Sin mayoría en el Congreso, Piñera promete desarrollo

El conservador asumió su segundo mandato

12 Mar 2018
1

Antonio de la Jara y Fabián Cambero - Reuters

SANTIAGO DE CHILE.- El millonario conservador Sebastián Piñera asumió ayer la presidencia de Chile con la promesa de acelerar la economía para dejar al país encaminado hacia el desarrollo. Además, se propone “corregir” algunas reformas de su predecesora, Michelle Bachelet, en una de las naciones más estables de América Latina.

En una ceremonia en la sede del Congreso, en Valparaíso, el magnate de 68 años oficializó su juramento y recibió la banda presidencial de la saliente gobernante socialista.

“Sí, juro”, dijo Piñera ante autoridades legislativas y presidentes de Iberoamérica que asistieron a la ceremonia.

El mandatario se convirtió en el primer político conservador que gobierna Chile por segunda vez en ocho décadas, tras liderar el país entre 2010 y 2014. El retorno de Piñera al poder es también el fin de una generación de mujeres líderes de América Latina. Bachelet era la última mujer jefa de estado en una región donde la balanza política se ha vuelto a inclinar hacia la derecha conservadora.

A la ceremonia del cambio de mando asistieron los mandatarios de Argentina (Mauricio Macri), Brasil (Michel Temer), México (Enrique Peña Nieto), Perú (Pedro Pablo Kuczynski) y Bolivia (Evo Morales), junto con el vicepresidente de la Asamblea Popular China, Ma Peihua, entre otras autoridades.

Sin mayoría parlamentaria

El presidente ya en funciones ha prometido, puntualmente, que el Estado chileno dará marcha atrás durante su gestión con las polémicas reformas tributarias y sociales impulsadas por Bachelet. Esa que a criterio de Piñera, esas nuevas normas arrastraron a la economía del mayor productor mundial de cobre a su peor momento en casi una década. Pero al presidente no le resultará fácil realizar la contrareforma.

Pese al contundente respaldo del electorado, Piñera no contará en el Congreso con la sólida mayoría necesaria para llevar adelante sus principales promesas de campaña, por lo que junto con sus ministros deberán demostrar habilidades para tejer alianzas con algunos sectores de la oposición.

“Piñera aprendió mucho en el primer gobierno y tiene mucha más experiencia, lo que le dará más madurez para tomar decisiones. Y creo que su gabinete, con mucha gente de los partidos políticos, también lo apoyará”, señaló Kenneth Bunker, analista de la Universidad Central de Santiago.

El hábil hombre de negocios mantuvo en las últimas semanas múltiples reuniones con sus futuros ministros para definir claramente los ejes y medidas que implementarán en cada una de sus áreas en el corto plazo.

En esa línea, Piñera ya ha determinado que su primera actividad como jefe de Estado será visitar durante la tarde del domingo la fundación de apoyo a menores Padre Semería, desde donde concretará sus primeras medidas en materia de infancia, una de las áreas peor evaluadas del saliente gobierno.

Comentarios