Los basurales se reproducen

07 Mar 2018

En Yerba Buena, en el Barrio 200 Viviendas (foto superior), los vecinos están indignados porque en la plaza se mezclan los contenedores con distintos tipos de basura en medio de los juegos donde concurren los niños. El problema de la basura se renueva, día a día, en el pasaje Gardel al 1.900, esquina Coronel Suárez, donde se amontonan las piedras dejadas por obreros municipales luego de un bacheo. Y respecto de la calle Próspero Mena, esquina General Paz, los vecinos se quejan porque los camiones de la empresa 9 de Julio pasan por el lugar y no levantan los desechos.

RACO Y EL SIAMBÓN SE QUEDAN SIN TELÉFONO

Un grupo de vecinos de Raco y de El Siambón se quejan por lo que consideran el mal servicio telefónico. Advierten que hace unos 30 días que carecen de comunicación, a pesar de los reiterados reclamos que realizaron en la prestataria. Afirman que, a pesar de que pagan puntualmente las boletas, Telecom hace oídos sordos a sus quejas. Consideran que reciben un trato indiferente, ya que -dicen- que “la empresa muy bien podría reemplazar un poste que sostiene el cableado, que es la causa por la que la mayoría de las veces se corta la comunicación”.

FAMILIAS AISLADAS POR AGUA Y BARRO

El fuerte temporal que se registró en la zona conocida como Las Cañitas, pasando la localidad de Granja Modelo, al Noreste de la Capital, dejó aislado a un grupo de familias que viven en condiciones precarias. Los vecinos señalan que nadie se acercó al lugar para brindarles algún tipo de ayuda, porque prácticamente perdieron todos sus bienes por el avance descontrolado de las aguas. Se quedaron sin ropas para vestirse y sin colchones donde poder dormir.

PÉRDIDA DE AGUA POTABLE EN ALBERDI AL 500

Las pérdidas de agua potable siguen floreciendo en distintos puntos de la ciudad. Esta vez, lectores de LA GACETA denunciaron que en la calle Alberdi al 500 hay una pérdida de agua desde hace más de un semana. Expresan su malestar por el derroche descontrolado del líquido vital para la salud y la higiene humana, y cuestionan la falta de preocupación de las autoridades de la SAT, porque a pesar de los múltiples reclamos realizados, nunca concurrieron al lugar a subsanar la pérdida.

NI LAS GRUTAS SE SALVAN DE LOS VÁNDALOS

Los vecinos del barrio Güemes, en Alderetes, expresaron su indignación porque ladrones vandalizaron la pequeña gruta ubicada en la zona. Denuncian que el lugar es usado, prácticamente todos los días, por grupos de drogadictos que se juntan a consumir estupefacientes. Es así como los vecinos encuentran jeringas, pipas y pastillas, que bien podrían también ser drogas, cada vez que concurren a limpiar la plaza, porque el municipio de la ciudad no se hace cargo de su mantenimiento. Por ello, reclaman que la Municipalidad destine personal a asear el paseo público, incluyendo corte del pasto y de los yuyos que crecen sin control, además de se juntan ratas y arañas.

SE ROBARON EL CABLEADO TELEFÓNICO

Una vecina reclamó la urgente intervención de Telecom, para que en el barrio Galicia de Las Talitas, puedan recuperar el servicio de comunicación. Advierten que cada vez que corre viento fuerte o se registran tormentas intensas, un poste que sostiene ese cableado corre riesgo de caerse, lo que sí ocurrió en una reciente tormenta, cuando el poste y cableado cayeron a tierra. El problema adicional es que, como Telecom se demoraba en concurrir al barrio a subsanar la falla, un grupo de vándalos saqueó el lugar y se llevó los cables. Sólo falta que se llevan el poste para se queden sin servicio por largo tiempo.

UN ÁRBOL A MEDIO CAER AMENAZA A LA GENTE

Días pasados, los vecinos de Crisóstomo Álvarez al 3.200 tuvieron la suerte que la mitad de un añoso árbol no cobrará ninguna vida humana cuando se precipitó a tierra. Destacan que, hace cinco años, un ingeniero de Espacios Verdes les aseguró que el ejemplar gozaba de buena salud. Sin embargo, con un fuerte viento medio árbol cayó destrozando el frente de una vivienda de esa cuadra, y cortó el tendido eléctrico, dejando sin luz cuatro manzanas de la zona. Por ello, suplican que la Municipalidad envíe a sus obreros, para que corten la mitad del árbol que quedó en pie, que está desbalanceado y amenaza con aplastar todo a su paso si cae a tierra. Y, fundamentalmente, antes que se produzca una tragedia.

UN BARRIAL, SIN LUZ Y TAPADO DE YUYALES

Habitantes de la zona de la calle Sarmiento al 900, en Alderetes, se quejan contra el intendente porque se cansaron de pedir y nunca les habilitaron el alumbrado público en la zona. “Nos tienen olvidados a la buena de Dios”, afirman. “También necesitamos que enripien esa calle, porque es totalmente de barro y cuando llueve nadie puede transitar, tanto los trabajadores, que pierden una jornada laboral, como los niños, que no pueden concurrir a la escuela”. Y como los pastizales crecen libremente, también solicitan que el municipio se dedique a cortar los yuyales, lo que convierte a toda la zona en un área peligrosa, tanto para niños como para adultos.

PIDEN AYUDA PARA UNA FAMILIA CARENCIADA

Vecinos de una familia carenciada que vive en el Barrio Tiro Federal, altura Entre Ríos al 4.000 (El Terraplén), claman por ayuda para quienes habitan en una casilla precaria de madera. El único ambiente con el que cuentan se llueve en su interior, donde vive el matrimonio con sus cinco hijos. Además, el lugar es de imposible acceso porque la calle es de tierra. Por ello, vecinos de esta familia reclaman ayuda de las autoridades de Desarrollo Social de la provincia, para que les presten asistencia ante sus más urgentes necesidades.

RUTA DESTROZADA EN RÍO NÍO

La foto es por demás elocuente: los vecinos de Río Nío (Burruyacu) están indignados por el grado de destrucción que presenta la ruta provincial N° 305, quienes afirman que hace más de tres meses que no la emparejan, y muchos hacen un enripiado. Advierten que la situación es aún más compleja, porque el colectivo que circula por la zona sólo llega hasta Villa Padre Monti -tiene una frecuencia de cuatro servicios diarios-, por lo que deben recorrer los 10 kilómetros que los separan del poblado, lo cual les genera múltiples dificultades. Afirman que el delegado comunal no hace nada al respecto, como tampoco por los pobladores de Corrillos, Las Lajitas y Cerro Medina, que ni siquiera pueden llegar a utilizar el servicio de colectivos.

BACHES Y OLORES NAUSEABUNDOS

Una vecina de un barrio privado en La Rinconada (Yerba Buena) advierte que se pueden producir graves accidentes de tránsito por los baches -algunos ya son pozos- que saturan el pavimento del Camino de Sirga, antes de llegar al cruce del canal. Asimismo, se queja por los olores nauseabundos que surgen de un criadero de chanchos que está pegado al barrio. Afirma que es insoportable el olor que inunda el medio ambiente a toda hora del día, originado en ese predio, que está lleno de suciedad.

BOLSAS DE PASTO ESPERAN QUE LAS LEVANTEN

México al 4.000, Barrio Cooperget. Un vecino consulta si es que los obreros de la empresa 9 de Julio, que recolecta los residuos, tienen “prohibido” levantar bolsas con pasto depositadas en la calle. La duda le surgió porque, afirma, hace varias semanas que dichas bolsas permanecen en el lugar sin que hayan sido retiradas por los recolectores.

CABLES AL AIRE LIBRE EN UNA ESCUELA

Calle Miguel Campero primera cuadra, Villa Ingenio La Florida. Una isla de escombros ocupa media calzada desde hace varios meses. Un vecino pide que la comuna levante el montículo que obstruye la circulación. El reclamo vecinal también incluye una advertencia: la tapa del medio de electricidad está abierto y muestra los cables pelados. Esto sucede en la escuela Juan Bascary de la zona. Por ello, también responsabilizó al municipio si ocurre alguna desgracia, en pleno comienzo de clases.

PIEDRAS Y RAMAS OBSTRUYEN LAS CALLES

“Mi pueblo, Villa Quinteros, está olvidado”, afirma una vecina, por la suciedad, las calles rotas, las ramas de árboles esparcidas por todos lados y el barro que inunda las calles. Se queja por la falta de limpieza del poblado, en particular lo que ocurrió entre mediados de diciembre y fines de febrero, cuando las lluvias anegaron todo a su paso. El problema es que, asegura, el delegado comunal “no hace nada por mejor las condiciones de vida de los pobladores”, por lo que invoca “que intervengan autoridades provinciales de mayor jerarquía”.

YUYOS Y CABALLOS DOMINAN UNA PLAZA

Vecinos del Barrio Farmacéutico 2, ubicado entre las calles Colombia al 4.500, Venezuela al 4.500, Echeverría 1.800 y Olegario Andrade al 1.800, protestan por el mal estado de conservación que muestra la plaza del lugar. Afirman que propietarios de carros que recogen materiales en desuso de las calles dejan pastar a sus caballos en total libertad, algunos sin ataduras. Señalan que por la altura que tienen los yuyales, ya no se ven los bancos que hay en el paseo público. Además, advierten que, por la falta de iluminación, la plaza se ha convertido en un aguantadero de malvivientes y de jóvenes que consumen estupefacientes. Reclaman que personal de la Policía, de la Municipalidad capitalina y del Ministerio de Desarrollo Social recorran la plaza y la zona y recuperen el lugar para el bienestar de los vecinos.

BARRIO MERCANTIL, SIN ALUMBRADO PÚBLICO

Los vecinos del Barrio Mercantil se quejan porque carecen de alumbrado público desde comienzos de año. El problema se agrava, señalan, porque cuando se restablece el servicio las luces de las luminarias pasan varios días prendidas y sin apagarse. Reclaman que la Municipalidad y EDET brinden una solución definitiva.

Comentarios