Según Lula, harán de él un preso político

“Ellos van a tener que pagar el precio de decretar mi prisión”. Un día después de que rechazaran un amparo de su defensa que busca evitar la detención, el ex jefe de Estado afirmó que no tiene por qué creer en la Justicia

08 Mar 2018
1

PICO DE POPULARIDAD. Da Silva hizo hincapié en que hoy “lidera las encuestas de opinión pública”. reuters

SAO PAULO.- El expresidente Luiz Inácio “Lula” da Silva advirtió ayer, en un video, que se convertirá en un preso político si llega a decretarse su detención. A la vez, afirmó que sus adversarios tendrán que “pagar el precio” por encarcelarlo.

El video fue divulgado un día después del rechazo unánime por parte del Supremo Tribunal de Justicia (STJ) a un amparo que buscaba evitar la prisión de “Lula” una vez que se agoten los recursos presentados en la Corte menor que confirmó en segunda instancia su condena.

En enero, el Tribunal Regional Federal de la Cuarta Región (TRF-4) confirmó la sentencia a 12 años y 1 mes de prisión contra Lula por corrupción pasiva y lavado de dinero.

“Yo sinceramente creo que pueden detener, pueden soltar, pueden hacer de todo, porque después de esa votación en el TRF-4, sinceramente, yo no tendría por qué creer en la Justicia”, denunció quien ha gobernado Brasil durante dos mandatos consecutivos, entre 2003 y 2010.

Tres tiempos

El pasado, el presente y el futuro fueron los tres ejes del llamamiento del lider del Partido de los Trabajadores, porque elogió su propia gestión, remarcó que lidera las mediciones de opinión pública en la coyuntura política actual y pidió que su condena sea revisada.

“Yo espero que en las instancias superiores este proceso sea revisado, sea repensado, para que no me transformen en el primer preso político brasileño”, afirmó. “Tendrán que cargar con la responsabilidad de hacer que una persona que fue el mejor presidente de Brasil, una persona que lidera todas las encuestas de opinión pública (vaya presa); o sea, ellos van a tener que pagar el precio de decretar mi prisión”, añadió.

Lula, de 72 años, podría ser impedido de participar en las elecciones por una ley que prohíbe la candidatura de cualquier político con una condena criminal que haya sido confirmada en segunda instancia.

La defensa de Lula solicita ahora que el Supremo Tribunal Federal (STF), la máxima Corte del país, incluya en su pauta un pedido de hábeas corpus en favor del ex mandatario. (Reuters)

Comentarios