Llegó la hora de que Natación coseche los frutos

El club trabajó más de 20 años para volver a la elite del rugby nacional, y al final lo logró.

09 Mar 2018
1

FIGURA. Máximo Ledesma espera repetir, en el Nacional, su labor en el Regional, en el que fue el goleador del torneo. la gaceta / FOTO DE DIEGO ARAOZ (archivo)

Cuenta la leyenda que un día, Natación se dio cuenta de que su forma de pensar y de actuar lo estaba llevando a ninguna parte y entendió que si quería recuperar el brillo de otros tiempos, necesitaba un cambio. Pero no un placebo que le garantizara un alivio más o menos inmediato, sino algo más profundo y sostenible, aunque tomara más tiempo. En otras palabras, dejar de pensar tanto en el resultado del fin de semana y empezar a construir la base de algo más grande y menos efímero en el futuro. Con paciencia y una dinámica de trabajo que involucró a todos los niveles del club, en pocos años logró pasar de pelear la permanencia en Primera a ganar su primer Regional del NOA en 21 años y volver a clasificarse a un Nacional de Clubes desde aquella época.

“Tratándose de la primera vez que van a jugar este torneo, los chicos están muy entusiasmados y ansiosos. Se hizo una buena postemporada el año pasado y este año comenzamos la pretemporada con una muy buena cantidad de jugadores. Se sumó un grupo muy interesante de jugadores M19 al plantel superior”, destaca el entrenador José Macome. No es un detalle menor: los “pibes” que se sumaron el año pasado fueron un refuerzo fundamental para que los “Blancos” se consagraran campeones.

“El club está disfrutando mucho de este momento. Nos preparamos durante toda la pretemporada para estar a la altura de este torneo, y sobre todo para disfrutarlo”, describe el panorama actual Gabriel Ascárate, capitán y líder espiritual de Natación que, no por ser debutante, piensa conformarse con dejar una buena imagen.

Sus rivales de grupo son Tala, San Luis y Belgrano Athletic, al que enfrentará en su debut, el domingo. “Son rivales durísimos y con más experiencia que nosotros, pero tenemos un gran equipo, que puede pelearle de igual a igual a todos”, se anima a decir Ascárate.

Ganas está claro que hay de sobra, pero no todas son buenas. Natación llegará con varias bajas sustanciales por lesión. Entre ellas, la de Matías López (ruptura de tendón rotuliano) y la de Tomás García (fractura de peroné), quienes debieron pasar por el quirófano. Tampoco estarán Lucas Escobedo y Martín Ramayo (ambos con lesiones en el hombro), entre otros. “Sin dudas que se son ausencias que se van a sentir. Son grandes jugadores, para nosotros muy importantes y que hicieron mucho para que hoy estemos por jugar un Nacional. Pero a diferencia de años anteriores, contamos con un plantel grande con buen recambio, y los chicos que los van a reemplazar están pasando un gran momento. El equipo está muy enchufado”, cerró Gabriel.

Comentarios