La suba del dólar abatió una pauta oficial

En el Presupuesto figura un precio promedio de la divisa de $19,30, pero hoy está a $20,50

05 Mar 2018
1

BILLETE INDOMABLE. El “verde” escaló un 17% en lo que va del año. reuters

El incremento de la cotización del dólar trajo consigo una consecuencia que quedó oculta por la discusión sobre las consecuencias macro de ese deslizamiento: todavía no había terminado el segundo mes de 2018, y el Gobierno ya incumplía con el tipo de cambio establecido en el Presupuesto 2018.

El billete verde bordeando los $20,50 dejó caduca la paridad estipulada por Nicolás Dujovne en el Presupuesto votado por el Congreso hace apenas un par de meses. Allí se contempla una cotización promedio de $19,30.

El problema para lograr ese objetivo radica en que la cotización promedio ya pasó los $19,30. Y sólo van dos meses del año. Eso significa que, para cumplir, el precio debería permanecer en $19,30 en lo que resta del año. Un escenario imposible cuando aún quedan diez meses del año, señala una nota del sitio iProfesional.

La meta cambiaria no fue, en los hechos, la única en incumplirse. En el Presupuesto 2018 todavía figura que la inflación será del 15% promedio, que responde a la anterior banda presentada por Federico Sturzenegger, de entre 8% y 12%. Esa meta quedó sepultada el último 28 de diciembre, cuando el Gobierno presentó su nuevo faro inflacionario, del 15% (punta a punta) para este año. Para peor, esa nueva meta tiene muy poca credibilidad en el mercado. En promedio, las consultoras estiman que la inflación de este año se acercará al 20%.

Jorge Vasconcelos, de la Fundación Mediterránea, estima que en abril ya se habrá acumulado la mitad de la inflación prevista para todo el año y se pregunta por las derivaciones políticas de esa situación.

En los hechos, aquella revisión de la meta inflacionaria movió el mercado cambiario. El billete verde, que cotizaba en torno de los $17,50, fue escalando hasta los actuales $20,50. Un salto del 17%.

En rigor, la escalada del tipo de cambio no se explica únicamente por la modificación de la estrategia oficial. En las últimas semanas, la volatilidad tuvo más relación con el escenario financiero internacional que con el deseo de los funcionarios. La suba de la tasa de interés en EEUU frenó la entrada de capitales “calientes” de los inversores que buscaban rentabilidad con el carry trade. Esa desaceleración en el ingreso de divisas en un contexto de mayor demanda interna de parte de los ahorristas minoristas, y una expectativa de caída en la cosecha de granos y de soja hicieron el resto, agrega la nota.

La menor afluencia de dólares y la creciente demanda vienen impulsando la cotización. Los economistas de la City vienen revisando al alza sus pronósticos. Según la última encuesta del REM, organizada por el Central, las consultoras proyectan un dólar de $21,70 para fin de año. Pero esa expectativa viene subiendo en las últimas semanas. La última actualización, de mediados de este mes, estuvo 30 centavos más arriba que la publicada el mes anterior.

Algunos economistas se muestran más audaces. Diego Giacomini, director de Economía & Regiones, calcula una paridad de $24,20 para diciembre. Es decir, que por primera vez en mucho tiempo, la evolución del tipo de cambio le ganaría a la inflación anual.

Comentarios