Hierros, chapas y alambres entre las flores

Los espacios verdes de la casa, sean patios o balcones, necesitan algo más que plantas. La tendencia actual marca la importancia de los accesorios, especialmente los que están hechos en hierro, chapa o alambre. Dos especialistas te cuentan cuál es la mejor manera de ubicar los adornos.

28 Feb 2018
1


Los jardines no se visten sólo de flores. El hierro, la chapa y el alambre, convertidos en originales accesorios, constituyen una tendencia que viene pisando fuerte, y hacen florecer el espacio “verde” de tu casa. Dispongas de un jardín chico o grande lo mismo podés decorarlo para darle nueva vida, siguiendo las recomendaciones que dos especialistas brindaron a LA GACETA.

Esta es la época del mantenimiento del jardín: despunte de flores marchitas, poda de renuevo en las plantas que terminaron la floración y limpieza de ramas secas. Por eso, las propuestas ponen su mirada en la decoración y en el uso de accesorios.

No hace falta mucho para que el jardín brille. “Los objetos decorativos vienen de distintos tamaños, materiales y de variadas formas. Por lo general, se encuentran en casas de decoración”, cuenta la paisajista Loló Nagore.

Tendencia decorativa

Los animales tridimensionales de hierro oxidado -como pájaros, mariposas, libélulas y búhos- son los adornos más exclusivos y elegidos de esta temporada, afirma Teresa Pasquini, diseñadora de interiores y fabricante de accesorios de este tipo.

“Son especiales para decorar las esquinas o para ubicarlos en las zonas de plantas de pequeña estatura, para que cuando crezcan, estas no tapen los accesorios que, en su mayoría, tienen una estatura de hasta un metro”, aconseja Nagore.

Las flores de alambre o de chapa distribuidas entre las plantas, pueden ser las opciones más económicas y se las consigue en distintos estilos y tamaños (algunas de hasta 80 centímetros). También se pueden armar estructuras con alambre, como los aviones de piedras, recomendados para jardines más espaciosos.

Vistosos

Los fanales con velas, de un estilo más romántico, al igual que los fogones de hierro con sistemas biofuegos, son perfectos para ubicarlos debajo de un árbol, cerca de una galería o de un lugar con una linda vista.

Para dividir espacios se pueden utilizar paneles de chapa calados puestos en distintos niveles, uno atrás de otro. “Son muy vistosos y le otorgan un estilo moderno al jardín”, dice Nagore.

Las rejas de malla sima (estructuras planas formadas con alambres de acero) se usan mucho y son ideales para colgar una enredadera u otras plantas. Por lo general, esta estructura es ubicada contra algún muro.

Armar un estanque con plantaciones alrededor y con macetas dentro, con plantas acuáticas, es una idea original para darle un estilo inglés, que se caracteriza por tener mucha mezcla de plantas, de colores y de formas.

Los bustos de alambre y de hierro resultan llamativos para un jardín ubicado en la entrada de la casa. Estos son los “vestidos” que le aportan un estilo vintage al lugar.

Por la limpieza no hay que preocuparse: tanto los adornos con terminaciones herrumbradas como los de colores ya vienen preparados para evitar que se desgasten con el paso del tiempo. “Basta limpiarlos con la manguera cuando se rieguen las plantas. El hierro es un material muy noble, dura mucho y genera un ambiente muy agradable en el jardín”, asegura Pasquini.

De noche también

Los accesorios cobrarán vida de noche si tenés en cuenta la iluminación, especialmente de las esquinas o de algún rincón olvidado.

“Para que no sean objetos visibles sólo de día, es posible -si el adorno lo permite- colocarle reflectores o focos de luz led sellados para exteriores. La iluminación debe ser escenográfica, es decir, iluminar cosas puntuales y no todo el jardín. El objetivo es evitar que parezca de día. Los faroles que se alimentan de energía solar, las antorchas y los candelabros también suelen ser muy prácticos”, explica Nagore.

El espacio no importa

La ubicación de los adornos para el jardín depende del diseño del lugar. El espacio no es determinante, se trata de buscar en la imaginación de cada uno el estilo que se prefiera.

En lugares chicos, la decoración quizás esté más concentrada en las paredes o en objetos de tamaño mediano, como palas, lámparas o accesorios colgantes. También puede ser muy original utilizar una estantería con macetas, recomendada principalmente para espacios chicos. “En este caso me gusta mucho cómo quedan los espejos en las paredes, porque agranda el jardín. También pueden servir las chapas caladas contra una pared, porque adornan y no ocupan lugar”, detalla Pasquini.

“Lo mejor es consultar con un especialista ya que se nota mucho cuando el jardín no tiene un diseño determinado”, asevera Nagore.

“Agregar ese mix de materiales (hierro, chapa, y alambre) enriquece el espacio y le da más movimiento al jardín”, finaliza Pasquini.

Los espacios verdes de la casa, sean patios o balcones, necesitan algo más que plantas. La tendencia actual marca la importancia de los accesorios, especialmente los que están hechos en hierro, chapa o alambre. Dos especialistas te cuentan cuál es la mejor manera de ubicar los adornos

Comentarios