De a poco las azafatas dejan los uniformes sexistas, incómodos y poco prácticos

Varias compañías aéreas ya permiten que se usen pantalones y tacos bajos.

03 Mar 2018
1

ESTEREOTIPO. Altas, flacas y vestidas con polleras al cuerpo y tacos altos. lapoliticaonline.com

Las azafatas van ganando su batalla contra los uniformes sexistas y los estereotipos. Si en un cuarto se juntaran representantes de tres generaciones y se les preguntara qué es lo primero que imaginan cuando escuchan la palabra azafata, la respuesta sería: una mujer atractiva, alta, vestida con pollera, tacos y un blazer y camisa al tono.

Después de una larga lucha, las empresas van modificando sus uniformes para hacerlo más prácticos y acordes con las tareas propia de una azafata. Aerolíneas Argentinas y Austral modificaron su código de vestimenta hace más de 10 años. La entrada en escena del pantalón para las mujeres fue una gran batalla ganada, que se logró casi a la fuerza, cuentan las azafatas con varios años de trayectoria.

Natalia Fontana, de la Asociación Argentina de Aeronavegantes, asegura que hoy en ambas empresas (Aerolíneas y Austral) se puede viajar como una se sienta cómoda: con pollera o pantalón y con alguno de los dos pares de zapatos reglamentarios, el alto o el bajo (cuyo taco es de unos dos centímetros pero que solo se pueden usar durante el vuelo). Pero no siempre fue así.

El código de vestimenta fue y sigue siendo la característica del estereotipo de estas mujeres, obligadas a actuar en situaciones extremas como poner en marcha un operativo de salvataje o de evacuación, practicar maniobras de reanimación o reducir a un pasajero peligroso.

“Una de las primeras cosas que te decían hace varios años era que te limpiaras el maquillaje con un trapo y te sacaras las medias en casos de incendio. Muy ridículo. Hace unos 20 años nuestros uniformes tenían todo lo que no debía usarse en una evacuación: zapatos con taco y pollera tubo ajustada que no te dejaba mover”, recuerda en diálogo con Télam Tendencias, Daniela Pantalone, que lleva más de 20 años en Aerolíneas Argentinas.

Pantalone cita a su compañera Pata Yurgel, quien en 1988 estaba a bordo del Boeing 737 que se despistó en el aeropuerto de Ushuaia y terminó semisumergido en las aguas del Canal Beagle. Yurgel, hoy jefa de cabina de Aerolíneas, con 34 años en la compañía, cuenta que en momentos tan extremos “no te das cuenta ni pensás en qué tenés puesto, porque hay que actuar”.

Daniela todavía se agarra la cabeza cuando recuerda las polleras “cortísimas con las que se te veía hasta la garganta”, que usaban las azafatas de la hoy desparecida compañía Southern Winds (SW), allá por 1997. “Cuando SW entró en el mercado hizo una selección muy particular: las chicas no superaban los 25 años, eran como modelos y la pollera del uniforme era tan corta que no te podías ni agachar. Por suerte eso ha ido cambiando”, reconoce.

Comentarios