Por la inseguridad, se disparó la venta y colocación de cristales de autos: cuánto valen y cómo reforzarlos

Los delincuentes aprovechan la espera en los semáforos para romper los vidrios de los vehículos y sacar las pertenencias.

02 Mar 2018
1

ATAQUE. Así quedó el auto de un tucumano que fue víctima de los "rompevidrios". ARCHIVO

Los encargados de los talleres de venta y colocación de cristales para autos comentaron a LA GACETA que en las últimas semanas se incrementaron la cantidad de clientes que se acercaron y manifestaron que fueron víctimas de robos en los semáforos.

"La semana pasada llegaron 12 personas en esa situación", comentó Daniel Staffolani de "Tucumán Parabrisas". Ariel Bardavid de "La Casa del Parabrisas", en tanto, contó que al local donde trabaja fueron unas 10 personas víctimas de este tipo de robo. Mientras que encargados de otros talleres se limitaron a afirmar que fueron "muchísimos" los casos. 

Los casos de víctimas de "rompevidrios" se multiplicaron en Tucumán en las últimas semanas. Numerosos conductores denunciaron casos en los que los delincuentes aprovechan el cambio de luz, rompen los vidrios y sacan las pertenencias de los conductores. Muchas de las víctimas afirmaron que fueron sorprendidos sobre la avenida Mate de Luna.

El Ministro de Seguridad, Claudio Maley, cocurrió hoy a la Legislatura y reconoció que si bien los índices delictivos habían disminuído en diciembre, durante enero y febrero el indicador se incrementó. Fue consultado también respecto a los casos con los "rompevidrios", aunque no emitió respuesta alguna sobre el tema. 

Cuánto vale colocar un cristal nuevo

Los precios para cambiar todos los vidrios dependen de cada auto pero varían entre $1.000 a $2.500, según explicó Bardavid.

Grosor del cristal y blindaje

Como los vidrios de los vehículos vienen templados y con el grosor de fábrica (aproximadamente 3 mm), no es posible colocar otro cristal de mayor espesor ya que esto requiere de un proceso: cambiar toda la estructura de la puerta. No hay en la provincia un lugar que se encargue de hacer esto y tampoco está la posibilidad de encontrar dónde blindar los vidrios, como otra opción. 

¿Se puede reforzar un vidrio?

Actualmente, las personas deciden colocarle a los vidrios una “película o lámina de seguridad”. Esta placa contiene un pegamento que permite que los pedazos de vidrio que sufren el impacto de algún material no se desprendan y queden adheridos. “Al ladrón le cuesta cuatro o cinco minutos terminar de desarmarlo completamente”, comentó Juan José Rocchio, de “Rocchi Parabrisas”.

La película de seguridad sí tiene variedad de grosores y los precios van desde $3.500 a $5.500 para laminar todos los cristales del auto. El polarizado también puede sostener los pedazos de vidrio, pero este material es mucho más frágil y tiene un precio aproximado de $2.500.

¿Por qué usar una película de seguridad?

Comentarios