, de 20 años, quien murió la semana pasada a causa de una herida de bala de fuego en el tórax. El muchacho del barrio Villa Nueva caminaba con un amigo por una calle cuando fue emboscado por tres hombres a principios de febrero. Uno de ellos, con un revolver. Fue agredido sin piedad.

Alexis habría sido visto entre los barras del Deportivo Aguilares que en octubre de 2013 atacaron a pedradas, cerca de la institución deportiva, a Ronaldo Ramón Delgado. El muchacho, de 24 años, murió a causa de las heridas recibidas. Ahora, la Policía detuvo a su hermano Eduardo Ariel “Kelo” Delgado, al ser señalado por testigos como el autor del disparo que terminó con la vida de Gómez.

También fue apresado otro de los compinches que lo acompañaban, conocido como “Pipi” Díaz. Un tercer participante está prófugo.

En Aguilares desarticulan una banda que estaría vinculada a Los Monos de Rosario

“En principio, todo indica que estamos ante un hecho de venganza por un homicidio que sucedió en 2013 y en el que habría estado involucrado Gómez. Pero esa participación no fue corroborada y en este caso aparecieron como acusados otras personas, entre ellas, un menor”, dijo una fuente policial.

El fiscal Edgardo Sánchez, de los tribunales de Concepción, confirmó que pidió la prisión preventiva para “Kelo”, tras haber reunido testimonios que ratificaron que éste fue el que disparó contra Gómez. La petición está en manos del juez Raúl Fermoselle.

El representante del Ministerio Público aclaró que la muerte del joven no es producto de un choque de barras, sino, al parecer, por una rivalidad familiar que nació luego de una muerte. Aludió así al crimen de Ronaldo Delgado. “Es importante que se aclare que Gómez no fue herido, para luego morir, en el marco de un enfrentamiento de barras”, insistió Sánchez.

“Kelo” Delgado, tras ser detenido, iba a ser liberado bajo “caución real” ante la falta de pruebas concretas de que fue el autor del ataque. Pero a última hora aparecieron testigos claves que terminaron por consolidar las sospechas sobre su autoría del homicidio. Sánchez, después del ataque que sufrió Gómez en febrero, tuvo que iniciar una causa paralela al de la agresión por las amenazas e intimidaciones públicas, que se difundieron por las redes sociales y que hablaban de vengar al baleado y de ataques que se perpetrarían durante el corso de esa ciudad. Entonces, se lanzó un mega-operativo policial, con más de 20 allanamientos, que concluyeron con el secuestro de armas, proyectiles, vehículos robados, drogas y la inesperada de detención de Luis “El Pollo” Bassi, conocido también como “El Rosario”, integrante de la banda rival de “Los Monos”, de la barra brava de Newell’s.

Además, está sospechado de ser el autor intelectual del crimen de Claudio “El Pájaro” Cantero, cabecilla de la banda de narcotraficantes. La Justicia de Concepción ya le declaró la prisión preventiva a Bassi por portación de armas de guerra.

Las protesta

La posibilidad de la libertad de “Kelo”, movilizó a parientes y vecinos de Villa Nueva frente a los tribunales de Concepción. “Que se haga justicia y que ese asesino no salga más de la cárcel”, bramó Rosa Gómez, tía de la víctima, en medio de la concentración.

“Dijeron que fue una pelea de barras, pero no fue así; a mi sobrino lo atacaron cuando caminaba con un amigo. Le prepararon una emboscada”, aseguró.

Delgado es del barrio Independencia. Pandillas de este lugar mantienen una feroz rivalidad desde hace tiempo con las de la Villa Nueva. Las rencillas se acentuaron a partir de los últimos crímenes.

“Lo que sucede es inadmisible. Los muchachitos del Independencia son libres de salir con armas y atacar a cualquiera con total impunidad. Y a los chicos nuestros lo meten presos por cualquier cosa. Somos discriminados en todo sentido”, denunció Rosa.

“No queremos más violencia y que la Policía aplique la ley a todos por igual”, concluyó.

Los vecinos volcaron este y otros planteos a los jefes de la Unidad Regional Sur (URS), Félix Concha, y de zona, Pedro Gómez, durante una reunión que se concretó en la casa de los parientes de la víctima del último ataque.

En Esta Nota

Aguilares Violencia
Comentarios