Prepará con los chicos las galletas, granolas y barras para llevar al cole

Los especialistas aseguran que los buenos hábitos alimenticios se aprenden en casa. La vuelta al cole no tiene por qué ser un impedimento. Te presentamos cuatro recetas de colaciones fáciles y caseras para la hora del recreo.

03 Mar 2018
1

Las clases comenzaron y el control que los papás podían tener sobre lo que consumen los chicos se reduce, ya que en la mayoría de los casos pasan más tiempo fuera que dentro de la casa, ya sea por actividades escolares o por las extraescolares. Francisco Donofrio, médico nutricionista y referente del Programa de Obesidad del Ministerio de Salud Pública de Tucumán, explica: “la prevención es el primer paso para reducir los porcentajes de obesidad y se logra enseñando en la casa y en familia a comer sano. Pero el hambre o la ansiedad de la jornada provoca que los niños recurran a cualquier snack o colación”.

Es importante saber qué comen, si es un alimento saludable o no, si cumple con los valores nutricionales y energéticos acordes a las actividades desempeñadas en el día.

“Las colaciones son pequeños bocados que se realizan entre las cuatro comidas principales, son complementarias de ellas y no las reemplazan”, explica la nutricionista Dolores Moreno. “Los niños necesitan un snack porque su estómago es más pequeño que el de los adultos. Tienen hambre en periodos más cortos, por ello es importante planificar y seleccionar los alimentos que van a consumir”, destaca.

Agrega que una mala elección de la colación escolar puede conducir a un aumento de peso. En ese sentido recordó que la obesidad infantil está considerada por la Organización Mundial de la Salud (OMS) uno de los más serios problemas del siglo XXI.

Para evitar los riesgos de una mala alimentación desde la infancia, Moreno sugiere crear hábitos alimenticios saludables en los niños desde que son pequeños y dejar de lado los alimentos ricos en azúcares, en grasas saturadas y con alto contenido de sodio; como los snacks salados y las golosinas (calorías vacías, sin nutrientes). Y se puede comenzar desde casa cocinando fáciles y caseras colaciones saludables para llevar al cole o disfrutar en familia.

Una de las cosas más sencillas de hacer es la granola casera: para armar bolsitas de 50 gramos ( equivalente a media taza) se necesita: avena, pasas de uva, copos de maíz sin azúcar, frutos secos o maní (sin sal), tutucas u otro cereal nutritivo.

Galletas de Almendras
se cocinan en tan sólo media hora
En un recipiente mezclar dos tazas de harina de almendras o almendras pulverizadas; con dos cucharaditas de canela en polvo, con el endulzante (edulcorante, stevia o sucralosa) con una cucharadita de bicarbonato de sodio y una pizca de sal.
Agregar un huevo, dos cucharadas de manteca derretida y  esencia de vainilla. Mezclar hasta que se forme una masa compacta.
Colocar la masa sobre papel manteca o una placa de silicona para hornear.
Dar forma de rectángulo y cubrir con papel de seda. Estirar con cuidado hasta obtener medio centímetro de espesor.
Hornear por 20, 30 minutos hasta que estén doradas.
Retirar del horno y dejar enfriar.
• Si se va a hornear en dos placas de horno. Usar la mitad de la masa y repetir el proceso sobre la misma placa.
• Puede prepararse con cualquier otro fruto seco, como nueces.
granola mediterránea
Incorpora banana y mayor variedad de semillas
Hacer un puré con la mitad de una banana madura; la mitad de una manzana; jengibre fresco; esencia de vainilla, de naranja y agua de azahar. Reservar.
Mezclar bien e integrar los ingredientes secos: 50 gramos de avena integral; 20 gramos de semillas de zapallo; una cucharada de semillas de sésamo; una cucharada de semillas de girasol y una cucharada de semillas de amapola.
Unir el puré de frutas y esencias con la mezcla seca e integrar bien. Si quedan ingredientes sin integrar, añadir puré de frutas o un poco de jugo de naranjas.
Poner la mezcla en una bandeja de horno cubierta con papel vegetal.
Hornear en horno precalentado a 170º C durante 10 minutos.
Sacar la bandeja y remover el contenido para que no se haga un bloque.
Volver a introducirla por otros 10 minutos hasta que esté dorada y aglutinada en grumos pero sin que llegue a estar demasiado tostada. Retira la bandeja del horno.
Esparcir: una cucharada de coco rallado; una cucharada de almendras tostadas y picadas; una cucharada de arándanos disecados; una cucharada de uvas pasas; dos dátiles picado.
Dejar enfriar y envasar en recipientes herméticos para preservarlos de la humedad.
Guardar en lugar fresco y seco si no se va a consumir de inmediato.
granola tradicional
una barra saludable
Mezclar dos tazas de avena; una cucharada de endulzante (edulcorante o azúcar mascabo); ¼ de taza de aceite; una taza de frutos secos; una o dos tazas de otros frutos secos, coco rallado, frutas disecadas, semillas o chocolate picado; una pizca de sal; una cucharadita de saborizante (vainilla, coco o extracto de almendras).
Integrar y poner en una placa para horno con papel manteca.
Hornear de 15 a 30 minutos.
Dejar enfriar y cortar en rectángulos (como barras) o en trozos con la mano para que sean bocaditos que se pueden combinar con leche, yogur o miel.
Snacks de Quinoa
una semilla que sustituye al cereal
Mezclar en un bol ½ taza de quinoa; 3/4 taza de almendras picadas; 1/3 taza de avena; dos cucharadas de azúcar mascabo, morena o de coco; dos cucharadas de semillas de chía y una pizca de sal.
Añadir dos cucharadas de aceite de coco derretido; 1/2 cucharadita de extracto de vainilla y 2/3 taza de jarabe de maíz. Revolver hasta unir todos los ingredientes
Extender la mezcla en una capa sobre una placa para hornear, cubierta de papel manteca y meter al horno de 12 a 15 minutos a 180° centígrados.
Retirar del horno cuando tenga un color dorado uniforme, se perciban burbujas y los bordes se hayan oscurecido.
Dejar enfriar y cortar en rectángulos o en trozos con las manos. 
> Galletas de Almendras
Se cocinan en tan sólo media hora

En un recipiente mezclar dos tazas de harina de almendras o almendras pulverizadas; con dos cucharaditas de canela en polvo, con el endulzante (edulcorante, stevia o sucralosa) con una cucharadita de bicarbonato de sodio y una pizca de sal.
Agregar un huevo, dos cucharadas de manteca derretida y  esencia de vainilla. Mezclar hasta que se forme una masa compacta.
Colocar la masa sobre papel manteca o una placa de silicona para hornear.
Dar forma de rectángulo y cubrir con papel de seda. Estirar con cuidado hasta obtener medio centímetro de espesor.
Hornear por 20, 30 minutos hasta que estén doradas.
Retirar del horno y dejar enfriar.
• Si se va a hornear en dos placas de horno. Usar la mitad de la masa y repetir el proceso sobre la misma placa.
• Puede prepararse con cualquier otro fruto seco, como nueces.

> Granola mediterránea
Incorpora banana y mayor variedad de semillas

Hacer un puré con la mitad de una banana madura; la mitad de una manzana; jengibre fresco; esencia de vainilla, de naranja y agua de azahar. Reservar.
Mezclar bien e integrar los ingredientes secos: 50 gramos de avena integral; 20 gramos de semillas de zapallo; una cucharada de semillas de sésamo; una cucharada de semillas de girasol y una cucharada de semillas de amapola.
Unir el puré de frutas y esencias con la mezcla seca e integrar bien. Si quedan ingredientes sin integrar, añadir puré de frutas o un poco de jugo de naranjas.
Poner la mezcla en una bandeja de horno cubierta con papel vegetal.
Hornear en horno precalentado a 170º C durante 10 minutos.
Sacar la bandeja y remover el contenido para que no se haga un bloque.
Volver a introducirla por otros 10 minutos hasta que esté dorada y aglutinada en grumos pero sin que llegue a estar demasiado tostada. Retira la bandeja del horno.
Esparcir: una cucharada de coco rallado; una cucharada de almendras tostadas y picadas; una cucharada de arándanos disecados; una cucharada de uvas pasas; dos dátiles picado.
Dejar enfriar y envasar en recipientes herméticos para preservarlos de la humedad.
Guardar en lugar fresco y seco si no se va a consumir de inmediato.

> Granola tradicional
Una barra saludable

Mezclar dos tazas de avena; una cucharada de endulzante (edulcorante o azúcar mascabo); ¼ de taza de aceite; una taza de frutos secos; una o dos tazas de otros frutos secos, coco rallado, frutas disecadas, semillas o chocolate picado; una pizca de sal; una cucharadita de saborizante (vainilla, coco o extracto de almendras).
Integrar y poner en una placa para horno con papel manteca.
Hornear de 15 a 30 minutos.
Dejar enfriar y cortar en rectángulos (como barras) o en trozos con la mano para que sean bocaditos que se pueden combinar con leche, yogur o miel.

> Snacks de Quinoa
Una semilla que sustituye al cereal

Mezclar en un bol ½ taza de quinoa; 3/4 taza de almendras picadas; 1/3 taza de avena; dos cucharadas de azúcar mascabo, morena o de coco; dos cucharadas de semillas de chía y una pizca de sal.
Añadir dos cucharadas de aceite de coco derretido; 1/2 cucharadita de extracto de vainilla y 2/3 taza de jarabe de maíz. Revolver hasta unir todos los ingredientes
Extender la mezcla en una capa sobre una placa para hornear, cubierta de papel manteca y meter al horno de 12 a 15 minutos a 180° centígrados.
Retirar del horno cuando tenga un color dorado uniforme, se perciban burbujas y los bordes se hayan oscurecido.
Dejar enfriar y cortar en rectángulos o en trozos con las manos. 

Comentarios