Los mejores juegos para ayudar al desarrollo de tu bebé

03 Mar 2018
1

EXPLORAR EL ESPACIO. Los juegos que permitan desplazamiento son los más convenientes para los niños, ya que estimulan su desarrollo motriz.

El período de adaptación y estimulación de un niño de hasta tres años puede ser un proceso divertido y provechoso y para eso, es indispensable que los padres sepan cómo convertir esa etapa en una época de aprendizaje que le permita al chico desarrollarse física, intelectual y socialmente. Precisamente esto les consultó LA GACETA a la docente Fernanda Lizárraga y a la psicóloga Tania Albornoz, del Centro de Psicoterapia Humanística, que sugieren 10 tips para poner en práctica y darles a los bebés una buena estimulación.

> Dejalo ser...

Trabajo en conjunto

La estimulación temprana permite que los pequeños mejoren su desarrollo tanto en lo motriz como en lo socio afectivo y en el lenguaje. Para lograrlo es necesario que los padres trabajen junto con sus hijos, principalmente a través del juego, que es una de las herramientas más útiles, y a partir de diferentes actividades que se adecuen a las necesidades que presenta cada chico.

> Ritmo propio

Cada niño tiene su propio ritmo de desarrollo, algo que se debe tener en cuenta. Hay que evitar compararlos con otros de su edad. La estimulación temprana se debe entender como un juego, un momento lúdico que posibilita un vínculo armónico con el hijo.

> Explorar sin mandatos

Conviene dejar que el pequeño explore por su cuenta y que actúe según sus necesidades. Es mejor que nadie dirija sus acciones. La forma saludable de aprender es a través del cariño, no de la obligación. El niño es quien guía y orienta el proceso de crecimiento. De gritar e imponer ni hablemos. Se recomienda crear situaciones gratificantes para el niño.

> Desde la lactancia

La estimulación temprana puede comenzar desde la lactancia, un período en el que se pone en juego el vínculo madre-hijo. Para incentivarlo se recomienda que cuando se está amamantando al bebé se lo mire a los ojos, se lo acaricie y se le hable, todo al mismo tiempo.

> Cantos en el agua

Cantarles a los chiquitos siempre es recomendable. Y hacerlo a la hora del baño puede tener un significado especial. Con canciones como “qué linda manito que tengo yo” u otras de ese estilo se los ayuda a reconocer las partes de su cuerpo. De esa manera ellos van configurando su imagen corporal. Es como ir construyendo su cuerpo. También se le pueden hacer preguntas como “¿dónde esta la boquita de la mamá?” “¿y tu boquita? Esto, sin dudas, lo ayudará.

> Las cosas por su nombre

A la hora de interactuar con el pequeño es mejor llamar las cosas por su nombre- Por ejemplo, chupete y no “pete”. Si el niño señala algo, decile cómo se llama lo que está pidiendo y contale algunas de sus características.

> Lento y claro

Hablale lento, claro y mirándolo a los ojos, aunque ellos aún no tengan desarrollado su lenguaje. En algunos casos también es recomendable agacharse y ponerse a la altura de ellos para hablarles.

> Desplazamientos

Para fortalecer y estimular el desarrollo motriz dejá que tu bebé explore el espacio físico. Estimulá el gateo con juegos como, por ejemplo, ofrecerle objetos que lo impulsen a desplazarse. Una forma de hacerlo es ubicarse frente al pequeño con juguetes musicales y coloridos que llamen su atención e incentiven su movilidad. Esto, además, los ayuda a pasar del gateo a comenzar a pararse e ir adquiriendo estabilidad para comenzar a caminar.

> Buscarle amigos

A partir del primer año es importante que jueguen con otros niños. Esto les brindará herramientas para su desarrollo socioafectivo, una de las áreas más importantes a estimular, ya que se trata de crear vínculos afectivos con su entorno. Esto será un importante sostén para los aprendizajes que le tocará hacer posteriormente. importantes para la adquisición de aprendizajes posteriores.

> En todo momento

Algo que los padres deben tener en cuenta es que, en realidad, todo lugar y todo momento brindan excelentes oportunidades para la estimulación y el aprendizaje de un niño.

Comentarios